English Version
 
E-mail Form
Email Results

 
 
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Úlceras en los pies por diabetes

Úlcera en pie diabético; Úlcera - pie

Si usted tiene diabetes, puede tener un mayor riesgo de desarrollar úlceras o llagas en los pies, también llamadas úlceras diabéticas.

Las úlceras en los pies son una razón común de hospitalizaciones para personas con diabetes. Pueden tardar semanas o incluso varios meses en sanar. Las úlceras diabéticas a menudo son indoloras (debido a la disminución de sensibilidad en los pies).

Sea que usted tenga o no una úlcera en el pie, necesitará aprender más acerca de cómo cuidarse los pies.

Qué esperar en el hogar

La diabetes puede dañar los nervios y vasos sanguíneos en los pies. Este daño puede causar entumecimiento y reducir la sensibilidad en los pies. Como resultado, hay más probabilidad de que sus pies se lastimen y puede que no sanen bien si se lesionan. Si se le forma una ampolla, es posible que usted no lo note y que esta empeore.

Si usted ha desarrollado una úlcera, siga las instrucciones de su proveedor de atención médica para tratarla. También siga las instrucciones acerca de cómo cuidarse los pies para prevenir la formación de úlceras en el futuro. Utilice la información de abajo como un recordatorio.

Desbridamiento

Una forma de tratar una úlcera es el desbridamiento. Con este tratamiento se elimina la piel y los tejidos muertos. Nunca debe tratar de hacerlo usted mismo. Un proveedor, como un podiatra, necesitará hacerlo para asegurarse de que el desbridamiento se haga correctamente y no empeore la lesión.

  • Se limpia y se desinfecta la piel alrededor de la herida.
  • La herida se sondea con un instrumento de metal para determinar qué tan profunda es y para ver si hay cualquier material u objeto extraño en la úlcera.
  • El proveedor corta el tejido muerto y luego lava la úlcera.
  • Después de esto, la úlcera o llaga puede parecer más grande y más profunda. La úlcera debe ser roja o rosada. Las heridas que son pálidas o moradas/negras tienen menos probabilidad de sanar.

Otros métodos que el proveedor puede usar para eliminar el tejido muerto o infectado son:

  • Sumergir el pie en una piscina de hidromasajes.
  • Usar una jeringa y catéter (sonda) para lavar el tejido muerto.
  • Aplicar apósitos húmedos a secos en el área para retirar el tejido muerto.
  • Aplicar químicos especiales, llamados enzimas, en la úlcera. Estos disuelven el tejido muerto de la herida.
  • Poner gusanos especiales en la úlcera. Los gusanos se comen solo la piel muerta y producen químicos que ayudan a que la úlcera sane.
  • Pedir oxigenoterapia hiperbárica (ayuda a que llegue más oxígeno a la herida).

Quitarle presión a la úlcera del pie

Las úlceras de los pies son causadas en parte por demasiada presión en una parte del pie.

Su proveedor puede solicitarle que use zapatos especiales, un dispositivo ortopédico, o una férula de yeso especial. Es posible que necesite utilizar una silla de ruedas o muletas hasta que la úlcera haya sanado. Estos dispositivos aliviarán la presión sobre la zona de la úlcera. Esto ayuda a acelerar la cicatrización.

Algunas veces, poner presión en la herida que está sanando por incluso unos minutos puede revertir el proceso de sanación que sucedió todo el resto del día. 

Asegúrese de usar zapatos que no ejerzan mucha presión sobre solo una parte de pie.

  • Use zapatos hechos de lona, cuero o gamuza. No se ponga zapatos hechos de plástico u otro material que no permita la circulación del aire.
  • Use zapatos que pueda ajustar fácilmente. Deben tener cordones, velcro o hebillas.
  • Use zapatos que le calcen adecuadamente y que no le queden demasiado apretados. Puede necesitar un zapato especial hecho a la medida de su pie.
  • No se ponga zapatos de punta ni abiertos, como tacones altos, chancletas o sandalias.

Cuidado de la herida y apósitos

Cuide de su herida como le indique su proveedor. Otras instrucciones pueden incluir:

Su proveedor puede usar diferentes tipos de apósitos para tratar la úlcera.

Con frecuencia, primero se utilizan apósitos de húmedos a secos. Este proceso implica aplicar un apósito húmedo en la herida. A medida que el apósito se seca, absorbe material de la herida. Cuando se quita el apósito, algo del tejido se desprende con él.

  • Su proveedor le dirá con qué frecuencia tiene que cambiar el apósito.
  • Es posible que usted pueda cambiarse el apósito o pueden ayudarle los miembros de su familia.
  • Una enfermera visitadora también le puede ayudar.

Otros tipos de apósitos son:

  • Apósito que contenga medicamento
  • Sustitutos de la piel

Mantenga el apósito y la piel a su alrededor secos. Trate de no humedecer demasiado con los apósitos el tejido sano alrededor de la herida. Esto puede ablandar el tejido sano y causar más problemas en los pies.

Cuándo llamar al médico

Los exámenes regulares con su proveedor de atención médica son la mejor manera de determinar si usted tiene un mayor riesgo de úlceras en el pie debido a la diabetes. Su proveedor debería revisar su sensibilidad con un instrumento denominado monofilamento. También se revisarán las pulsaciones en el pie.

Llame a su proveedor si tiene cualquiera de estos signos y síntomas de infección:

  • Enrojecimiento, aumento del calor o hinchazón alrededor de la herida
  • Supuración adicional
  • Pus
  • Olor
  • Fiebre o escalofríos
  • Aumento del dolor
  • Aumento de la firmeza alrededor de la herida

Llame igualmente si la úlcera del pie está muy blanca, azul o negra.

Referencias

American Diabetes Association. 11. Microvascular complications and foot care: standards of medical care in diabetes-2020. Diabetes Care. 2020;43(Suppl 1):S135-S151. PMID: 31862754 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31862754/.

Brownlee M, Aiello LP, Sun JK, et al. Complications of diabetes mellitus. In: Melmed S, Auchus RJ, Goldfine AB, Koenig RJ, Rosen CJ , eds. Williams Textbook of Endocrinology. 14th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 37.

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Disease website. Diabetes and foot problems. www.niddk.nih.gov/health-information/diabetes/overview/preventing-problems/foot-problems. Updated January 2017. Accessed June 29, 2020.

 

Actualizado: 5/13/2020

Versión en inglés revisada por: Brent Wisse, MD, board certified in Metabolism/Endocrinology, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos