English Version
 
E-mail Form
Email Results

 
 
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Uso del oxígeno en el hogar

Oxígeno - uso en casa; EPOC - oxígeno en casa; Enfermedad obstructiva crónica de las vías respiratorias - oxígeno en casa; Enfermedad pulmonar obstructiva crónica - oxígeno en casa; Bronquitis crónica - oxígeno en casa; Insuficiencia respiratoria crónica - oxígeno en casa; Fibrosis pulmonar idiopática - oxígeno en casa; Enfermedad pulmonar intersticial - oxígeno en casa; Hipoxia - oxígeno en casa; Centro de cuidados paliativos - oxígeno en casa

Debido a su enfermedad, es posible que usted necesite usar oxígeno para ayudarlo a respirar. Usted necesitará saber cómo usar y almacenar el oxígeno.

Tipos de oxígeno

Su oxígeno estará almacenado bajo presión en tanques o lo producirá una máquina llamada concentrado de oxígeno.

Puede conseguir tanques grandes para mantener en la casa y pequeños para llevarlos consigo cuando salga.

La mejor clase es el oxígeno líquido debido a que:

  • Se puede movilizar fácilmente.
  • Ocupa menos espacio que los tanques de oxígeno.
  • Es la forma más fácil de transferir este gas a tanques más pequeños para llevarlos consigo al salir.

Tenga en cuenta que el oxígeno líquido se agota lentamente, incluso cuando usted no lo está usando, porque se evapora en el aire.

Un concentrador de oxígeno:

  • Asegura que el suministro de oxígeno no se le agote.
  • Nunca hay que volver a llenarlo.
  • Necesita electricidad para funcionar. Usted debe tener un tanque de reserva de gas oxígeno en caso de que no haya energía.

También hay disponibilidad de concentradores portátiles que funcionan con pilas.

Formas de respirar el oxígeno

Usted necesitará otro equipo para utilizar el oxígeno. Un elemento es una cánula nasal. Este tubo o sonda plástica se enrolla por encima de las orejas, como las gafas, con 2 puntas que encajan dentro de las fosas nasales.

  • Lave la manguera plástica una o dos veces por semana con agua y jabón, y luego enjuague bien.
  • Reemplace la cánula cada 2 a 4 semanas.
  • Si tiene un resfriado o gripe, cambie la cánula cuando se sienta mejor.

Usted puede necesitar una máscara de oxígeno, la cual se coloca sobre la nariz y la boca. Es mejor en los casos en que se necesita cantidades mayores de oxígeno o cuando la nariz resulta demasiado irritada a raíz de la cánula nasal.

  • Reemplace su máscara cada 2 a 4 semanas.
  • Si tiene un resfriado o gripe, cambie la máscara cuando se sienta mejor.

Algunas personas pueden necesitar una sonda transtraqueal. Se trata de un catéter o sonda pequeña que se coloca dentro de la tráquea durante una cirugía menor. Pídale a su proveedor de atención médica que le enseñe cómo limpiar la sonda y la botella del humidificador.

Coménteles a los demás que usted usa oxígeno en el hogar

Coméntele al personal local del cuerpo de bomberos, de la compañía eléctrica y de teléfonos que usted usa oxígeno en el hogar.

  • Ellos darán prioridad al restablecimiento del servicio de energía en su casa o barrio si éste se interrumpe.
  • Mantenga sus números de teléfono en un lugar en donde pueda encontrarlos fácilmente.

Coménteles a su familia, vecinos y amigos que usted usa oxígeno. Ellos pueden ayudar durante una emergencia.

Uso del oxígeno

El uso de oxígeno puede hacer que sus labios, boca o nariz se resequen. Manténgalos humectados con aloe vera o un lubricante a base de agua, como K-Y Jelly. NO use productos a base de aceite, como la vaselina (Vaseline).

Pregúntele a su proveedor del equipo de oxígeno acerca de las almohadillas de espuma para proteger sus orejas de las mangueras.

No suspenda ni cambie su flujo de oxígeno. Hable con su proveedor si piensa que no está recibiendo la cantidad correcta.

Cuide bien los dientes y las encías.

Mantenga el oxígeno lejos del fuego abierto (como una estufa de gas) o de cualquier otra fuente de calor.

Los viajes y el oxígeno

Asegúrese de tener oxígeno disponible durante su viaje. Si planea volar en avión con oxígeno, antes del viaje, dígale a la aerolínea que planea llevar oxígeno. Muchas aerolíneas tienen reglas especiales acerca de viajar con oxígeno.

Cuándo llamar al médico

Si usted tiene cualquiera de los síntomas incluídos abajo, primero revise el equipo de oxígeno.

  • Constate que las conexiones entre las sondas y su suministro de oxígeno no tengan fugas.
  • Asegúrese de que el oxígeno esté fluyendo.

Si el equipo de oxígeno está funcionando bien, llame a su proveedor si:

  • Tiene muchos dolores de cabeza
  • Se siente más nervioso de lo habitual
  • Los labios o las uñas se le tornan azules
  • Se siente somnoliento o confundido
  • Su respiración es lenta, superficial, difícil o irregular

Llame al proveedor de su hijo si el niño recibe oxígeno y presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Respira más rápido de lo normal
  • Aletean las fosas nasales cuando respira
  • Hace un ruido de gruñido
  • Su pecho se contrae con cada respiración
  • Pierde el apetito
  • Presenta un color oscuro, gris o azulado alrededor de los labios, las encías o los ojos
  • Está irritable
  • Tiene problemas para dormir
  • Parece que le falta el aliento
  • Está sin fuerzas o muy débil

Referencias

American Thoracic Society website. Oxygen therapy. www.thoracic.org/patients/patient-resources/resources/oxygen-therapy.pdf. Updated April 2016. Accessed February 4, 2020.

COPD Foundation website. Oxygen therapy. www.copdfoundation.org/What-is-COPD/Living-with-COPD/Oxygen-Therapy.aspx. Updated March 3, 2020. Accessed May 23, 2020.

Hayes D Jr, Wilson KC, Krivchenia K, et al. Home oxygen therapy for children. An Official American Thoracic Society Clinical Practice Guideline. Am J Respir Crit Care Med. 2019;199(3):e5-e23. PMID: 30707039 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30707039/.

 

Actualizado: 1/12/2020

Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team. Editorial update 05/23/20.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos