English Version
 
E-mail Form
Email Results

 
 
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Enteritis

Es una inflamación del intestino delgado.

Causas

La enteritis casi siempre es causada por comer o beber cosas contaminadas con bacterias o virus. Los gérmenes se establecen en el intestino delgado y causan inflamación e hinchazón.

La enteritis también puede ser causada por:

  • Un trastorno autoinmunitario, como la enfermedad de Crohn
  • Ciertos fármacos, incluyendo los AINE (tales como ibuprofeno y naproxeno sódico) y cocaína
  • Daño a causa de radioterapia
  • Celiaquía
  • Esprue tropical
  • Enfermedad de Whipple

La inflamación también puede comprometer al estómago (gastritis) y al intestino grueso (colitis).

Los factores de riesgo incluyen:

  • Casos recientes de gripe estomacal entre los miembros de una casa
  • Viaje reciente
  • Exposición a aguas contaminadas

Los tipos de enteritis incluyen:

Síntomas

Los síntomas pueden comenzar de horas a días después de haber sido infectado. Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor abdominal
  • Diarrea -- aguda y grave
  • Falta de apetito
  • Vómito
  • Sangre en las heces

Pruebas y exámenes

Los exámenes pueden incluir:

  • Un cultivo de heces para buscar el tipo de infección. Sin embargo, con este examen no siempre se puede identificar la bacteria causante de la enfermedad.
  • Una colonoscopia y/o endoscopia superior para observar el intestino delgado y tomar muestras de tejido si es necesario.
  • Exámenes de imágenes, como tomografía computarizada (TC) y resonancia magnética (RM), si los síntomas son persistentes.

Tratamiento

Los casos leves con frecuencia no necesitan tratamiento.

Los medicamentos contra la diarrea se usan algunas veces.

Es posible que sea necesario rehidratarlo con soluciones electrolíticas si su cuerpo no tiene suficientes líquidos.

Usted puede necesitar atención médica y líquidos a través de una vena (líquidos intravenosos) si tiene diarrea y no puede retener líquidos. Con frecuencia, este es el caso con los niños pequeños.

Si usted toma diuréticos (pastillas de agua) o un inhibidor de la ECA y presenta diarrea, es posible que deba suspender los diuréticos. Sin embargo, no deje de tomar ningún medicamento sin consultar primero con su proveedor de atención médica.

Es posible que necesite tomar antibióticos.

Las personas con la enfermedad de Crohn con frecuencia necesitarán tomar medicamentos antiinflamatorios (no AINES).

Expectativas (pronóstico)

En personas por lo demás sanas, los síntomas casi siempre desaparecen sin tratamiento en unos pocos días.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden ser:

  • Deshidratación
  • Diarrea prolongada

Nota: En los bebés, la diarrea puede causar deshidratación intensa que aparece muy rápidamente.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si:

  • Se presenta deshidratación.
  • La diarrea no desaparece de 3 a 4 días.
  • Se presenta fiebre de más de 101ºF (38.3ºC).
  • Presenta sangre en las heces.

Prevención

Los siguientes pasos pueden ayudar a prevenir la enteritis:

  • Lávese siempre las manos después de usar el sanitario y antes de comer o preparar alimentos y bebidas. Usted también puede lavarse las manos con un producto a base de alcohol que contenga al menos 60% de alcohol.
  • Hierva el agua que provenga de fuentes desconocidas, tales como pozos al aire libre y arroyos, antes de beberla.
  • Emplee únicamente utensilios limpios para comer o manipular alimentos, particularmente al manejar huevos y aves.
  • Cocine muy bien los alimentos.
  • Use refrigeradores para almacenar alimentos que necesiten permanecer fríos.

Referencias

DuPont HL, Okhuysen PC. Approach to the patient with suspected enteric infection. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 267.

Melia JMP, Sears CL. Infectious enteritis and proctocolitis. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 110.

Lima AAM, Warren CA, Guerrant RL. Acute dysentery syndromes (diarrhea with fever). In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 99.

Semrad CE. Approach to the patient with diarrhea and malabsorption. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 131.

