Niño irritable o melindroso

Definición

Los niños pequeños que todavía no pueden hablar le harán saber cuando algo va mal, poniéndose melindrosos o irritables. Si su hijo está más melindroso de lo normal, podría ser una señal de que algo anda mal.

Nombres alternativos

Desconsuelo; Irritabilidad

Causas

Es normal que los niños que a veces se pongan melindrosos o llorones. Hay muchas razones por las que los niños resultan quisquillosos:

Su hijo también puede estar preocupado por algo. Pregúntese si ha tenido estrés, tristeza o enojo en su hogar. Los niños pequeños son sensibles al estrés en el hogar y al estado de ánimo de sus padres o cuidadores.

Si su bebé llora por más de 3 horas al día, podría tener cólicos. Aprenda maneras con las que usted pueda ayudar a su bebé con cólico.

Muchas enfermedades comunes de la infancia pueden provocar que un niño sea melindroso. La mayoría de las enfermedades se tratan fácilmente y abarcan:

Aunque es menos común, los melindres de un niño puede ser una señal temprana de un problema más serio.

Cuidados en el hogar

Trate de calmar a su hijo como lo haría normalmente. Pruebe meciéndolo, abrazándolo, hablándole o haciendo cosas que a su hijo le resulten tranquilizadoras.

Aborde otros factores que pueden estar causando los melindres:

Usando sus habilidades para la crianza, usted debe ser capaz de calmar a su hijo y hacer que las cosas mejoren. Procurar que su hijo tenga un horario regular de comidas y de sueño diario también puede ayudar.

Cuándo contactar a un profesional médico

Como padre, usted conoce el comportamiento habitual de su hijo. Si su hijo está más irritable que de costumbre y no es posible consolarlo, póngase en contacto con el médico.

Observe y reporte otros síntomas, tales como:

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El pediatra colaborará con usted para entender por qué su hijo está irritable. Durante la visita al consultorio, el médico:

Referencias

Onigbanjo MT, Feigelman S. The first year. In: Kliegman RM, St. Geme JW, Blum NJ, Shah SS, Tasker RC, Wilson KM, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 21st ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 22.

Zhou D, Sequeira S, Driver D, Thomas S. Disruptive mood dysregulation disorder. In: Driver D, Thomas SS, eds. Complex Disorders in Pediatric Psychiatry: A Clinician's Guide. St Louis, MO: Elsevier; 2018:chap 15.