Violencia sexual

Definición

La violencia sexual es cualquier actividad o contacto sexual que ocurre sin su consentimiento. Puede involucrar fuerza física o amenaza de fuerza. También puede ocurrir debido a coerción o amenazas. Si usted ha sido víctima de violencia sexual, no es su culpa. La violencia sexual nunca es culpa de la víctima.

Nombres alternativos

Sexo y violación; Violación en una cita; Agresión sexual; Violación; Violencia sexual con pareja íntima; Violencia sexual - incesto

Información

La agresión sexual, el abuso sexual, el incesto y la violación son todos tipos de violencia sexual. La violencia sexual es un problema de salud pública grave. Afecta a personas de toda: 

La violencia sexual ocurre con más frecuencia en las mujeres, pero los hombres también son víctimas. Aproximadamente 1 de cada 5 mujeres y 1 de cada 71 hombres en los Estados Unidos han sido víctimas de una violación que se llevó a cabo o de un intento de violación (penetración forzada) en su vida. Sin embargo, la violencia sexual no se limita a la violación.

La violencia sexual es cometida con mucho más frecuencia por hombres. A menudo, es alguien que la víctima conoce. El perpetrador (persona que causa la violencia sexual) puede ser un:

Las definiciones legales de violencia o agresión sexual varían de estado a estado. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la violencia sexual incluye cualquiera de las siguientes:

Es importante saber que el contacto sexual pasado no implica consentimiento. Cualquier contacto o actividad sexual, física o no física, requiere que ambas personas estén de acuerdo de manera libre, clara y voluntaria.

Una persona no puede dar su consentimiento si: 

MANERAS DE RESPONDER AL CONTACTO SEXUAL NO DESEADO

Si está bajo presión para a tener una actividad sexual que no desea, estos consejos de RAINN (Red Nacional de Violación, Abuso e Incesto, por sus siglas en inglés) pueden ayudarle a salirse de forma segura de la situación.

No importa lo que pase. Nada de lo que haya hecho o dicho causó la agresión. No importa lo que haya estado usando, bebiendo, o haciendo, incluso si estaba coqueteado o besando, no es su culpa. Su comportamiento antes, durante y después del incidente no cambia el hecho de que el perpetrador es el culpable.

DESPUÉS DE OCURRIDA UNA AGRESIÓN SEXUAL

Póngase a salvo. Si sufrió una agresión sexual, trate de ponerse a salvo tan pronto como pueda. Si se encuentra en peligro inmediato o con una lesión grave, llame al 9-1-1 o al número local de emergencia.

Consiga ayuda. Una vez que esté a salvo puede encontrar recursos locales para las víctimas de agresión sexual. Llamando a la Línea Nacional de Ayuda en Caso de Agresión Sexual al 800-6585-HOPE (4673). Si ha sufrido una violación sexual, la línea telefónica gratuita puede comunicarlo con hospitales que cuentan con personal capacitado para trabajar con víctimas de abuso sexual y además para recolectar evidencia. La línea telefónica gratuita puede enviarle a un abogado para ayudarle durante este momento difícil. También puede obtener ayuda y apoyo relacionado con cómo reportar el delito en caso de que decida hacerlo.

Obtenga atención médica. Es una buena idea buscar atención médica para revisar y tratar sus lesiones. Es posible que sea difícil, pero trate de NO ducharse, tomar un baño de tina, lavarse las manos, cortarse las uñas, cambiarse la ropa o lavarse los dientes antes de recibir atención médica. De esa manera tendrá la opción de que se pueda recolectar evidencia.

TRATAMIENTO DESPUÉS DE UNA AGRESIÓN SEXUAL

En el hospital, sus proveedores de atención médica le explicarán qué exámenes y tratamientos pueden realizarle. Ellos le explicarán qué sucederá y por qué. Le pedirán su consentimiento antes de realizar cualquier procedimiento o prueba.

Es probable que sus proveedores discutan la posibilidad de realizarle un examen forense por agresión sexual (kit para violaciones sexuales) el cual es realizado por una enfermera capacitada especialmente. Usted puede decidir si se realizará el examen o no. Si lo hace, este recolectará ADN y otra evidencia en caso de que decida reportar el delito. Estos son algunos de los puntos a considerar.

Es probable que sus proveedores también hablen de:

CÓMO CUIDARSE DESPUÉS DE SUFRIR UNA AGRESIÓN SEXUAL

Después de sufrir una agresión sexual, es posible que sienta confusión, enojo o desesperación. Es normal reaccionar de varias maneras.

Este tipo de sentimientos y reacciones es normal. Sus sentimientos también pueden cambiar con el tiempo. Esto también es normal.

Tome el tiempo de sanarse física y emocionalmente.

Para resolver los sentimientos relacionados con el evento, muchos se han dado cuenta que es de mucho beneficio compartir esos sentimientos con un consejero capacitado profesionalmente. No es admitir debilidad el buscar ayuda para manejar con los poderosos sentimientos asociados con una violación personal. Hablar con un consejero también puede ayudarle a saber cómo manejar el estrés y superar lo que ha experimentado.

Recuperarse de un acto de violencia sexual puede tomar tiempo. Todas las personas tienen una ruta de recuperación diferente. Recuerde ser amable con sí mismo mientras atraviese este proceso. Pero sea optimista de que con el tiempo, con el apoyo de sus amigos de confianza y terapia profesional, usted se recuperará.

RECURSOS:

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention website. National Intimate Partner and Sexual Violence Survey (NISVS). www.cdc.gov/violenceprevention/datasources/nisvs/index.html. Updated June 4, 2020. Accessed March 29, 2021.

Centers for Disease Control and Prevention website. Violence prevention: sexual violence. www.cdc.gov/violenceprevention/sexualviolence/index.html. Updated February 5, 2021. Accessed March 29, 2021.

Cowley DS, Lentz GM. Emotional aspects of gynecology: depression, anxiety, posttraumatic stress disorder, eating disorders, substance use disorders, "difficult" patients, sexual function, rape, intimate partner violence, and grief. In: Lobo RA, Gershenson DM, Lentz GM, Valea FA, eds. Comprehensive Gynecology. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 9.

Gambone JC. Intimate partner and family violence, sexual assault, and rape. In: Hacker NF, Gambone JC, Hobel CJ, eds. Hacker & Moore's Essentials of Obstetrics and Gynecology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 29.

Linden JA, Riviello RJ. Sexual assault. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 58.

Workowski KA, Bolan GA; Centers for Disease Control and Prevention. Sexually transmitted diseases treatment guidelines, 2015. MMWR Recomm Rep. 2015;64(RR-03):1-137. PMID: 26042815  pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26042815/.