Volver
arriba
 
E-mail Form
Email Results

 
 
Para Imprimir
Favoritos
bookmarks-menu

Gripe aviar

Gripe aviar; H5N1; H5N2; H5N8; H7N9; Influenza aviar A (HPAI) H5

Los virus aviar de la influenza A causan la infección de la influenza (gripe) en las aves. Estos virus se presentan en aves silvestres y pueden infectar a las aves domésticas. Los virus que causan la enfermedad en las aves pueden cambiar (mutar) por lo que pueden propagarse a otros animales y a los humanos.

Desde mayo de 2024, un tipo de gripe aviar (H5N1) se propagó a las vacas lecheras en los Estados Unidos e infectó a una persona (un trabajador de productos lácteos). 

Causas

La primera gripe aviar en los humanos se reportó en Hong Kong en 1997 y se denominó influenza aviaria (H5N1). El brote estuvo ligado a los pollos.

Desde entonces, ha habido casos de gripe aviar A en humanos en Asia, África, Europa, Indonesia, Vietnam, el Pacífico y el Oriente Próximo. El virus ha causado enfermedad e incluso la muerte en humanos. Aunque es poco común, la influenza aviar también se ha propagado a los humanos en los Estados Unidos.

El brote más reciente en los Estados Unidos empezó en 2022 y afectó a más de 1,000 bandadas de aves en 48 estados y a más de 200 mamíferos.

En marzo de 2024, el virus se detectó por primera vez en vacas lecheras. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades reportaron 9 estados en donde la gripe variar H5N1 infectó a las vacas lecheras.

Solo 2 personas han tenido un resultado positivo a la H5N1 en los Estados Unidos. en 2022, un trabajador avícola tuvo un resultado positivo al virus y se recuperó. A partir de mayo de 2024, una persona, un trabajador de productos lácteos, tuvo un resultado positivo a la H5N1. El único síntoma de la persona fue conjuntivitis. 

Actualmente, el riesgo de infección en personas es bajo. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades siguen monitoreando la situación.

El riesgo de contraer el virus de la gripe aviar es más alto si:

  • Usted trabaja con aves de corral o ganado (como los granjeros).
  • Viaja a países donde el virus está presente.
  • Usted se expone a animales enfermos o muertos infectados con el virus.
  • Se expone a las heces de los animales, deshechos u otro material contaminado por animales infectados con la H5N1.
  • Consume carne de pollo, huevos o leche o queso sin pasteurizar (crudos) producto de animales infectados con H5N1.

Nadie se ha contagiado el virus de la gripe aviar por comer animales o productos animales cocinados adecuadamente.

Los trabajadores de la salud y las personas que viven en la misma casa que la persona con gripe aviar también pueden estar en mayor riesgo de infección.

El virus de la gripe aviar vive en el medioambiente durante períodos de tiempo prolongados. La infección se puede propagar simplemente tocando las superficies que contengan el virus. Las aves de corral que estuvieron infectadas con la gripe aviar pueden liberar el virus en sus heces y saliva hasta por un período de 10 días.

Síntomas

Los síntomas de la infección por gripe aviar en los humanos dependen de la cepa del virus.

El virus de la gripe en humanos causa síntomas seudogripales clásicos, como:

Pruebas y exámenes

Si usted sospecha que ha estado expuesto a la gripe aviar, notifique a su proveedor de atención médica antes de la consulta, ya que esto le dará la oportunidad al personal de tomar las precauciones apropiadas que los protegerán a ellos y a otras personas durante su visita.

Existen exámenes para identificar la gripe aviar, pero no están ampliamente disponibles. Un tipo de examen puede arrojar resultados en aproximadamente 4 horas.

Su proveedor también podría llevar a cabo los siguientes exámenes:

Se pueden realizar otros exámenes para ver qué tan bien está funcionando el corazón, los riñones y el hígado.

Tratamiento

El tratamiento varía y se basa en los síntomas.

El tratamiento con el medicamento antiviral oseltamivir (Tamiflu) o zanamivir (Relenza) puede disminuir la gravedad de la enfermedad. Para que este medicamento funcione, usted necesita comenzar a tomarlo dentro de las 48 horas siguientes después del inicio.

El oseltamivir también se le puede recetar a las personas que viven en la misma casa de las personas con gripe aviar. Esto puede prevenir que se contagien de la enfermedad.

El virus que causa la gripe aviar en humanos es resistente a los antivirales amantadina y rimantadina. Estos medicamentos no se deben utilizar en el caso de una infección de H5N1.

Es posible que las personas con infección grave necesiten ser hospitalizadas y, en ocasiones, que se les coloque un respirador. Las personas infectadas con el virus deben igualmente mantenerse separadas de las personas que no están infectadas.

Los proveedores recomiendan que las personas se hagan aplicar una vacuna contra la influenza (gripe). Esto puede reducir la probabilidad de que un virus de la gripe aviar se mezcle con un virus de la gripe humana, lo cual crearía un nuevo virus que se puede propagar fácilmente.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico depende de la gravedad de la infección y del tipo de virus de la gripe aviar. La enfermedad puede ser mortal.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

Cuándo contactar a un profesional médico

Comuníquese con su proveedor si presenta síntomas similares a los de la gripa dentro de un período de 10 días después de manipular aves infectadas, estar cerca de ganado infectado o estar en un área donde haya un brote conocido de gripe aviar.

Prevención

Existe una vacuna aprobada para proteger a los humanos del virus de la gripe aviar H5N1. Esta vacuna se puede usar si el actual virus H5N1 empieza a diseminarse entre las personas. El gobierno de los Estados Unidos tiene una reserva de esta vacuna.

En este momento, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos no recomiendan evitar viajar a los países afectados por la gripe aviar.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades hacen las siguientes recomendaciones.

Como precaución general:

  • Evite las aves silvestres y obsérvelas a la distancia.
  • Evite tocar animales enfermos y las superficies que pueden estar cubiertas de sus heces.
  • Use ropa de protección y máscaras especiales para respirar si trabaja con vacas lecheras o si entra en edificios con animales enfermos o muertos, heces o basura de animales infectados.
  • Si ha tenido contacto con animales infectados, esté atento a los síntomas de la infección. Si llega a infectarse, informe a su proveedor.
  • Evite la carne mal cocida o cruda. Evite leche o queso no pasteurizado (crudo). Esto reduce el riesgo de exposición a la gripe aviar y otras enfermedades transmitidas por los alimentos.

Si viaja a otros países:

  • Evite las visitas a mercados de aves de corral vivas y granjas avícolas.
  • Evite preparar o comer productos avícolas poco cocidos.
  • Consulte a su proveedor si usted se enferma después de regresar de su viaje.

Puede encontrar más información de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades acerca de la gripe aviar y humana y la situación actual en los Estados Unidos en:

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention website. Avian influenza A virus infections in humans. www.cdc.gov/flu/avianflu/avian-in-humans.htm. Updated April 11, 2024. Accessed May 7, 2024.

Centers for Disease Control and Prevention website. Current H5N1 Bird Flu Situation in Dairy Cows. www.cdc.gov/flu/avianflu/mammals.htm. Updated May 16, 2024. Accessed May 16, 2024.

Centers for Disease Control and Prevention website. H5N1 Bird Flu: Current Situation Summary. www.cdc.gov/flu/avianflu/avian-flu-summary.htm. Updated May 17, 2024. Accessed May 20, 2024.

Ison MG, Lee N. Influenza. In: Goldman L, Cooney KA, eds. Goldman-Cecil Medicine. 27th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2024:chap 332.

Reller ME, Dumler JS. Zoonoses. In: Goldman L, Cooney KA, eds. Goldman-Cecil Medicine. 27th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2024:chap 303.

Treanor JJ. Influenza viruses, including avian influenza and swine influenza. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 165.


St. Luke’s, 915 East First Street, Duluth, MN 55805 218.249.5555 | 800.321.3790

Actualizado: 12/31/2023

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Associate Professor in Medicine, Harvard Medical School; Associate in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David C. Dugdale, MD, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team. Editorial update 05/20/2024.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. No se otorga garantía de ninguna clase, ya sea expresa o implícita, en cuanto a la precisión, confiabilidad, actualidad o exactitud de ninguna de las traducciones hechas por un proveedor de servicios externo de la información aquí contenida en otro idioma. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
© 1997- adam.com Todos los derechos son reservados

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos