El milagro de 9 Meses
Su Bebé: Ver es creer

Para este momento, su bebé mide de 15 a 16 pulgadas (35 cm) y pesa aproximadamente 2 libras y 4 onzas (1,100 g): ¡un poquito más de 1 kilo! Puede ver los cambios en su bebé desde la cabeza hasta la punta de los pies. En este momento, el cerebro del bebé se está desarrollando completamente. Le está creciendo cada vez más cabello en la cabecita y ¡ahora sí luce como un bebé!

Si está gestando a un niño, sus testículos están en proceso, descendiendo desde la cavidad abdominal por medio de la ingle hasta el escroto. En una niña, usted puede distinguir el clítoris, pero los labios todavía no son lo suficientemente grandes para cubrirlo.

Su Cuerpo: El Conteo regresivo para la fecha de espera

Bienvenida al tercer trimestre, que va de la semana 28 a la 40; o hasta el parto. Ahora, usted puede estar sintiendo una mezcla de emoción y temor ya que se acerca el final de su embarazo. Algunas mujeres pasan los 9 meses del embarazo sin síntomas. Otras, ven sus cuerpos crecer y cambiar en maneras que nunca pensaron que sería posible. Durante este trimestre, algunas mujeres pueden sentir molestias que pueden aumentar gradualmente. Estos síntomas pueden incluir:

  • Dificultad para respirar. Sus pulmones tienen menos espacio para expandirse debido al crecimiento de su útero.
  • Problemas para dormir. Con el tamaño que tiene ahora su vientre, puede ser difícil encontrar una posición cómoda, adicionalmente ¡su bebé puede decidir estar activo mientras usted trata de dormir!
  • Molestias y dolores menores en sus caderas, trasero y muslos. Usualmente debido a la presión de su útero sobre el nervio ciático. Una faja de maternidad puede ayudar a aliviar el dolor en el ligamento redondo en esta etapa gestacional.
  • Leve dolor vaginal. Se piensa que proviene de la cérvix que lentamente empieza a dilatarse o que empieza a prepararse para dilatar.
  • Cambios o molestias en la piel. Picazón, resequedad en la piel del abdomen, que empeora las estrías, venas varicosas y arañas vasculares. Esto es el resultado del crecimiento del bebé y la presión de su útero en crecimiento.
  • Episodios de fugas de orina. Causados por la presión de su útero en la vejiga.
  • Hemorroides. Causadas por la presión de su útero. Trate de mantener sus heces blandas, para que no tenga que hacer mucha fuerza cuando vaya al baño. Esto puedo empeorar sus hemorroides.
  • Goteo de calostro. Esto es normal, y es señal de que sus pechos están preparándose para la lactancia.

Ambos el Congreso estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés) y los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que todas las mujeres consideren recibir durante el embarazo una dosis de la vacuna triple o tetravalente contra la  tos ferina (tos convulsiva). Aplicándose la vacuna durante las semanas 27 a la 36 de gestación, su cuerpo puede desarrollar anticuerpos y pasarlos a su bebé para que tenga algo de protección cuando nazca. Su médico conversará con usted al inicio del tercer trimestre y puede ofrecerle la vacuna triple.

Por si fuera poco, usted tiene una gran lista de cosas que debe hacer, que incluye encontrar a un pediatra, comprar un carruaje para el bebé, preparar un plan para el nacimiento, registrarse en el hospital y empacar su maleta, entre otros. No importa cómo se sienta, recuerde que este es un tiempo muy especial para usted y su pareja. Así que trate de disfrutarlo mientras inicia la cuenta regresiva y ¡espere el día de conocer cara a cara a su bebé!

Cambiando de tema: Revisión de las pruebas prenatales

Cerca de la semana 35, su proveedor de atención médica le realizará un examen de estreptococos del grupo B, las mujeres embarazadas pueden ser portadoras de este tipo de bacteria.

Consejo semanal

Dependiendo del peso que esté cargando y de su flexibilidad, usted podría sentirse como si sencillamente ya no pudiera reclinarse más. Algunas mamás recomiendan utilizar zapatos sin correas, por ejemplo, sandalias destalonadas, zuecos, chanclas, de manera que usted siempre pueda meter y sacar el pie sin tener que agacharse permanentemente sobre el vientre. Independientemente de lo zapatos que utilice, asegúrese de que tengan un buen soporte.


Fecha de revisión: 8/20/2019

Versión en inglés revisada por: LaQuita Martinez, MD, Department of Obstetrics and Gynecology, Emory Johns Creek Hospital, Alpharetta, GA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
© 1997- adam.com Todos los derechos son reservados

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.