English Version
 
E-mail Form
Email Results

 
 
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Prueba de lepromina cutánea

Examen o prueba cutánea para lepra; Prueba cutánea - enfermedad de Hansen

Es un examen que se utiliza para determinar qué tipo de lepra tiene una persona.

Forma en que se realiza el examen

Se inyecta una muestra de bacterias inactivadas (incapaces de causar infección) causantes de la lepra justo debajo de la piel, a menudo en el antebrazo, de tal manera que una pequeña protuberancia levante la piel. La protuberancia indica que el antígeno ha sido inyectado a la profundidad correcta.

El sitio de la inyección se marca y se examina a los 3 días, y luego de nuevo a los 28 días para ver si hay una reacción.

Preparación para el examen

Las personas que tienen dermatitis u otro tipo de irritaciones cutáneas se deben realizar el examen en una parte del cuerpo que no esté afectada.

Si a su hijo se le va a realizar este examen, puede servir el hecho de explicarle lo que sentirá durante el mismo e incluso practicar o hacerle una demostración con un muñeco. Explíquele la razón del examen. Saber "el cómo y el por qué" puede reducir el nivel de ansiedad que siente el niño.

Lo que se siente durante el examen

Cuando se inyecta el antígeno, puede haber un ligero escozor o ardor. Igualmente puede haber después una leve picazón en el sitio de la inyección.

Razones por las que se realiza el examen

La lepra es una infección prolongada (crónica) potencialmente desfigurante si no se aplica tratamiento. Es causada por la bacteria Mycobacterium leprae.

Este examen es una herramienta de investigación que ayuda a clasificar los diferentes tipos de lepra. No se recomienda como el método principal para el diagnóstico de esta enfermedad.

Resultados normales

Las personas que no tienen lepra tendrán poca o ninguna reacción de la piel al antígeno. Las personas con un tipo particular de lepra, llamado lepra lepromatosa, no tendrán ninguna reacción de la piel al antígeno.

Significado de los resultados anormales

Una reacción positiva de la piel se puede observar en personas con formas específicas de lepra, como la tuberculoide y la dimorfa tuberculoide. Las personas con lepra lepromatosa no tendrán una reacción cutánea positiva.

Riesgos

Existe un riesgo muy pequeño a una reacción alérgica que puede incluir prurito y, rara vez, urticaria.

Referencias

Renault CA, Ernst JD. Mycobacterium leprae (leprosy). In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 252.

Walker SL, Withington SG, Lockwood DNJ. Leprosy. In: Farrar J, Hotez PJ, Junghanss T, Kang G, Lalloo D, White NJ, eds. Manson's Tropical Diseases. 23rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 41.

  • Inyección de antígeno - ilustración

    La lepra es causada por el organismo Mycobacterium leprae. La prueba de la lepra consiste en inyectar un antígeno justo por debajo de la piel para determinar si el cuerpo tiene la infección de la lepra o la ha tenido recientemente. El sitio se marca y se examina a los 3 y a los 28 días para ver si hay una reacción.

    Inyección de antígeno

    ilustración

    • Inyección de antígeno - ilustración

      La lepra es causada por el organismo Mycobacterium leprae. La prueba de la lepra consiste en inyectar un antígeno justo por debajo de la piel para determinar si el cuerpo tiene la infección de la lepra o la ha tenido recientemente. El sitio se marca y se examina a los 3 y a los 28 días para ver si hay una reacción.

      Inyección de antígeno

      ilustración

    Cuidados personales

     

      Qué detecta esta prueba Prueba de lepromina cutánea

       
       

      Actualizado: 9/27/2017

      Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

      La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
      adam.com

       
       
       

       

       

      Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
      Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos