E-mail Form
Email Results

 
 
Para Imprimir
Favoritos
bookmarks-menu

Vacuna contra la hepatitis A - lo que usted necesita saber

Todo el siguiente contenido se ha tomado en su totalidad de la Declaración de información de la Vacuna (Vaccine Information Statement, VIS) de los CDC sobre la vacuna contra la Hepatitis A: www.cdc.gov/vaccines/hcp/vis/vis-statements/hep-a.html.

Información

1. ¿Por qué es necesario vacunarse?

La vacuna contra la hepatitis A puede prevenir la hepatitis A.

La hepatitis A es una enfermedad hepática grave. Usualmente se propaga a través del contacto personal cercano con una persona infectada o cuando una persona ingiere inconscientemente el virus de objetos, alimentos o bebidas que están contaminados por pequeñas cantidades de heces (materia fecal) de una persona infectada.

La mayoría de los adultos con hepatitis A presentan síntomas, incluyendo fatiga, falta de apetito, dolor de estómago, náusea e ictericia (piel u ojos amarillos, orina oscura, heces de color claro). La mayoría de los niños menores de 6 años no presentan síntomas.

Una persona infectada con hepatitis A puede transmitir la enfermedad a otra persona incluso si él o ella no tiene síntomas de la enfermedad.

La mayoría de las personas con hepatitis A se sienten enfermas durante varias semanas, pero usualmente se recuperan completamente y no tienen daño hepático duradero. En casos poco frecuentes, la hepatitis A puede causar insuficiencia hepática y la muerte; esto es más común en personas mayores de 50 años y en personas con otras enfermedades hepáticas.

La vacuna contra la hepatitis A ha hecho a esta enfermedad mucho menos común en los Estados Unidos. Sin embargo, aún suceden brotes de hepatitis A entre las personas sin vacunar.

2. Vacuna contra la hepatitis A

Los niños necesitan 2 dosis de la vacuna contra la hepatitis A:

  • Primera dosis: entre los 12 hasta los 23 meses de edad
  • Segunda dosis: al menos 6 meses después de la primera dosis

Los niños mayores y adolescentes entre 2 hasta los 18 años, que no fueron vacunados previamente, deben ser vacunados.

Los adultos que no fueron vacunados previamente y quieren protegerse contra la hepatitis A también pueden recibir la vacuna.

Se recomienda la vacuna contra la hepatitis A para las siguientes personas:

  • Todos los niños entre los 12 a 23 meses
  • Niños y adolescentes no vacunados entre los 2 y 18 años
  • Viajeros internacionales
  • Hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres
  • Personas que usan drogas inyectadas o no inyectadas
  • Personas que tienen un riesgo laboral para la infección
  • Personas que esperan tener un contacto cercano con un niño adoptado internacional
  • Personas sin hogar
  • Personas con VIH
  • Personas con enfermedad hepática crónica
  • Cualquier persona que desee obtener inmunidad (protección)

Además, una persona que no ha recibido previamente la vacuna contra la hepatitis A y que ha tenido contacto directo con alguien con hepatitis A debe recibir la vacuna contra la hepatitis A en un plazo de 2 semanas después de la exposición.

La vacuna contra la hepatitis A puede ser administrada al mismo tiempo que otras vacunas.

3. Hable con su proveedor de atención médica

Dígale a su proveedor de vacunas si la persona que va a recibir la vacuna:

  • Ha tenido una reacción alérgica después de una dosis previa de la vacuna contra la hepatitis A o ha tenido cualquier alergia grave y potencialmente mortal

En algunos casos, su proveedor de atención médica puede decidir posponer la vacuna contra la hepatitis A para una visita futura.

Las personas con enfermedades leves, como un resfriado, pueden ser vacunadas. Las personas moderada o gravemente enfermas, usualmente deben esperar hasta que se recuperen antes de recibir la vacuna contra la hepatitis A.

Su proveedor de atención médica puede darle más información.

4. Riesgos de una reacción a la vacuna

  • Se puede presentar dolor o enrojecimiento en el sitio de la inyección, fiebre, dolor de cabeza, cansancio o pérdida de apetito después de recibir la vacuna contra la hepatitis A.

