English Version
Print-Friendly
Bookmarks

Esquistosomiasis

Bilharziasis; Fiebre de Katayama; Cercariosis cutánea; Trematodo sanguíneo; Fiebre de caracol

Es una infección con un tipo de parásito trematodo sanguíneo llamado esquistosoma.

Causas

Se puede contraer la infección por esquistosoma a través del contacto con agua contaminada. Este parásito nada libremente en cuerpos de agua dulce al aire libre.

Cuando el parásito entra en contacto con los humanos, penetra en la piel y madura a otra etapa. Posteriormente, migra hacia los pulmones y el hígado, donde madura hasta la forma adulta del gusano.

El gusano adulto viaja entonces hasta la parte del cuerpo de su preferencia, según la especie. Estas zonas incluyen:

  • La vejiga
  • El recto
  • Los intestinos
  • El hígado
  • Las venas que llevan sangre desde los intestinos hasta el hígado
  • El bazo
  • Los pulmones

La esquistosomiasis por lo general no se observa en los Estados Unidos, excepto por los viajeros que regresan a sus hogares o personas de otros países que tienen la infección y ahora viven en los EE.UU. Es común en muchas áreas tropicales y subtropicales en todo el mundo.

Síntomas

Los síntomas varían de acuerdo con las especies de gusano y la fase de infección.

  • Tener muchos parásitos causa fiebre, escalofrío, hinchazón de los ganglios linfáticos e hinchazón del hígado y del bazo.
  • Cuando el gusano penetra por primera vez la piel, puede causar picazón y una erupción cutánea (cercariosis cutánea). En esta condición, el esquistosoma se destruye dentro de la piel.
  • Los síntomas intestinales pueden incluir dolor abdominal y diarrea (que puede ser sanguinolenta).
  • Los síntomas urinarios pueden incluir micción (orinar) frecuente, micción dolorosa y presencia de sangre en la orina.

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica lo examinará. Los exámenes que se pueden hacer incluyen:

  • Examen de anticuerpos para verificar signos de infección
  • Biopsia del tejido
  • Conteo sanguíneo completo (CSC) para verificar si hay señales de anemia
  • Conteo de eosinófilos para medir la cantidad de ciertos glóbulos blancos
  • Pruebas de la función renal
  • Pruebas de la función hepática
  • Examen de heces para buscar huevos del parásito
  • Análisis de orina para buscar huevos del parásito

Tratamiento

Esta infección generalmente se trata con el fármaco prazicuantel o la oxamniquina. Por lo general se administra junto con corticorteroides. Si la infección es grave o compromete el cerebro, se pueden administrar primero los corticosteroides.

Expectativas (pronóstico)

El tratamiento antes de que se presenten daños significativos o complicaciones severas generalmente produce buenos resultados.

Posibles complicaciones

Pueden presentarse las siguientes complicaciones:

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si presenta síntomas de esquistosomiasis, en especial si:

  • Ha viajado a un área tropical o subtropical donde se sabe que existe la enfermedad
  • Ha estado expuesto a cuerpos de aguas que están o podrían estar contaminados

Prevención

Siga estos pasos para evitar contraer esta infección:

  • Evite nadar o bañarse en agua que está o puede estar contaminada.
  • Evite los cuerpos de agua si no sabe si son seguros.

Los caracoles pueden alojar este parásito. La erradicación de caracoles en cuerpos de agua usados por personas puede ayudar a prevenir la infección.

Referencias

Carvalho EM, Lima AAM, Marcos LA, Gotuzzo E. Trematode infections. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 334.

Maguire JH. Trematodes (schistosomes and liver, intestinal, and lung flukes). In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 288.

Volver arriba

  • Prurito del nadador

    ilustración

  • Anticuerpos

    ilustración

  • Prurito del nadador

    ilustración

  • Anticuerpos

    ilustración

Actualizado: 12/24/2020

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
© 1997- adam.comTodos los derechos son reservados

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.