Proceso del coagulación de la sangre
   

"¡Ayayay!

Seguro que eso dolió. Afortunadamente, el cuerpo tiene un proceso natural para detener el sangrado de una cortada pequeña en unos pocos minutos. Hay pequeñas arterias ubicadas por todo el cuerpo. Aquí se ven los pequeños vasos sanguíneos del pulgar. Acerquémonos a un corte transversal de una arteria pequeña para mostrar cómo se detiene el sangrado a través del proceso de coagulación. El tráfico que fluye está compuesto por glóbulos blancos y oxígeno, plaquetas, que provienen de fragmentos de glóbulos blancos, y factores de coagulación, que contribuyen a la coagulación de la sangre.

La cortada con el cuchillo rompió la piel intacta y la pequeña arteria, lo que permitió que las células sanguíneas y el fluido escaparan por la herida. El corte también expuso las fibras de colágeno del tejido, lo que indica que el proceso de coagulación debe comenzar.

A medida que las plaquetas comienzan a adherirse a los extremos de la cortada, segregan sustancias químicas que atraen aún más plaquetas. Con el tiempo, se forma un tapón plaquetario y el sangrado externo se detiene. Por dentro, los factores de coagulación tienen una función mucho más activa al crear una cascada de actividades de coagulación. Los factores de coagulación hacen que pequeñas hebras de un material llamado fibrina presente en la sangre se junten y sellen la parte interna de la herida. Entonces, el vaso sanguíneo cortado sana y el coágulo se disuelve luego de algunos días.