  • Organismo Salmonella typhi - ilustración

    El agente causante de la fiebre tifoidea es la bacteria Salmonella typhi. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

    Organismo Salmonella typhi

    ilustración

  • Organismo Yersinia enterocolítica - ilustración

    Esta fotografía muestra el organismo Yersinia enterocolítica. Estos organismos causan una amplia gama de enfermedades; entre las más comunes están la diarrea y los síntomas gastrointestinales. La infección por Yersinia aparece con mayor frecuencia en los individuos inmunocomprometidos. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

    Organismo Yersinia enterocolítica

    ilustración

  • Organismo Campylobacter jejuni - ilustración

    La infección por Campylobacter jejuni ocasiona calambres, diarrea, dolor abdominal y fiebre en un período de 2 a 5 días después de que la persona ha estado expuesta al organismo. La Campylobacter jejuni es una de las causas bacterianas más comunes de diarrea y la mayor parte de estas bacterias provienen de la manipulación e ingestión de carne de aves de corral cruda o mal cocida. Aunque las aves de corral y otras aves no resultan afectadas por la bacteria, otros animales sí pueden resultar afectados; por lo tanto, es posible que una persona adquiera la infección por el contacto con las heces infectadas de un gato o un perro enfermo. Así se ven los organismos Campylobacter a través de un microscopio. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

    Organismo Campylobacter jejuni

    ilustración

  • Organismo Clostridium difficile - ilustración

    El Clostridium difficile es una bacteria que comúnmente se encuentra en el tracto intestinal pero que, bajo circunstancias propicias, como después o durante una terapia con antibióticos, puede causar enterocolitis. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

    Organismo Clostridium difficile

    ilustración

  • El sistema digestivo - ilustración

    El esófago, el estómago y los intestinos grueso y delgado, ayudados por el hígado, la vesícula biliar y el páncreas convierten los componentes nutritivos de los alimentos en energía y descomponen los no nutritivos en desechos para ser excretados.

    El sistema digestivo

    ilustración

  • Anatomía del esófago y del estómago - ilustración

    Cuando se traga el alimento, éste pasa por el esófago hacia el estómago, en donde se realiza la mayor parte de la digestión.

    Anatomía del esófago y del estómago

    ilustración

    • Organismo Salmonella typhi - ilustración

      El agente causante de la fiebre tifoidea es la bacteria Salmonella typhi. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

      Organismo Salmonella typhi

      ilustración

    • Organismo Yersinia enterocolítica - ilustración

      Esta fotografía muestra el organismo Yersinia enterocolítica. Estos organismos causan una amplia gama de enfermedades; entre las más comunes están la diarrea y los síntomas gastrointestinales. La infección por Yersinia aparece con mayor frecuencia en los individuos inmunocomprometidos. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

      Organismo Yersinia enterocolítica

      ilustración

    • Organismo Campylobacter jejuni - ilustración

      La infección por Campylobacter jejuni ocasiona calambres, diarrea, dolor abdominal y fiebre en un período de 2 a 5 días después de que la persona ha estado expuesta al organismo. La Campylobacter jejuni es una de las causas bacterianas más comunes de diarrea y la mayor parte de estas bacterias provienen de la manipulación e ingestión de carne de aves de corral cruda o mal cocida. Aunque las aves de corral y otras aves no resultan afectadas por la bacteria, otros animales sí pueden resultar afectados; por lo tanto, es posible que una persona adquiera la infección por el contacto con las heces infectadas de un gato o un perro enfermo. Así se ven los organismos Campylobacter a través de un microscopio. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

      Organismo Campylobacter jejuni

      ilustración

    • Organismo Clostridium difficile - ilustración

      El Clostridium difficile es una bacteria que comúnmente se encuentra en el tracto intestinal pero que, bajo circunstancias propicias, como después o durante una terapia con antibióticos, puede causar enterocolitis. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

      Organismo Clostridium difficile

      ilustración

    • El sistema digestivo - ilustración

      El esófago, el estómago y los intestinos grueso y delgado, ayudados por el hígado, la vesícula biliar y el páncreas convierten los componentes nutritivos de los alimentos en energía y descomponen los no nutritivos en desechos para ser excretados.

      El sistema digestivo

      ilustración

    • Anatomía del esófago y del estómago - ilustración

      Cuando se traga el alimento, éste pasa por el esófago hacia el estómago, en donde se realiza la mayor parte de la digestión.

      Anatomía del esófago y del estómago

      ilustración

    Cuidados personales

     
     

    Actualizado: 4/6/2020

    Versión en inglés revisada por: Michael M. Phillips, MD, Clinical Professor of Medicine, The George Washington University School of Medicine, Washington, DC. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

    La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
    adam.com

     
     
     

     

     

    Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
    Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos