Navegar A-Z

 
E-mail Form
Email Results

 
 
Para Imprimir
Favoritos
bookmarks-menu

Sangrado por deficiencia de vitamina K en recién nacidos

Enfermedad hemorrágica del recién nacido (EHRN)

El sangrado por deficiencia de vitamina K (VKDB, por sus siglas en inglés) del recién nacido es un trastorno hemorrágico en los bebés. Se desarrolla con mayor frecuencia en los primeros días y semanas de vida.

Causas

La falta de vitamina K puede causar sangrado grave en los bebés recién nacidos. La vitamina K desempeña una función importante en la coagulación de la sangre.

Los bebés a menudo tienen bajo nivel de vitamina K por varias razones. La vitamina K no se moviliza fácilmente a través de la placenta de la madre al bebé. En consecuencia, un recién nacido no tiene mucha vitamina K almacenada al nacer. Además, las bacterias que ayudan a producir la vitamina K no están presentes aún en el tracto gastrointestinal del recién nacido. Finalmente, no hay suficiente vitamina K en la leche materna.

Su bebé puede padecer esta afección si:

  • No se aplica una inyección de vitamina K preventiva al nacer (si la vitamina K se administra por vía oral en lugar de una inyección, se tiene que suministrar más de una vez y no parece ser tan efectiva como la inyección).
  • La madre toma ciertos fármacos anticonvulsivos o anticoagulantes.

La afección se agrupa en tres categorías:

  • La VKDB de aparición inmediata es muy poco común. Ocurre dentro de las primeras 48 horas del nacimiento. Usualmente es el resultado del uso de medicamentos anticonvulsivos u otros medicamentos, incluyendo un anticoagulante llamado Coumadin, tomado por las madres durante el embarazo.
  • La enfermedad de aparición temprana (anteriormente denominada "de aparición clásica"), es también poco común. Se presenta entre el 1 y los 14 días después del nacimiento. Se puede observar generalmente en bebés lactantes que no recibieron una inyección de vitamina K.
  • La forma de aparición tardía de VKDB se ve en los bebés entre 2 semanas y 6 meses. También es más probable que suceda en aquellos que no recibieron una inyección de vitamina K.

Cualquier persona de cualquier edad con los siguientes problemas relacionados con el sistema gastrointestinal también está en riesgo de desarrollar este trastorno:

Síntomas

La deficiencia de vitamina K causa sangrado. Las zonas de sangrado más comunes incluyen:

  • En el sitio de la circuncisión
  • La zona del ombligo
  • El tracto gastrointestinal (resultando en presencia de sangre en las heces del bebé)
  • Las membranas mucosas (como el revestimiento de la nariz y la boca)
  • Lugares donde ha habido una punción con aguja

También puede presentarse:

Pruebas y exámenes

Se realizarán pruebas de coagulación sanguínea.

El diagnóstico se puede confirmar si una inyección de vitamina K detiene el sangrado y el tiempo de coagulación de la sangre (TP o tiempo de protrombina) se normaliza rápidamente (dentro de 6 a 24 horas). (Si la deficiencia no es grave, es posible que el TP no sea anormal).

Tratamiento

La vitamina K se administra si se presenta sangrado. Los bebés con sangrado intenso pueden necesitar transfusiones de plasma o de sangre.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico tiende a ser peor para los bebés con enfermedad hemorrágica de aparición tardía que para otras formas. Hay una tasa más alta de sangrado dentro del cráneo (hemorragia intracraneal) asociada con la enfermedad de aparición tardía.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

  • Sangrado dentro del cráneo (hemorragia intracraneal), con posible daño cerebral
  • Muerte

Cuándo contactar a un profesional médico

Contacte a su proveedor de atención médica si su bebé tiene:

  • Cualquier sangrado inexplicable
  • Convulsiones 
  • Comportamiento anormal

Busque atención médica de emergencia de inmediato si los síntomas son graves.

Prevención

La forma de aparición temprana de la enfermedad se puede prevenir aplicando inyecciones de vitamina K a mujeres embarazadas que toman medicamentos anticonvulsivos. Para prevenir las formas clásica y tardía, la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics) recomienda aplicarle a todos los bebés una inyección de vitamina K inmediatamente después de nacer. Gracias a esta práctica, la deficiencia de vitamina K es poco frecuente en la actualidad en los Estados Unidos, exceptuado a aquellos bebés que no han recibido dicha inyección.

Referencias

Bhatt MD, Ho K, Chan AKC. Disorders of coagulation in the neonate. In: Hoffman R, Benz EJ, Silberstein LE, et al, eds. Hematology: Basic Principles and Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 150.

Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Notes from the field: late vitamin K deficiency bleeding in infants whose parents declined vitamin K prophylaxis--Tennessee, 2013. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2013;62(45):901-902. PMID: 24226627 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24226627/.

Greenbaum LA. Vitamin K deficiency. In: Kliegman RM, St. Geme JW, Blum NJ, Shah SS, Tasker RC, Wilson KM, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 21st ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 66.

Sankar MJ, Chandrasekaran A, Kumar P, Thukral A, Agarwal R, Paul VK. Vitamin K prophylaxis for prevention of vitamin K deficiency bleeding: a systematic review. J Perinatol. 2016;36 Suppl 1:S29-S35. PMID: 27109090 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/27109090/.

Los conceptos básicos

 

Cuidados personales

 

Qué detecta esta prueba Sangrado por deficiencia de vitamina K en recién nacidos

 

Actualizado: 11/9/2021

Versión en inglés revisada por: Kimberly G. Lee, MD, MSc, IBCLC, Clinical Professor of Pediatrics, Division of Neonatology, Medical University of South Carolina, Charleston, SC. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
© 1997- adam.com Todos los derechos son reservados

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos