English Version
 
E-mail Form
Email Results

 
 
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Trauma acústico

Lesión - oído interno; Trauma -l oído interno; Lesión de oído

Es una lesión a los mecanismos auditivos en el oído interno, debido a un ruido muy fuerte.

Causas

El trauma acústico es una causa común de hipoacusia sensorial. El daño de los mecanismos auditivos dentro del oído interno puede ser causado por:

  • Una explosión cerca del oído
  • Disparar un arma de fuego cerca del oído
  • Exposición prolongada a ruidos altos (como música a alto volumen o maquinaria ruidosa)
  • Cualquier ruido muy fuerte cerca del oído

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Hipoacusia parcial que generalmente involucra la exposición a sonidos de tono alto. La hipoacusia puede empeorar lentamente.
  • Ruidos, zumbidos en el oído (tinnitus).

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica con mucha frecuencia sospechará de trauma acústico si la hipoacusia se presenta después de la exposición a un ruido. Un examen físico determinará si el tímpano está dañado. Una audiometría puede determinar qué tanta audición se ha perdido.

Tratamiento

Es posible que la hipoacusia no sea curable. El objetivo del tratamiento es proteger el oído de un daño mayor. Se puede necesitar la reparación del tímpano.

El uso de un audífono puede ayudarle con la comunicación. Usted también puede aprender habilidades para enfrentar esto, como la lectura de labios.

En algunos casos, su médico puede recetarle medicamentos esteroides para ayudar a recuperar algo de la audición.

Expectativas (pronóstico)

La hipoacusia puede ser permanente en el oído afectado. El uso de una protección para el oído al estar cerca de fuentes de sonidos fuertes puede evitar que la hipoacusia empeore.

Posibles complicaciones

La hipoacusia progresiva es la principal complicación del trauma acústico.

También se puede presentar tinnitus (zumbido en el oído).

Cuándo contactar a un profesional medico

Llame a su proveedor si:

  • Tiene síntomas de un trauma acústico
  • Se presenta hipoacusia o esta empeora

Prevención

Tome los siguientes pasos para ayudar a prevenir la hipoacusia:

  • Utilice protectores auditivos u orejeras para prevenir el daño auditivo a raíz de equipos ruidosos.
  • Sea consciente de los riesgos para su audición de actividades tales como disparar armas de fuego, usar sierras de cadena, o conducir motocicletas o vehículos motorizados para la nieve.
  • NO escuche música a volumen alto durante períodos prolongados.

Referencias

Arts HA, Adams ME. Sensorineural hearing loss in adults. In: Flint PW, Francis HW, Haughey BH, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head and Neck Surgery. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 152.

Crock C, de Alwis N. Ear, nose and throat emergencies. In: Cameron P, Little M, Mitra B, Deasy C, eds. Textbook of Adult Emergency Medicine. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 18.1.

Le Prell CG. Noise-induced hearing loss. In: Flint PW, Francis HW, Haughey BH, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head and Neck Surgery. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 154.

  • Transmisión de las ondas sonoras - ilustración

    Cuando las ondas sonoras llegan al oído, son convertidas en impulsos nerviosos. Estos impulsos van hasta el cerebro, donde éste los interpreta como sonidos. Los mecanismos de la audición del oído interno pueden dañarse fácil por un ruido excesivamente alto que puede causar pérdida auditiva sensorial.

    Transmisión de las ondas sonoras

    ilustración

    • Transmisión de las ondas sonoras - ilustración

      Cuando las ondas sonoras llegan al oído, son convertidas en impulsos nerviosos. Estos impulsos van hasta el cerebro, donde éste los interpreta como sonidos. Los mecanismos de la audición del oído interno pueden dañarse fácil por un ruido excesivamente alto que puede causar pérdida auditiva sensorial.

      Transmisión de las ondas sonoras

      ilustración

    Cuidados personales

     

      Qué detecta esta prueba Trauma acústico

       
         

        Actualizado: 4/13/2020

        Versión en inglés revisada por: Josef Shargorodsky, MD, MPH, Johns Hopkins University School of Medicine, Baltimore, MD. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

        La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
        adam.com

         
         
         

         

         

        Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
        Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos