Mapa del Sitio

Apnea de la prematuridad

Me gustaría aprender acerca de:

Definición

Apena significa "sin respirar" y se refiere a la respiración que se vuelve lenta o se detiene por cualquier causa. La apnea de la prematuridad se refiere a pausas en la respiración en bebés nacidos antes de las 37 semanas de embarazo (nacimiento prematuro).

La mayoría de los bebés prematuros tienen algún grado de apnea debido a que el área en el cerebro que controla la respiración aún se está desarrollando.

Nombres alternativos

Apnea - recién nacidos; AOP; A y B (Apnea y Briocardia); Apena/Briocardia/Eventos de desaturación de oxígeno (A/B/D en inglés); Episodios de coloración azulada - recién nacidos; Evento de coloración oscura - recién nacidos; Desmayo - recién nacidos; Apena - neonatal

Causas

Hay varias razones por las cuales los recién nacidos, en particular los que nacieron prematuros, pueden presentar apnea, incluyendo:

Otras situaciones de estrés en un bebé prematuro o enfermo pueden empeorar la apnea, incluyendo:

Síntomas

El patrón de respiración de los recién nacidos no siempre es regular y se puede llamar "respiración periódica". Este patrón es aún más probable en recién nacidos que nacieron antes de tiempo (prematuros). Este consiste en episodios cortos (aproximadamente de 3 segundos) de respiración superficial o de suspensión de la respiración (apnea). Estos episodios van seguidos de períodos de respiración normal que duran de 10 a 18 segundos. 

Se puede esperar una respiración irregular en bebés menos maduros. Pero tanto el patrón de respiración como la edad del bebé son importantes cuando se decide qué tan enfermo está el bebé.

Los episodios o "eventos" de apnea que duran más de 20 segundos se consideran graves. El bebé también puede tener:

Pruebas y exámenes

Todos los bebés prematuros que tienen menos de 35 semanas se gestación son admitidos en las unidades de cuidados intensivos para recién nacidos, o guarderías de cuidados especiales, con monitores especiales porque tienen un riesgo mayor de sufrir apnea. A los bebés mayores que han tenido episodios de apnea también se les colocarán monitores en el hospital. Se realizarán más exámenes si el bebé no es prematuro y luce enfermo. 

Se pueden activar las alarmas por otras razones (como la evacuación de heces o por moverse), por lo que los rastreos del monitor son revisados con regularidad por el equipo de atención médica. 

Tratamiento

La forma de tratar la apnea depende de:

A los bebés que, a excepción de esto, parezcan saludables y algunas veces presenten episodios menores ocasionales simplemente se los vigila. En estos casos, los episodios desaparecen cuando a los bebés se les acaricia o se les "estimula" suavemente durante los episodios cuando se detiene la respiración.

A los bebés que estén bien, pero que son prematuros y/o experimenten múltiples episodios de apnea se les puede suministrar cafeína. Esto ayudará a que el patrón de respiración sea más regular. Algunas veces, el personal de enfermería cambiará la posición del bebé, usará la succión para extraer el líquido o moco de la nariz o la boca, o usará una bolsa y una mascarilla para ayudar con la respiración.

Se puede ayudar con el proceso de la respiración por medio de:

A algunos bebés que siguen teniendo apnea, pero que ya están maduros y saludables, se les puede dar de alta del hospital con un monitor de apnea casero, con o sin cafeína, hasta que superen su patrón inmaduro de respiración.

Expectativas (pronóstico)

La apnea es común en los bebés prematuros. La apnea leve parece no tener efectos prolongados. Sin embargo, la prevención de episodios múltiples o graves es mejor para el bebé en el largo plazo.

La apnea de la prematuridad con mucha frecuencia desaparece a medida que el bebé se aproxima a la "fecha del parto". En algunos casos, como en bebés que nacieron de manera muy prematura o que tienen enfermedad pulmonar grave, la apnea puede persistir unas cuantas semanas más. 

Referencias

Ahlfeld SK. Respiratory tract disorders. In: Kliegman RM, St. Geme JW, Blum NJ, Shah SS, Tasker RC, Wilson KW, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 21st ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 122.

Martin RJ. Pathophysiology of apnea of prematurity. In: Polin RA, Abman SH, Rowitch DH, Benitz WE, Fox WW, eds. Fetal and Neonatal Physiology. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 157.

Patrinos ME. Neonatal apnea and the foundation of respiratory control. In: Martin RJ, Fanaroff AA, Walsh MC, eds. Fanaroff and Martin's Neonatal-Perinatal Medicine. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 67.

Información relacionada

Disminución o detención de la respiración
Anemia
VOLVER ARRIBA

Actualizado: 1/15/2021  

Versión en inglés revisada por: Kimberly G. Lee, MD, MSc, IBCLC, Clinical Professor of Pediatrics, Division of Neonatology, Medical University of South Carolina, Charleston, SC. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

ADAM Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad .de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch ).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2022 A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.