English Version
 
E-mail Form
Email Results

 
 
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Mantenerse activo después de un ataque cardíaco

Se produce un ataque cardíaco cuando el flujo de sangre que va a alguna parte de su corazón se interrumpe por un tiempo tan prolongado que el músculo cardíaco se daña o muere. Empezar un programa de ejercicio regular es muy importante para su recuperación después de haber sufrido un ataque cardíaco.

Nombres Alternativos

Ataque cardíaco - actividad; IM - actividad; Infarto al miocardio - actividad; Rehabilitación cardíaca - actividad; SCA - actividad; IMSEST - actividad; Actividad con el síndrome coronario agudo

Cuando usted estuvo en el hospital

Usted tuvo un ataque cardíaco y estuvo en el hospital. Le pueden haber practicado una angioplastia y le colocaron un stent para abrir una arteria bloqueada del corazón.

Qué esperar en el hogar

Mientras estuvo en el hospital, debe haber aprendido:

Su proveedor de atención médica le puede recomendar un programa de rehabilitación cardíaca. Este le ayudará a aprender qué alimentos comer y qué ejercicios hacer para mantenerse saludable. Comer bien y hacer ejercicio le ayudará a comenzar a sentirse saludable de nuevo.

Comenzar con el ejercicio

Antes de empezar a hacer ejercicio, su proveedor puede hacerle una prueba de esfuerzo. Usted debe recibir recomendaciones para ejercitarse y un plan de ejercicios. Esto puede suceder antes de que salga del hospital o poco después. NO cambie su plan de ejercicios antes de hablar con su proveedor. La cantidad e intensidad de la actividad dependerá de qué tan activo era antes del ataque cardíaco o qué tan grave fue el.

Tómelo con calma al principio.

  • Caminar es la mejor actividad cuando usted empieza a hacer ejercicio.
  • Camine en terreno plano durante unas cuantas semanas al principio.
  • Puede ensayar montando en bicicleta después de unas semanas. Lleve la bicicleta caminando cuando tenga que subir colinas, o monte en una bicicleta estática con poca resistencia.
  • Si sopla viento, camine o monte en bicicleta con la brisa a su favor.
  • NO camine afuera si hace mucho frío o mucho calor. Vaya a un centro comercial y dé una caminata en su interior.

Incremente lentamente el tiempo de ejercicio que realiza por vez. Si usted es capaz de cumplir con esto, repita la actividad 2 o 3 veces durante el día. Es probable que quiera probar este plan de ejercicio tan fácil (pero primero pregúntele al médico):

  • Semana 1: aproximadamente 5 minutos cada vez
  • Semana 2: aproximadamente 10 minutos cada vez
  • Semana 3: aproximadamente 15 minutos cada vez
  • Semana 4: aproximadamente 20 minutos cada vez
  • Semana 5: aproximadamente 25 minutos cada vez
  • Semana 6: aproximadamente 30 minutos cada vez

Después de 6 semanas, es posible que sea capaz de empezar a nadar, pero aléjese del agua muy caliente o muy fría. También puede empezar a jugar golf. Empiece con un juego fácil sólo golpeando las pelotas. Aumente la práctica de golf gradualmente, jugando unos pocos hoyos cada vez. Evite jugar golf en clima muy caliente o frío.

Actividades domésticas

Usted puede hacer algunas cosas en la casa para mantenerse activo, pero siempre pregúntele primero a su proveedor. Evite mucha actividad en los días que son muy cálidos o fríos. Algunas personas podrán hacer más después de un ataque cardíaco. Otras tendrán que empezar más despacio. Aumente su nivel de actividad gradualmente siguiendo estos pasos.

Es posible que sea capaz de preparar comidas ligeras hacia el final de la primera semana. Puede lavar los platos o poner la mesa si se siente con ánimo de hacerlo.

Hacia el final de la segunda semana, puede empezar a realizar quehaceres domésticos muy livianos, tales como tender la cama. Vaya lentamente.

Después de 4 semanas, puede ser capaz de:

  • Planchar: empiece con sólo 5 o 10 minutos cada vez
  • Ir de compras, pero no lleve bolsas pesadas ni camine demasiado lejos
  • Realizar períodos cortos de trabajo liviano en el jardín

Hacia las 6 semanas, su proveedor puede permitirle hacer más actividades, tales como ejercicio y quehaceres domésticos más pesados, pero sea cuidadoso.

  • Trate de no alzar ni transportar nada pesado, como una aspiradora o un cubo de agua.
  • Si cualquier actividad le causa dolor torácico, dificultad para respirar o cualquiera de los síntomas que tuvo antes o durante el ataque cardíaco, suspéndala en seguida. Coméntele todo esto a su proveedor.

Cuándo llamar al médico

Llame al proveedor de atención médica si siente:

  • Dolor, presión, rigidez o pesadez en el pecho, el brazo, el cuello o la mandíbula
  • Dificultad para respirar
  • Dolores por gases o indigestión
  • Entumecimiento en los brazos
  • Sudor o si pierde color
  • Mareos

Llámelo también si presenta angina y ésta:

  • Se vuelve más fuerte
  • Ocurre con mayor frecuencia
  • Dura más tiempo
  • Ocurre cuando usted no está activo
  • No mejora cuando toma su medicamento

Estos cambios pueden significar que su enfermedad cardíaca está empeorando.

Referencias

Amsterdam EA, Wenger NK, Brindis RG, et al. 2014 AHA/ACC guideline for the management of patients with non-ST-elevation acute coronary syndromes: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on practice guidelines. J Am Coll Cardiol. 2014;64(24):e139-e228. PMID: 25260718 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25260718.

Bohula EA, Morrow DA. ST-elevation myocardial infarction: management. In: Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Mann DL, Tomaselli GF, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 59.

Fihn SD, Blankenship JC, Alexander KP, et al. 2014 ACC/AHA/AATS/PCNA/SCAI/STS focused update of the guideline for the diagnosis and management of patients with stable ischemic heart disease: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines, and the American Association for Thoracic Surgery, Preventive Cardiovascular Nurses Association, Society for Cardiovascular Angiography and Interventions, and Society of Thoracic Surgeons. Circulation. 2014;130:1749-1767. PMID: 25070666 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25070666.

Giugliano RP, Braunwald E. Non-ST elevation acute coronary syndromes. In: Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Mann DL, Tomaselli GF, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 60.

Morrow DA, de Lemos JA. Stable ischemic heart disease. In: Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Mann DL, Tomaselli GF, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2019:chap 61.

O'Gara PT, Kushner FG, Ascheim DD, et al. 2013 ACCF/AHA guideline for the management of ST-elevation myocardial infarction: executive summary: a report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on practice guidelines. Circulation. 2013;127(4):529-555. PMID: 23247303 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23247303.

Thompson PD, Ades PA. Exercise-based, comprehensive cardiac rehabilitation. In: Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Mann DL, Tomaselli GF, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 54.

 

Actualizado: 7/25/2018

Versión en inglés revisada por: Michael A. Chen, MD, PhD, Associate Professor of Medicine, Division of Cardiology, Harborview Medical Center, University of Washington Medical School, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos