English Version
 
E-mail Form
Email Results

 
 
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Uso de guantes en el hospital

Control de infecciones - usar guantes; Seguridad del paciente - usar guantes; Equipo de protección personal - usar guantes; EPP - usar guantes; Infección nosocomial - usar guantes; Infección adquirida en el hospital - usar guantes

Los guantes se denominan equipos de protección personal (EPP). Otros tipos de EPP son las batas, las mascarillas y las cubiertas para la cabeza y los zapatos.

Los guantes crean una barrera entre los microbios y las manos. Usarlos en el hospital evita que los microbios se diseminen.

Por qué llevar guantes

Utilizar guantes ayuda a proteger de infecciones tanto a los pacientes como a los trabajadores de la salud.

Cuándo usar guantes

Los guantes ayudan a mantener las manos limpias y disminuyen la probabilidad de contraer microbios que puedan enfermarlo.

Use guantes cada vez que vaya a tocar sangre, fluidos corporales, tejidos corporales, membranas mucosas o piel lesionada. Debe utilizar guantes para este tipo de contacto incluso si el paciente parece saludable y no tiene signos de ningún microbio.

Escoger los guantes apropiados

Los recipientes de guantes desechables deben estar disponibles en cualquier sala o área donde tenga lugar la atención a pacientes.

Los guantes vienen en diferentes tamaños, así que asegúrese de escoger el tamaño correcto para que le queden bien.

  • Si los guantes son demasiado grandes, es difícil sostener objetos y es más fácil que los gérmenes penetren en sus guantes.
  • Los guantes que son demasiado pequeños son más propensos a rasgarse.

Algunos procedimientos de limpieza y cuidados requieren guantes estériles o quirúrgicos. Estéril significa "libre de microbios". Estos guantes vienen en tamaños numerados (5.5 a 9). Sepa el tamaño de los suyos con antelación.

Si usted va a manipular productos químicos, revise la hoja de datos de seguridad del material para ver qué tipo de guante va a necesitar.

NO UTILICE lociones ni cremas para las manos a base de aceite, a menos que estén aprobadas para su uso con guantes de látex.

Si tiene alergia al látex, utilice guantes que no sean de látex y evite el contacto con otros productos que contengan este material.

Quitarse los guantes

Cuando se quite los guantes, asegúrese de que la parte externa de ellos no toque sus manos desnudas. Siga estos pasos:

  • Agarre la parte superior del guante derecho con la mano izquierda.
  • Hale hacia las puntas de los dedos. El guante se volteará al revés.
  • Sostenga el guante vacío con la mano izquierda.
  • Ponga dos dedos de la mano derecha en la parte superior del guante izquierdo.
  • Hale hacia las puntas de los dedos hasta que haya volteado el guante al revés y lo haya retirado de su mano. El guante derecho estará ahora dentro del guante izquierdo.
  • Bote los guantes en un recipiente autorizado para desechos.

Utilice siempre guantes nuevos para cada paciente y lávese las manos entre cada paciente para evitar transmitir microbios.

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention. The National Institute for Occupational Safety and Health (NIOSH) website. Personal protective equipment. www.cdc.gov/niosh/ppe. Updated February 2, 2018. Accessed April 9, 2018.

Edmond MB, Wenzel RP. Infection prevention in the health care setting. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 300.

        Los conceptos básicos

         

          Cuidados personales

           

            Qué detecta esta prueba Uso de guantes en el hospital

             
               

              Actualizado: 2/18/2018

              Versión en inglés revisada por: Laura J. Martin, MD, MPH, ABIM Board Certified in Internal Medicine and Hospice and Palliative Medicine, Atlanta, GA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

              La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
              adam.com

               
               
               

               

               

              Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
              Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos