Accidente cerebrovascular
   

Un derrame cerebral puede ocurrir si la embolia viene de otra parte del cuerpo y se aloja en una arteria del cerebro. Cuando las paredes internas de una arteria se dañan, se pueden formar varios tipos de embolia, como las que se derivan de plaquetas, las trombóticas, el colesterol o una mezcla. Aquí, la embolia se forma en la arteria carótida interna y se desata, por lo que se desplaza hacia el cerebro. La arteria bloqueada impide que llegue oxígeno al cerebro y daña el tejido cerebral circundante. Esto causa un derrame.