English Version
Print-Friendly
Bookmarks

Atención postratamiento para retiro de lesión cutánea

Afeitarse la escisión - cuidado posterior de la piel; La escisión de lesiones de la piel - cuidado posterior benigna; La eliminación de lesión de piel - cuidado posterior benigna; La criocirugía - cuidado posterior de la piel; CCB - cuidado posterior eliminación; Cáncer de células basales - cuidado posterior eliminación; La queratosis actínica - cuidado posterior eliminación; Verruga - cuidado posterior eliminación; Escamosas postratamiento de eliminación de células; Mole - cuidado posterior eliminación; Nevus - cuidado posterior eliminación; Nevos - cuidado posterior eliminación; Tijera cuidado posterior escisión; Piel cuidado posterior eliminación de etiquetas; Mole cuidado posterior eliminación; Piel cuidado posterior remoción de cáncer; Marca de nacimiento cuidado posterior eliminación; El molusco contagioso - cuidado posterior eliminación; Electrodesecación - lesión de la piel cuidado posterior eliminación

Una lesión cutánea es una zona de la piel que es distinta a la piel que la rodea. Puede tratarse de una protuberancia, una llaga o una zona de piel que no es normal. También puede ser cáncer de piel o un tumor no canceroso (benigno).

A usted le practicaron la remoción de una lesión cutánea. Este es un procedimiento para retirar la lesión para su análisis por parte de un patólogo o para prevenir la recurrencia de la lesión.

Es posible que tenga puntos de sutura o solo una pequeña herida abierta.

Es importante cuidar de la herida. Esto ayuda a prevenir infecciones y permite que esta sane correctamente.

Cómo cuidar de los puntos de sutura

Los puntos de sutura son hilos especiales que se cosen a través de la piel en el lugar de una herida para cerrar los extremos de esta. Cuide de sus puntos y de la herida de la siguiente manera:

  • Mantenga la zona cubierta durante las primeras 24 a 48 horas después de se hayan colocado los puntos.
  • Después de 24 a 48 horas, lave suavemente el lugar con agua fresca y jabón. Seque la zona dando toquecitos con una toalla de papel limpia.
  • Su proveedor puede recomendar la aplicación de vaselina o de un ungüento antibiótico sobre la herida.
  • Si se colocó un apósito sobre los puntos, reemplácelo por un apósito limpio y nuevo.
  • Mantenga la zona limpia y seca lavándola de 1 a 2 veces al día.
  • Su proveedor de atención médica le dirá cuándo volver a que le retiren los puntos. De no ser así, comuníquese con su proveedor.

Cómo cuidar de una herida abierta

Si su proveedor no cierra nuevamente su herida con puntos de sutura, usted deberá cuidarla en casa. La herida sanará del fondo hacia la superficie.

Es posible que le pidan que mantenga un apósito sobre la herida, o su proveedor puede sugerir que la mantenga al aire libre.

Mantenga la zona limpia y seca lavándola de 1 a 2 veces al día. Querrá evitar que se forme una costra o que esta se retire. Para hacerlo:

  • Su proveedor puede sugerir utilizar vaselina o un ungüento antibiótico sobre la herida.
  • Si hay un apósito y este se adhiere a la herida, humedézcalo e intente de nuevo, a menos que su proveedor le haya indicado que lo retire en seco.

No utilice limpiadores para la piel, alcohol, peróxido, yodo o jabón con químicos antibacterianos. Estos productos pueden dañar el tejido de la herida y retrasar la curación.

Tras la crioterapia

La zona tratada puede lucir roja tras la intervención. A menudo se formará una ampolla luego de algunas horas. Puede lucir clara o tener un color rojo o púrpura.

Es posible que tenga un poco de dolor por hasta 3 días.

La mayor parte del tiempo, no es necesario ningún cuidado especial durante la recuperación. La zona debe lavarse suavemente una o dos veces al día y debe mantenerse limpia. Solo debe ser necesaria una venda o un apósito si la zona se roza contra la ropa o si se puede lesionar fácilmente.

Se formará una costra y por lo general se caerá por sí sola en un plazo de 1 a 3 semanas, dependiendo de la zona que reciba el tratamiento. No retire la costra.

Consejos importantes

Los siguientes consejos pueden ser útiles:

  • Evite que la herida se abra nuevamente manteniendo la actividad vigorosa en un mínimo.
  • Asegúrese de que sus manos estén limpias cuando cuide de la herida.
  • Si la herida está en su cuero cabelludo, ESTÁ BIEN enjuagarse con champú y lavarse. Sea cuidadoso y evite una exposición excesiva al agua.
  • Cuide adecuadamente de su herida para prevenir una mayor cicatrización.
  • Puede tomar analgésicos, como paracetamol, según le indiquen para el dolor en el lugar de la herida. Pregunte a su proveedor sobre otros analgésicos (como ácido acetilsalicílico -aspirin- o ibuprofeno) para asegurarse de que no causen sangrado.
  • Asista a las citas de control con su proveedor para asegurarse de que la herida esté sanando correctamente.

Cuándo llamar al médico

Llame a su proveedor de inmediato si:

  • Se presenta enrojecimiento, dolor o pus amarillo alrededor de la lesión. Esto podría significar que hay una infección.
  • Hay sangrado en el lugar de la lesión que no se detiene luego de 10 minutos de aplicar presión directa.
  • Presenta una fiebre superior a 100°F (37.8°C).
  • Tiene dolor en el lugar que no desaparece, incluso después de tomar un analgésico.
  • La herida se ha abierto.
  • Sus puntos de sutura o grapas se han soltado demasiado pronto.

Luego de que se haya presentado una curación completa, llame a su proveedor si la lesión cutánea no parece haber desaparecido.

Referencias

Addison P. Plastic surgery including common skin and subcutaneous lesions. In: Garden OJ, Parks RW, eds. Principles and Practice of Surgery. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 18.

Dinulos JGH. Dermatologic surgical procedures. In: Dinulos JGH, ed. Habif's Clinical Dermatology. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 27.

Newell KA. Wound closure. In: Richard Dehn R, Asprey D, eds. Essential Clinical Procedures. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 32.

Volver arriba

Los conceptos básicos

 

Actualizado: 3/22/2020

Versión en inglés revisada por: Elika Hoss, MD, Senior Associate Consultant, Mayo Clinic, Scottsdale, AZ. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.