Antes de quedar embarazada

Síndrome de hiperestimulación ovárica

SHO

Síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO) es un problema que algunas veces se ve en mujeres que toman medicamentos para la fertilidad que estimulan la producción de óvulos.

Causas

Normalmente, una mujer produce un óvulo por mes. Algunas mujeres que tienen dificultades para quedar embarazadas pueden tomar medicamentos para ayudarlas a producir y liberar más óvulos.

Si estos medicamentos estimulan demasiado los ovarios, estos pueden resultar muy hinchados. El líquido puede escaparse a la zona del vientre y del pecho. Esto se denomina SHO. Este síndrome ocurre después de que los óvulos son liberados del ovario (ovulación).

Usted puede tener mayor probabilidad de padecer SHO si:

  • Recibe una inyección de gonadotropina coriónica humana (GCH).
  • Recibe más de una dosis de GCH después de la ovulación.
  • Queda embarazada durante este ciclo.

El SHO rara vez ocurre en mujeres que solo toman medicamentos para la fertilidad por vía oral.

El SHO afecta al 3% al 6% de las mujeres que pasan por fecundación in vitro (FIV).

Otros factores de riesgo para el SHO incluyen:

  • Ser menor de 35 años
  • Tener un nivel de estrógenos muy alto durante los tratamientos para la fertilidad
  • Desarrollar un número inusualmente grande de folículos ováricos con su tratamiento de fertilidad
  • Presentar síndrome ovárico poliquístico
Síntomas

Los síntomas del síndrome de hiperestimulación ovárica pueden ir de leves a graves. La mayoría de las mujeres que padecen la afección tiene síntomas leves tales como:

  • Distensión abdominal
  • Dolor leve en el abdomen
  • Aumento de peso

En pocos casos, las mujeres pueden tener síntomas más serios, como:

  • Aumento rápido de peso (más de 10 libras o 4.5 kg en 3 a 5 días)
  • Dolor intenso o hinchazón en la zona abdominal
  • Disminución de la micción
  • Dificultad para respirar
  • Náuseas, vómitos o diarrea
Pruebas y exámenes

Si usted tiene un caso grave de síndrome de hiperestimulación ovárica, su proveedor de atención médica necesitará vigilar sus síntomas cuidadosamente. Usted podría ser internada en el hospital.

Se medirá su peso y el tamaño de la zona de su vientre (abdomen). Los exámenes que se pueden hacer incluyen:

  • Ecografía abdominal o vaginal
  • Radiografía del tórax (pecho)
  • Conteo sanguíneo completo
  • Pruebas de electrolitos
  • Pruebas de la función hepática
  • Pruebas para medir la producción de orina
Tratamiento

Los casos leves del SHO normalmente no necesitan tratamiento. La afección puede de hecho estar asociada con una mayor posibilidad de quedar embarazada.

Las siguientes medidas podrían ayudarle a disminuir las molestias:

  • Descanse bastante con las piernas levantadas. Esto ayuda a que el cuerpo libere el líquido. Sin embargo, la actividad ligera de vez en cuando es mejor que el reposo total en cama, a menos que el médico le diga lo contrario.
  • Tome al menos de 10 a 12 (alrededor de 1.5 a 2 litros) vasos de líquido al día (sobre todo bebidas que contengan electrólitos).
  • Evite el alcohol o las bebidas con cafeína (como las colas o el café).
  • Evite el ejercicio intenso y las relaciones sexuales. Estas actividades pueden causar molestia en los ovarios y pueden hacer que los quistes ováricos se rompan o tengan escapes de líquido, o provocar que los ovarios se tuerzan y se interrumpa el flujo de sangre (torsión ovárica).
  • Tome un analgésico de venta libre, como paracetamol (Tylenol).

Usted debe pesarse todos los días para asegurarse de que no esté subiendo demasiado de peso (2 o más libras o 1 kg por día).

Si su proveedor le diagnostica SHO grave antes de transferir embriones en una FIV, ellos pueden decidir cancelar la transferencia de embriones. Los embriones están congelados y ellos esperarán a que el SHO mejore antes de programar un ciclo de transferencia de embriones congelados.

En el caso excepcional de que usted desarrolle el SHO grave, probablemente será necesario que vaya a un hospital. El proveedor le suministrará líquidos a través de una vena (intravenosos). También extraerán los líquidos que se hayan acumulado en su cuerpo, y vigilarán su estado.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de los casos leves del síndrome de hiperestimulación ovárica desaparecerá espontáneamente después del comienzo de la menstruación. Si se presenta un caso más severo, puede tomar varios días para que los síntomas mejoren.

Si usted queda embarazada durante este síndrome, los síntomas pueden empeorar y tardar semanas para desaparecer.

Posibles complicaciones

En pocos casos, el síndrome de hiperestimulación ovárica puede llevar a complicaciones mortales. Por ejemplo:

  • Coágulos de sangre
  • Insuficiencia renal
  • Desequilibrio importante de electrolitos
  • Acumulación grave de líquido en el abdomen o en el pecho
Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor a si experimenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Menor producción de orina
  • Vértigo
  • Aumento excesivo de peso, más de 2 libras (1 kg) por día
  • Náuseas intensas (cuando usted no es capaz de retener alimentos o líquidos)
  • Dolor abdominal intenso
  • Dificultad para respirar
Prevención

Si usted está recibiendo inyecciones de medicamentos para la fertilidad, necesitará exámenes de sangre y ecografías pélvicas frecuentes para asegurarse de que sus ovarios no estén demasiado activados.

Referencias

Catherino WH. Reproductive endocrinology and infertility. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2020:chap 223.

Fauser BCJM. Medical approaches to ovarian stimulation for infertility. In: Strauss JF, Barbieri RL, eds.Yen & Jaffe's Reproductive Endocrinology. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 30.

Lobo RA. Infertility: etiology, diagnostic evaluation, management, prognosis. In: Gershenson DM, Lentz GM, Valea FA, Lobo RA, eds. Comprehensive Gynecology. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2022:chap 40.


Fecha de revisión: 7/13/2021

John D. Jacobson, MD, Department of Obstetrics and Gynecology, Loma Linda University School of Medicine, Loma Linda, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
© 1997- adam.com Todos los derechos son reservados

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.