E-mail Form
Email Results

 
 
Para Imprimir
Favoritos
bookmarks-menu

Hipo

Singulto

Es un movimiento involuntario (espasmo) del diafragma, el músculo que se encuentra en la base de los pulmones. El espasmo es seguido de un cierre rápido de las cuerdas vocales. El cierre de estas produce un sonido característico.

Consideraciones

A menudo, el hipo comienza sin razón aparente. Con frecuencia suele desaparecer después de algunos minutos. En pocas ocasiones, el hipo puede durar días, semanas o meses. El hipo es común y normal en recién nacidos y en bebés.

Causas

Las causas pueden incluir:

  • Cirugía abdominal
  • Enfermedad o trastorno que irrite los nervios que controlan el diafragma (incluyendo pleuresía, neumonía o enfermedades de la parte superior del abdomen)
  • Alimentos o líquidos picantes o condimentados
  • Emanaciones nocivas
  • Accidente cerebrovascular o tumor que afecte el cerebro

Por lo general, no hay una causa específica para el hipo.

Cuidados en el hogar

No existe una forma segura de detener el hipo, pero existen muchas sugerencias comunes que se pueden intentar:

  • Respirar repetitivamente dentro de una bolsa de papel.
  • Tomar un vaso de agua fría.
  • Comer una cucharadita (4 gramos) de azúcar.
  • Contener la respiración.

Cuándo contactar a un profesional médico

Contacte a su proveedor de atención médica si el hipo continúa por más de unos cuantos días.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

Si necesita ver a su proveedor debido al hipo, le harán un examen físico y algunas preguntas sobre el problema.

Las preguntas pueden incluir:

  • ¿Le da hipo con facilidad?
  • ¿Cuánto tiempo ha durado este episodio de hipo?
  • ¿Ha consumido algo caliente o condimentado recientemente?
  • ¿Ha consumido bebidas carbonatadas recientemente?
  • ¿Ha estado expuesto a algún tipo de emanaciones de humo?
  • ¿Qué ha intentado para aliviar el hipo?
  • ¿Qué le ha dado resultado en el pasado?
  • ¿Qué tan efectivo fue el intento?
  • ¿Se detuvo el hipo por un rato y luego comenzó de nuevo?
  • ¿Tiene otros síntomas?

Los exámenes adicionales solo se realizan cuando se sospecha de una enfermedad o de un trastorno como causa del hipo.

Para tratar el hipo que no desaparece, el proveedor puede realizar un lavado gástrico o un masaje del seno carotídeo en el cuello. NO intente realizar el masaje carotídeo por su cuenta. Esto lo debe hacer un proveedor.

Si el hipo continúa, los medicamentos pueden ayudar. La introducción de una sonda en el estómago (colocación de una sonda nasogástrica) también puede servir.

En muy pocas ocasiones, si los medicamentos u otros métodos no funcionan, se puede intentar un tratamiento como el bloqueo del nervio frénico, el nervio que controla el diafragma.

Referencias

American Cancer Society website. Hiccups. www.cancer.org/treatment/treatments-and-side-effects/physical-side-effects/hiccups.html. Updated February 1, 2020. Accessed April 12, 2021.

National Institutes of Health, Genetic and Rare Diseases Information Center website. Chronic hiccups. rarediseases.info.nih.gov/diseases/6657/chronic-hiccups. Updated February 1, 2021. Accessed April 12, 2021. 

Petroianu GA. Hiccups. In: Kellerman RD, Rakel DP, eds. Conn's Current Therapy 2021. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:24-26.


        Actualizado: 1/16/2021

        Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Clinical Associate Professor, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

        La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
        © 1997- adam.com Todos los derechos son reservados

         
         
         

         

         

        Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
        Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos