English Version
 
E-mail Form
Email Results

 
 
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Protuberancia en el abdomen

Hernia abdominal; Hernia - abdominal; Defectos de la pared abdominal; Protuberancia en la pared abdominal; Masa en la pared abdominal

Es una pequeña área de hinchazón o protrusión de tejido en el abdomen.

Causas

Con mucha frecuencia, una protuberancia en el abdomen es causada por una hernia. Una hernia abdominal ocurre cuando hay un punto débil en la pared del abdomen. Esto permite que los órganos internos protruyan a través de la pared abdominal. Una hernia puede aparecer después de hacer un esfuerzo, levantar algo pesado o tener un período prolongado de tos.

Existen varios tipos de hernias, según donde ocurran:

  • La hernia inguinal aparece como una protuberancia en la ingle o el escroto. Este tipo es más común en los hombres que en las mujeres.
  • La hernia quirúrgica puede ocurrir a través de una cicatriz si usted se ha hecho una cirugía abdominal.
  • La hernia umbilical aparece como una protuberancia alrededor del ombligo. Sucede cuando el músculo alrededor de este no se cierra completamente.

Otras causas de una protuberancia en la pared abdominal incluyen:

  • Hematoma (acumulación de sangre bajo la piel después de lesión)
  • Lipoma (acumulación de tejido adiposo bajo la piel)
  • Ganglios linfáticos
  • Tumor de la piel o los músculos

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si tiene una protuberancia en el abdomen, especialmente si se vuelve más grande, cambia de color o le duele.

Si tiene una hernia, llame a su proveedor si:

  • Su hernia cambia de apariencia.
  • Su hernia está causando más dolor.
  • Usted ya no elimina gases o se siente hinchado. 
  • Tiene fiebre.
  • Hay dolor o sensibilidad alrededor de la hernia.
  • Presenta vómitos o náuseas.

El riego sanguíneo a los órganos que protruyen a través de la hernia se puede interrumpir. Esto se denomina hernia estrangulada. Esta afección es muy poco común, pero es una emergencia cuando se presenta.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El proveedor lo examinará y le hará preguntas acerca de su historia clínica y los síntomas, tales como:

  • ¿Dónde está localizada la protuberancia?
  • ¿Cuándo notó por primera vez la protuberancia en su abdomen?
  • ¿Está siempre allí o aparece y desaparece?
  • ¿Hay algo que haga que la protuberancia se vuelva más grande o más pequeña?
  • ¿Qué otros síntomas tiene?

Durante un examen físico, le pueden solicitar que tosa o haga un esfuerzo.

Es probable que se requiera de cirugía para corregir hernias que no desaparecen o que causan síntomas. La cirugía se puede realizar a través de una incisión quirúrgica grande o a través de una incisión más pequeña dentro de la cual el cirujano introduce una cámara y otros instrumentos.

Referencias

Ball JW, Dains JE, Flynn JA, Solomon BS, Stewart RW. Abdomen. In: Ball JW, Dains JE, Flynn JA, Solomon BS, Stewart RW, eds. Seidel's Guide to Physical Examination. 9th ed. St Louis, MO: Elsevier; 2019:chap 18.

Turnage RH, Mizell J, Badgwell B. Abdominal wall, umbilicus, peritoneum, mesenteries, omentum, and retroperitoneum. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 43.

        Los conceptos básicos

         

          Cuidados personales

           

          Qué detecta esta prueba Protuberancia en el abdomen

           
             

            Actualizado: 6/15/2019

            Versión en inglés revisada por: Debra G. Wechter, MD, FACS, general surgery practice specializing in breast cancer, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

            La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
            adam.com

             
             
             

             

             

            Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
            Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos