Navegar A-Z

 
E-mail Form
Email Results

 
 
Para Imprimir
Favoritos
bookmarks-menu

Leptospirosis

Enfermedad de Weil; Fiebre icterohemorrágica; Enfermedad de las porquerizas; Fiebre de los arrozales; Fiebre de los cortadores de caña; Fiebre de los pantanos; Fiebre del fango; Ictericia hemorrágica; Enfermedad de Stuttgart; Fiebre por Leptospira canicola

Es una infección causada por la bacteria leptospira.

Causas

Esta bacteria puede encontrarse en aguas dulces que han sido ensuciada por la orina de animales. Puede infectarse si consume o entra en contacto con agua o suelo contaminado. La infección ocurre en climas cálidos. La leptospirosis no se propaga de una persona a otra, excepto en casos muy poco comunes. 

Algunos de los factores de riesgo incluyen:

  • Exposición ocupacional: agricultores, granjeros, trabajadores de los mataderos, cazadores (tramperos), veterinarios, leñadores, personas que trabajan en el alcantarillado, personas que trabajan en arrozales y personal militar.
  • Actividades recreativas: nadar en aguas dulces, hacer canotaje, hacer kayak y ciclomontañismo en áreas cálidas.
  • Exposición en el hogar: tener perros como mascotas, ganado doméstico, sistemas de recolección de agua de lluvia y roedores infectados.

La enfermedad de Weil, una forma grave de leptospirosis, es poco frecuente en la parte continental de los Estados Unidos. Hawái tiene la mayor cantidad de casos en los Estados Unidos.

Síntomas

Los síntomas pueden tardar de 2 a 30 días (un promedio de 10 días) en aparecer y pueden incluir:

  • Tos seca
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular
  • Náuseas, vómitos y diarrea
  • Escalofríos

Los síntomas menos comunes incluyen:

Pruebas y exámenes

Se analiza la sangre en busca anticuerpos contra la bacteria. Durante algunas fases de la enfermedad, las bacterias en sí pueden ser detectadas con un examen de reacción en cadena de polimerasa (RCP).

Otros exámenes que se pueden hacer son:

Tratamiento

Los medicamentos para tratar la leptospirosis incluyen:

  • Ampicilina
  • Azitromicina 
  • Ceftriaxona
  • Doxiciclina
  • Penicilina

Los casos complicados o graves pueden necesitar tratamiento complementario. Podría necesitar tratamiento en una unidad de cuidados intensivos (UCI) de un hospital.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico generalmente es bueno. Sin embargo, un caso complicado puede ser mortal si no se trata de manera oportuna.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor de atención médica si tiene algún síntoma o factores de riesgo para la leptospirosis.

Prevención

Evite áreas de aguas estancadas o de inundaciones, especialmente en los climas tropicales. Si usted está expuesto a un área de alto riego, tome precauciones para evitar la infección. Utilice ropa, zapatos o botas de protección cuando se acerque a agua o suelo contaminado con orina animal. Puede tomar doxiciclina para disminuir el riesgo.

Referencias

Galloway RL, Stoddard RA, Schafer IJ. Leptospirosis. CDC Yellow Book 2020: Health Information for the International Traveler. Centers for Disease Control and Prevention. wwwnc.cdc.gov/travel/page/yellowbook-home. Updated July 18, 2019. Accessed October 7, 2020.

Haake DA, Levett PN. Leptospira species (leptospirosis). In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 239.

Zaki S, Shieh W-J. Leptospirosis. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 307.

  • Anticuerpos - ilustración

    Los antígenos son moléculas grandes, (generalmente proteínas) localizadas en la superficie de las células, virus, hongos, bacterias y algunas sustancias muertas como toxinas, sustancias químicas, medicamentos y partículas extrañas. El sistema inmunológico detecta los antígenos y produce anticuerpos que destruyen las sustancias que los contienen.

    Anticuerpos

    ilustración

  • Anticuerpos - ilustración

    Los antígenos son moléculas grandes, (generalmente proteínas) localizadas en la superficie de las células, virus, hongos, bacterias y algunas sustancias muertas como toxinas, sustancias químicas, medicamentos y partículas extrañas. El sistema inmunológico detecta los antígenos y produce anticuerpos que destruyen las sustancias que los contienen.

    Anticuerpos

    ilustración


Actualizado: 7/13/2020

Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
© 1997- adam.com Todos los derechos son reservados

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos