Su hijo recién nacido

Hipoglucemia en recién nacidos

Hipoglucemia neonatal

Un nivel bajo de azúcar en la sangre en los bebés recién nacidos también se llama hipoglucemia neonatal. Se refiere a un nivel bajo de azúcar (glucosa) en la sangre en los primeros días después del nacimiento.

Causas

Los bebés necesitan azúcar (glucosa) en la sangre para obtener energía. La mayor parte de esa glucosa es empleada por el cerebro.

El bebé recibe la glucosa de la madre a través de la placenta antes del nacimiento. Después del nacimiento, el bebé obtiene la glucosa de la madre a través de la leche materna o la fórmula. El bebé también puede producir algo de glucosa en el hígado.

El nivel de glucosa puede bajar si:

  • Hay demasiada insulina en la sangre. La insulina es una hormona que extrae la glucosa de la sangre.
  • El bebé no puede producir suficiente glucosa.
  • El cuerpo del bebé está usando más glucosa de la que se está produciendo.
  • El bebé no es capaz de adquirir suficiente glucosa de su alimentación.

La hipoglucemia neonatal ocurre cuando el nivel de glucosa del recién nacido provoca síntomas o está por debajo del nivel considerado seguro para la edad del bebé. Se presenta aproximadamente en 1 a 3 de cada 1,000 nacimientos.

El nivel bajo de azúcar en la sangre es más probable en los recién nacidos con uno o más de estos factores de riesgo:

  • Que nacieron prematuros, tienen una infección grave y/o necesitan oxígeno inmediatamente después del parto
  • Cuya madre tiene diabetes 
  • Que crezcan en el útero durante el embarazo más lentamente de lo que se espera
  • Que son más pequeños o más grandes de lo normal para su edad gestacional
Síntomas

Es posible que los bebés con hipoglucemia no presenten síntomas. Si su bebé tiene uno de los factores de riesgo para presentar nivel bajo de glucosa, el personal de enfermería del hospital revisará los niveles de azúcar en su sangre, incluso si no hay síntomas.

Igualmente, el nivel de azúcar en la sangre se revisa usualmente para bebés con estos síntomas: 

  • Piel de color azulado o pálido
  • Problemas respiratorios, como pausas en la respiración (apnea), respiración rápida o sonidos de gruñidos 
  • Irritabilidad o desgano
  • Músculos flojos o flácidos
  • Alimentación deficiente o vómitos
  • Problemas para mantener el calor corporal
  • Temblores, escalofríos, sudoración o convulsiones
Pruebas y exámenes

A los recién nacidos en riesgo de sufrir hipoglucemia se les debe hacer exámenes de sangre para medir su nivel de azúcar con frecuencia después del nacimiento. Esto se hace mediante una punción en el talón. El proveedor de atención médica debe seguir practicando los exámenes de sangre hasta que el nivel de azúcar en la sangre del bebé permanezca normal durante aproximadamente 12 a 24 horas.

Otros posibles exámenes incluyen examen de detección de trastornos metabólicos en el recién nacido, como análisis de sangre y orina.

Tratamiento

Los bebés con un nivel bajo de azúcar en la sangre necesitarán recibir alimentaciones extras con leche materna o fórmula. Los bebés amamantados posiblemente necesiten recibir fórmula extra si la madre no puede producir suficiente leche. (La presión con la mano y un masaje pueden ayudar a las madres a exprimir más leche). Se puede proporcionar un gel azucarado por vía oral temporalmente si no hay suficiente leche.

El bebé puede necesitar una solución azucarada administrada a través de una vena (por vía intravenosa) si es incapaz de alimentarse por vía oral, si el nivel de azúcar en la sangre no mejora con la alimentación o si el nivel de azúcar en la sangre está muy bajo.

El tratamiento se continuará hasta que el bebé pueda mantener los niveles de azúcar en la sangre. Esto puede tardar horas o días. Los bebés que nacieron prematuros o con bajo peso, cuyas madres tenían diabetes o que tenían otras complicaciones/problemas pueden necesitar tratamiento durante un período de tiempo más prolongado.

Si el nivel bajo de azúcar en la sangre continúa, en pocas ocasiones, el bebé también puede recibir medicamento para aumentar el nivel de azúcar en la sangre. En casos muy excepcionales, los recién nacidos con hipoglucemia muy grave que no mejoran con el tratamiento pueden necesitar cirugía para extirparles parte del páncreas (con el fin de reducir la producción de insulina).

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico es bueno para los recién nacidos que no tienen síntomas o que responden bien al tratamiento. Sin embargo, el bajo nivel de azúcar en la sangre puede retornar en una cantidad pequeña de bebés después del tratamiento, por lo cual se medirán los niveles después de que termine el tratamiento.

Es más probable que la afección retorne cuando a los bebés se les quiten los líquidos administrados por una vena antes de que estén totalmente listos para ingerir alimentos por vía oral.

Los bebés con síntomas más graves tienen mayor probabilidad de presentar problemas de aprendizaje. Esto con mucha frecuencia es cierto para bebés con un peso inferior al promedio o cuyas madres tuvieron diabetes u otras complicaciones /problemas.

Posibles complicaciones

El nivel de hipoglucemia grave o persistente puede afectar la función mental del bebé. En casos poco frecuentes, se puede presentar insuficiencia cardíaca o convulsiones. Sin embargo, estos problemas también pueden deberse a la causa subyacente del bajo nivel de azúcar en la sangre, en lugar del bajo nivel de azúcar en sí mismo.

Prevención

Si usted sufre de diabetes durante el embarazo, trabaje de la mano con su proveedor para controlar su nivel de azúcar en la sangre. Asegúrese de verificar los niveles de azúcar en la sangre del recién nacido después del nacimiento.

Referencias

Davis SN, Lamos EM, Younk LM. Hypoglycemia and hypoglycemic syndromes. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 47.

Garg M, Devaskar SU. Disorders of carbohydrate metabolism in the neonate. In: Martin RM, Fanaroff AA, Walsh MC, eds. Fanaroff and Martin's Neonatal-Perinatal Medicine. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 86.

Sperling MA. Hypoglycemia. In: Kliegman RM, St. Geme JW, Blum NJ, Shah SS, Tasker RC, Wilson KM, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 21st ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 111.


Fecha de revisión: 11/9/2021

Kimberly G. Lee, MD, MSc, IBCLC, Clinical Professor of Pediatrics, Division of Neonatology, Medical University of South Carolina, Charleston, SC. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
© 1997- adam.com Todos los derechos son reservados

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.