Algunas veces, las personas se desmayan después de procedimientos médicos, incluyendo la vacunación. Dígale a su proveedor si se siente mareado o tiene cambios en la visión o zumbido en los oídos.

Como sucede con cualquier medicamento, hay una posibilidad muy remota de que la vacuna cause una reacción alérgica grave, otra lesión grave o la muerte.

5. ¿Qué hago si ocurre un problema grave?

Una reacción alérgica puede ocurrir después de que la persona vacuna salga de la clínica. Si usted ve signos de una reacción alérgica severa (urticaria, hinchazón de la cara y la garganta, dificultad para respirar, ritmo cardíaco rápido, mareo o debilidad), llame al 9-1-1 y lleve a la persona al hospital más cercano.

Para otros signos que le preocupen, llame a su proveedor de atención médica.

Las reacciones adversas deben ser reportadas al Sistema de Notificación de Eventos Adversos Derivados de las Vacunas (Vaccine Adverse Event Reporting System, VAERS). Su proveedor de atención médica usualmente presentará este reporte, o lo puede hacer usted mismo. Visite el sitio web de VAERS en vaers.hhs.gov o llame al 1-800-822-7967. El VAERS es solo para reportar las reacciones y el personal del VAERS no ofrece consejos médicos.

6. El Programa Nacional de Compensación por Lesiones Ocasionadas por Vacunas

El Programa Nacional de Compensación por Lesiones Ocasionadas por Vacunas (National Vaccine Injury Compensation Program, VICP) es un programa federal creado para las personas que pueden haber sido lesionadas por ciertas vacunas. Visite el sitio web del VICP en www.hrsa.gov/vaccine-compensation o llame al 1-800-338-2382 para aprender acerca del programa y cómo presentar un reclamo. Hay un tiempo límite para presentar un reclamo por compensación.

7. ¿Cómo puedo aprender más?

  • Pregúntele a su proveedor de atención médica.
  • Llame a su departamento de salud local o estatal.

Comuníquese con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC):

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention website. Vaccine Information Statements (VISs): Hepatitis A vaccine: What you need to know. www.cdc.gov/vaccines/hcp/vis/vis-statements/hep-a.html. Updated July 28, 2020. Accessed July 29, 2020.

  • Vacunas - ilustración

    Las vacunas se utilizan para reforzar su sistema inmunitario y prevenir muchas enfermedades, algunas de las cuales son graves o potencialmente mortales. Las vacunas le “enseñan” a su cuerpo cómo defenderse cuando los gérmenes, como los virus o bacterias, lo invaden. Después de la exposición a la vacuna, su sistema inmunitario aprende a reconocer y atacar los virus o bacterias si usted está expuesto a ellos posteriormente en la vida. Como resultado, usted no se enfermará. O, si se enferma, probablemente tendrá una infección más leve. Las vacunas son muy seguras y efectivas al proteger contra ciertas enfermedades graves.

    Vacunas

    ilustración

    • Vacunas - ilustración

      Las vacunas se utilizan para reforzar su sistema inmunitario y prevenir muchas enfermedades, algunas de las cuales son graves o potencialmente mortales. Las vacunas le “enseñan” a su cuerpo cómo defenderse cuando los gérmenes, como los virus o bacterias, lo invaden. Después de la exposición a la vacuna, su sistema inmunitario aprende a reconocer y atacar los virus o bacterias si usted está expuesto a ellos posteriormente en la vida. Como resultado, usted no se enfermará. O, si se enferma, probablemente tendrá una infección más leve. Las vacunas son muy seguras y efectivas al proteger contra ciertas enfermedades graves.

      Vacunas

      ilustración

    Los conceptos básicos

     

      Cuidados personales

       

      Qué detecta esta prueba Vacuna contra la hepatitis A - lo que usted necesita saber

       

      Actualizado: 7/29/2020

      Versión en inglés revisada por: David Zieve, MD, MHA, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team. Editorial update 08/30/2021.

      La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
      © 1997- adam.com Todos los derechos son reservados

       
       
       

       

       

      Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
      Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos