E-mail Form
Email Results

 
 
Para Imprimir
Favoritos
bookmarks-menu

Reimplantación de los dedos

Reimplantación de dedos amputados; Revascularización de dedos amputados

Es la cirugía para volver a pegar completamente dedos de la mano o del pie que han sido cercenados (amputados).

Descripción

La cirugía se realiza de la siguiente manera:

  • Se suministra anestesia general. Esto significa que la persona estará dormida y no sentirá dolor. O anestesia local (raquídea y epidural) para adormecer el brazo o pierna.
  • El cirujano extirpa el tejido dañado.
  • Se recortan los extremos de los huesos.
  • El cirujano pone el dedo de la mano o del pie (llamado "dígito") en el lugar. Se unen los huesos con alambres o una placa y tornillos.
  • Se reparan los tendones, seguido de los nervios y vasos sanguíneos. La reparación de nervios y vasos sanguíneos es el paso más importante para el éxito del procedimiento. De ser necesario, se utilizará tejido con nervios y vasos sanguíneos de otras partes del cuerpo.
  • Se cierra la herida y se coloca un vendaje.

Por qué se realiza el procedimiento

Se realiza cirugía cuando se han amputado los dedos de la mano o del pie y están en una condición que permitiría la reimplantación.

Riesgos

Los riesgos de la anestesia y de la cirugía en general incluyen:

  • Reacciones a los medicamentos, problemas respiratorios
  • Sangrado, coágulos sanguíneos, infección

Los riesgos de esta cirugía incluyen:

  • Muerte del tejido (necrosis) reimplantado 
  • Disminución de la función nerviosa o del movimiento en el dedo reimplantado
  • Pérdida de la sensibilidad en el tejido reimplantado
  • Rigidez de los dedos
  • Dolor que continúa después de la cirugía
  • Se necesitarán más cirugías para el dedo reimplantado

Después del procedimiento

Se tendrá cuidado especial mientras usted esté en el hospital para constatar que la sangre fluya apropiadamente a la parte reimplantada. El brazo o la pierna se mantendrán elevados. La habitación se puede mantener caliente para garantizar el flujo de sangre apropiado. La parte reimplantada se revisará con frecuencia para constatar que haya una buena circulación.

Después de salir del hospital, usted posiblemente necesite usar un yeso para proteger el dedo de la mano o del pie. El cirujano puede recetar medicamento anticoagulante.

El cuidado adecuado de la parte o partes amputadas es muy importante para la reimplantación exitosa. Bajo condiciones apropiadas, hay una buena posibilidad de que la cirugía pueda restaurar el uso del dedo del pie o de la mano. Usted necesitará consultas de control con su proveedor de atención médica, quien seguirá revisando la circulación en el área de la cirugía.

Expectativas (pronóstico)

Los niños son mejores candidatos para la cirugía de reimplantación debido a su mayor capacidad para cicatrizar y regenerar tejido.

La reimplantación de una parte amputada se realiza mejor en las primeras 6 horas después de la lesión. Sin embargo, la reimplantación aún puede ser exitosa si la parte amputada se ha conservado refrigerada hasta por 24 horas después de la lesión.

Usted no tendrá la misma flexibilidad en el dedo de la mano o del pie después de la cirugía. El dolor y los cambios en la sensibilidad pueden continuar.

Referencias

Higgins JP. Replantation. In: Wolfe SW, Hotchkiss RN, Pederson WC, Kozin SH, Cohen MS, eds. Green's Operative Hand Surgery. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 42.

Klausmeyer MA, Jupiter JB. Replantation. In: Browner BD, Jupiter JB, Krettek C, Anderson PA, eds. Skeletal Trauma: Basic Science, Management, and Reconstruction. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 51.

Rose E. Management of amputations. In: Roberts JR, Custalow CB, Thomsen TW, eds. Roberts and Hedges' Clinical Procedures in Emergency Medicine and Acute Care. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 47.

  • Dedo amputado - ilustración

    La reimplantación de una parte amputada se debe realizar idealmente entre 4 a 6 horas después de la lesión, aunque se han reportado resultados exitosos hasta 24 horas después de la lesión, si la parte amputada se mantuvo en frío. Durante la cirugía, los huesos, tendones, ligamentos, nervios y vasos se vuelven a unir. El éxito depende de que el suministro de sangre pueda ser completamente restablecido en la porción amputada y que los nervios se reconecten exitosamente. El cuidado adecuado de la parte amputada es vital para el éxito de la reimplantación. Bajo condiciones adecuadas, el pronóstico a largo plazo, en cuanto a la restauración de la función de la parte amputada, es bastante bueno.

    Dedo amputado

    ilustración

  • Reimplantación de los dedos - serie

    Presentación

    • Dedo amputado - ilustración

      La reimplantación de una parte amputada se debe realizar idealmente entre 4 a 6 horas después de la lesión, aunque se han reportado resultados exitosos hasta 24 horas después de la lesión, si la parte amputada se mantuvo en frío. Durante la cirugía, los huesos, tendones, ligamentos, nervios y vasos se vuelven a unir. El éxito depende de que el suministro de sangre pueda ser completamente restablecido en la porción amputada y que los nervios se reconecten exitosamente. El cuidado adecuado de la parte amputada es vital para el éxito de la reimplantación. Bajo condiciones adecuadas, el pronóstico a largo plazo, en cuanto a la restauración de la función de la parte amputada, es bastante bueno.

      Dedo amputado

      ilustración

    • Reimplantación de los dedos - serie

      Presentación

    Cuidados personales

     

      Actualizado: 7/25/2020

      Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery, San Francisco, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

      La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
      © 1997- adam.com Todos los derechos son reservados

       
       
       

       

       

      Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
      Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos