Píldoras anticonceptivas

Definición

Las píldoras anticonceptivas (BCPs, por sus siglas en inglés) contienen 2 formas de hormonas artificiales denominadas estrógeno y progestina. Estas hormonas se producen de manera natural en los ovarios de una mujer. Las BCPs pueden contener ambas hormonas o progestina solamente.

Ambas hormonas impiden que el ovario de una mujer libere un óvulo durante su ciclo menstrual (lo que se llama ovulación). Ellas hacen esto cambiando los niveles de las hormonas naturales que el cuerpo produce.

La progestina también hace que la mucosidad alrededor del cuello uterino de una mujer se vuelva espesa y pegajosa. Esto impide que los espermatozoides entren al útero.

Nombres alternativos

Anticonceptivos - pastillas - métodos hormonales; Método hormonal de control de la natalidad; Píldoras para el control de la natalidad; Píldoras anticonceptivas; BCP; Anticonceptivos orales; Planificación familiar - BCP; Estrógeno - BCP; Progestina - BCP

Información

Las BCPs también se denominan anticonceptivos orales o simplemente "la píldora". Un proveedor de atención médica debe recetarlas.

Todas las mujeres que toman BCPs necesitan un chequeo al menos una vez al año. Las mujeres también deben hacerse revisar la presión arterial 3 meses después de que comiencen a tomar la píldora.

Las BCPs solo funcionan bien si la mujer se acuerda de tomarlas sin pasar por alto ni un solo día. De cada 100 mujeres que toman BCPs correctamente durante un año, solo 2 o 3 quedan embarazadas.

Las BCPs pueden causar muchos efectos secundarios. Estos incluyen:

Los riesgos poco frecuentes, pero peligrosos por tomar BCPs incluyen:

Las BCPs sin estrógenos tienen menos probabilidad de causar estos problemas. El riesgo es mayor en mujeres que fuman o tienen antecedentes de presión arterial alta, trastornos de la coagulación o niveles de colesterol no saludables. Sin embargo, los riesgos de desarrollar estas complicaciones son mucho más bajos con cualquier tipo de píldora que con el embarazo.

Los ciclos menstruales regulares retornarán al cabo de 3 a 6 meses después de que una mujer deje de usar la mayoría de métodos anticonceptivos hormonales.

Referencias

Allen RH, Kaunitz AM, Hickey M, Brennan A. Hormonal contraception. In: Melmed S, Auchus RJ, Goldfine AB, Koenig RJ, Rosen CJ, eds. Williams Textbook of Endocrinology. 14th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 18.

American College of Obstetricians and Gynecologists website. ACOG Practice Bulletin No. 206: Use of hormonal contraception in women with coexisting medical conditions. Obstet Gynecol. 2019;133(2):396-399. PMID: 30681537 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30681537/.

Harper DM, Wilfling LE, Blanner CF. Contraception. In: Rakel RE, Rakel DP, eds. Textbook of Family Medicine. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 26.

Rivlin K, Westhoff C. Family planning. In: Lobo RA, Gershenson DM, Lentz GM, Valea FA, eds. Comprehensive Gynecology. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 13.

Winikoff B, Grossman D. Contraception. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 225.