El milagro de 9 Meses
Su bebé: Llegando a Termino

Durante las últimas dos semanas de embarazo, su bebé puede ganar poco peso. O puede no ganarlo en absoluto. Ahora se considera un embarazo llevado a término, su pequeño puede pesar de 6 a 9 libras (de 2.7 a 4 kg) y medir aproximadamente 21 pulgadas (53cm).

Su cuerpo: Poniéndose en posición

No existe posición correcta o incorrecta, mejor peor para dar a luz. Depende de lo que sea cómodo para usted y de lo que esté pasando. La mayoría de mujeres se sienten bien acostadas de lado durante el trabajo de parto. Otras pueden sentirse mejor caminando, tomando una ducha o paseando por los corredores del hospital. Escuche a su cuerpo para encontrar la mejor posición para usted, la que ayude a que el trabajo de parto progrese. Recuerde que no importa la posición que elija, siempre hay opciones:

  • De lado. Reduce la presión de su perineo y mantiene el peso de su útero lejos de un vaso sanguíneo principal llamado vena cava. Maximiza el flujo sanguíneo hacia su útero y a su bebé. Pídale a su pareja que sostenga la parte superior de su pierna para anchar el canal pélvico y apoyar el peso del bebé.
  • Posición boca arriba. Es la posición es menos cómoda. Provoca que su útero presione la vena cava, disminuyendo el flujo de sangre a su placenta. También su útero puede presionar su diafragma y dificultar la respiración. Una posición más cómoda es estar un poco levantada. Siéntese en una posición semireclinada con su cabeza y hombros elevados y descansando sobre una pila de almohadas. Para comodidad y apoyo extra, coloque una almohada entre sus rodillas y dóblelas ligeramente.
  • A gatas. Esta posición puede reducir los dolores de espalda y dar oportunidad de voltearse a los bebés que están en mala posición. Puede ayudar a los bebés con estrés debido a que incrementa el flujo sanguíneo al útero y a la placenta. Esta posición puede volverse incómoda si usted ha tenido una epidural. Ya que no podrá mover sus piernas lo suficientemente bien para apoyarse en ellas.
Posiciones verticales
  • Sentada durante el inicio del trabajo de parto. Hace que su útero se mueva hacia adelante. Esto reduce la presión de su diafragma. Además, mejora el flujo sanguíneo hacia los músculos que realizan la contracción. Pruebe utilizar una silla de parto, un banquillo o una pelota de trabajo de parto.
  • De pie o caminando durante el trabajo de parto. Ayuda a ampliar el canal pélvico y permite que la gravedad haga su trabajo presionando la cabeza del bebé contra su cérvix. Utilice una pared o recuéstese sobre su compañero de parto durante las contracciones.
  • Sentada en cuclillas durante el parto. Abre su pelvis aún más par que el bebé tenga más espacio para moverse hacia abajo a través del canal del parto. Utilice una cama con barras para colocarse en cuclillas o dos cuerpos extra para apoyarse y quedarse en esta posición.
  • Ponerse de rodillas durante el parto. Le permite mantener una posición erguida sin estresar su espalda. Solo arrodíllese sobre una almohada, recuéstese hacia adelante sobre su cama, una silla o una pared y permita que sus brazos y parte superior del cuerpo descansen sobre la cabecera.

Es importante saber que las posiciones erguidas pueden ser difíciles si usted ha tenido una epidural, porque sus piernas pueden estar demasiado adormecidas para darle balance en posición erguida.

Recuerde que el proveedor de atención médica debe monitorear el corazón del bebé. Esto puede limitar algunas de sus posiciones durante el trabajo de parto. Es importante respirar entre cada contracción y mantener la mente abierta. Si debe estar en cama para utilizar equipo médico, anestesia o monitor fetal, manténgase enfocada en su meta: su bebé. Y ya sea que esté acosada o parada, cambiar de posiciones es fundamental.

Cambiando de tema: Detalles sobre la Episiotomía

En la mayoría de los casos, las mujeres embarazadas sienten un poco de pánico al pensar cómo va a salir un gran bebé de una pequeña abertura vaginal. Por supuesto, la mayoría de aberturas se estiran para acomodarse al tamaño del bebé. Si el bebé debe salir demasiado rápido, antes de que la piel tenga tiempo para estirarse, es posible que la madre necesite una episiotomía. Es la incisión quirúrgica en el perineo que permite agrandarlo. Pero muchas mujeres pueden tener a su bebé por sí mismas, sin necesidad de este procedimiento. De hecho, estudios recientes muestran que no tener una episiotomía es la mejor manera de tener un parto.

Consejo semanal

Sea su primero o cuarto bebé, usted podría dar a luz en cualquier momento. De modo que es de suma importancia tener el apoyo logístico listo. Eso significa:

  • Conocer cada movimiento de su cónyuge
  • Llevando consigo un localizador o manteniendo su celular cargado y encendido
  • Permaneciendo cerca del hogar (y del hospital)
  • Hacer planes en cuanto a sus otros hijos, si es que los tiene, para cuando ya entre en labor de parto

Fecha de revisión: 8/20/2019

Versión en inglés revisada por: LaQuita Martinez, MD, Department of Obstetrics and Gynecology, Emory Johns Creek Hospital, Alpharetta, GA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
© 1997- adam.com Todos los derechos son reservados

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.