Skip to main content
MyKelseyOnline
English Version
 
E-mail Form
Email Results

 
 
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Alta tras histerectomía vaginal

Histerectomía vaginal - alta; Histerectomía vaginal asistida por laparoscopia - alta; LAVH - alta

Cuando estás en el hospital

Mientras usted estuvo en el hospital, le practicaron una histerectomía vaginal. El cirujano hizo un corte en su vagina. A través de este corte se extirpó el útero.

El cirujano también puede haber utilizado un laparoscopio (un tubo delgado con una cámara pequeña encima) y otros instrumentos que introdujo en su abdomen a través de varias incisiones pequeñas.

Se le extirpó parte o todo el útero. También le pueden haber extirpado las trompas de Falopio o los ovarios. Usted pudo haberse ido a casa el mismo día de la cirugía o haber pasado 1 a 2 noches en el hospital.

Qué esperar en el hogar

Tardará al menos de 3 a 6 semanas para sentirse mejor. El malestar será peor durante las primeras 2 semanas. La mayoría de las mujeres necesitará tomar analgésicos de manera regular y limitar sus actividades durante las primeras 2 semanas. Después de este período se puede sentir cansada, pero no tendrá dolor. Quizá no tenga ganas de comer mucho.

No le quedará ninguna cicatriz en su piel a menos de que el médico haya utilizado un laparoscopio y otros instrumentos introducidos a través del abdomen. En ese caso, usted tendrá de 2 a 4 cicatrices de menos de 1 pulgada (3 cm) de largo.

Usted probablemente tendrá un ligero manchado durante 2 a 4 semanas. Puede ser rosado, rojo o pardusco. No debe tener mal olor.

Si tenía un buen funcionamiento sexual antes de la cirugía, debe continuar igual después de ella. Si tenía problemas con sangrado intenso antes de la histerectomía, las relaciones sexuales con frecuencia mejorarán después de la cirugía. Si presenta una disminución en su función sexual después de la histerectomía, hable con su proveedor de atención médica acerca de las posibles causas y los posibles tratamientos.

Cuidados personales

Lentamente aumente la cantidad de actividad que realiza todos los días. Realice caminatas cortas e incremente la distancia que recorre gradualmente. NO trote ni haga sentadillas u otros deportes hasta que el proveedor la examine.

NO levante nada que pese más de un galón de leche (3.8 L) durante unas cuantas semanas después de la cirugía. NO maneje un automóvil durante las primeras 2 semanas.

NO ponga nada dentro de su vagina durante las primeras 8 a 12 semanas. Esto incluye duchas vaginales y el uso de tampones.

NO comience a tener relaciones sexuales durante al menos 8 semanas, hágalo solamente después de que el proveedor diga que no hay problema. Si le hicieron reparaciones vaginales junto con la histerectomía, es posible que tenga que esperar 12 semanas para tener sexo. Consulte con su proveedor.

Si el cirujano también usó un laparoscopio:

  • Usted puede retirar los apósitos de la herida y ducharse al siguiente día si se utilizaron suturas (puntos de sutura), grapas o goma para cerrar la piel.
  • Cubra sus heridas con una envoltura de plástico antes de ducharse durante la primera semana si se usaron cintas quirúrgicas (Steri-Strips) para cerrar la incisión. NO intente quitarse las Steri-Strips. Estas se desprenderán en aproximadamente una semana. Si todavía están allí después de 10 días, puede retirarlas, a menos de que el médico le diga que no.
  • NO se moje en una bañera o jacuzzi, ni vaya a nadar hasta que el médico le diga que puede hacerlo.

Pruebe consumir porciones más pequeñas de lo normal y tome refrigerios saludables entre comidas. Coma bastantes frutas y verduras y beba 8 tazas (2 L) de agua al día para evitar el estreñimiento.

Para manejar el dolor:

  • Su proveedor le recetará analgésicos para usar en su casa.
  • Si usted está tomando pastillas para el dolor 3 o 4 veces por día, trate de tomarlas a las mismas horas todos los día durante 3 a 4 días. Pueden funcionar mejor de esta manera.
  • Pruebe pararse y caminar un poco si está teniendo un poco de dolor abdominal. Esto puede aliviarlo.

Cuándo llamar al médico

Llame a su proveedor si:

  • Tiene una fiebre superior a 100.5°F (38°C).
  • La herida quirúrgica está sangrando, está roja y caliente al tacto o tiene una secreción espesa, de color amarillo o verde.
  • El analgésico no está aliviando el dolor.
  • Tiene dificultad para respirar.
  • Tiene una tos que no desaparece.
  • No puede beber ni comer.
  • Tiene náuseas o vómitos.
  • No puede eliminar gases o tener una deposición.
  • Tiene dolor o ardor al orinar o es incapaz de orinar.
  • Tiene un flujo vaginal con mal olor.
  • Tiene sangrado de la vagina que es más denso que el manchado ligero.
  • Tiene hinchazón o enrojecimiento en una de las piernas.

Referencias

Gambone JC. Gynecologic procedures: imaging studies and surgery. In: Hacker NF, Gambone JC, Hobel CJ, eds. Hacker & Moore's Essentials of Obstetrics and Gynecology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 31.

Jones HW. Gynecologic surgery. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 70.

    • Histerectomía - ilustración

      La histerectomía es la remoción quirúrgica del útero, lo cual hace imposible el embarazo. Esta cirugía puede realizarse debido a una variedad de razones, entre las que se pueden mencionar la enfermedad inflamatoria pélvica crónica, los fibroides uterinos y el cáncer. Puede realizarse a través de una incisión abdominal o vaginal.

      Histerectomía

      ilustración

      • Histerectomía - ilustración

        La histerectomía es la remoción quirúrgica del útero, lo cual hace imposible el embarazo. Esta cirugía puede realizarse debido a una variedad de razones, entre las que se pueden mencionar la enfermedad inflamatoria pélvica crónica, los fibroides uterinos y el cáncer. Puede realizarse a través de una incisión abdominal o vaginal.

        Histerectomía

        ilustración

      Cuidados personales

       

        Qué detecta esta prueba Alta tras histerectomía vaginal

         
           

          Actualizado: 4/19/2018

          Versión en inglés revisada por: John D. Jacobson, MD, Professor of Obstetrics and Gynecology, Loma Linda University School of Medicine, Loma Linda Center for Fertility, Loma Linda, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

          La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
          adam.com

           
           
           

           

           

          Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
          Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos