Infecciones de las glándulas salivales

Definición

Las infecciones de las glándulas salivales afectan a las glándulas productoras de la saliva. La infección puede ser causada por bacterias o virus.

Hay 3 pares de glándulas salivales mayores:

Todas las glándulas salivales secretan saliva en la boca. La saliva entra a la boca a través de los conductos que se abren en diversos lugares de la misma.

Nombres alternativos

Parotiditis; Sialoadenitis

Causas

Las infecciones de las glándulas salivales son algo comunes y pueden reaparecer en algunas personas.

Las infecciones virales, como las paperas, tienden a afectar las glándulas salivales. (Las paperas con mucha frecuencia involucran a la glándula salival parótida.) Existen pocos casos hoy en día, gracias al amplio uso de la vacuna triple viral (MMR).

Las infecciones bacterianas generalmente son el resultado de:

Síntomas

Los síntomas incluyen:

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica o dentista llevarán a cabo un examen para examinar las glándulas agrandadas. También puede presentar drenaje de pus hacia la boca. A menudo la glándula presenta dolor.

Se puede realizar una tomografía computarizada, una resonancia magnética o un ultrasonido si el proveedor sospecha de un absceso o para buscar sialolitos.

Su proveedor puede recomendar un examen de sangre para detectar paperas si varias glándulas están implicadas.

Tratamiento

En algunos casos, no se necesita tratamiento alguno.

El tratamiento recomendado por su proveedor puede incluir:

Las medidas de cuidados en el hogar que puede llevar a cabo para ayudar con su recuperación incluyen:

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de las infecciones de las glándulas salivales desaparecen por sí solas o se curan con tratamiento. Algunas infecciones reaparecerán. Las complicaciones son poco frecuentes.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si tiene:

Prevención

En muchos de los casos, no se puede prevenir las infecciones de la glándula salival. Una buena higiene oral puede prevenir algunos casos de infección bacteriana.

Referencias

Elluru RG. Physiology of the salivary glands. In: Flint PW, Haughey BH, Lund V, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head and Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 83.

Jackson NM, Mitchell JL, Walvekar RR. Inflammatory disorders of the salivary glands. In: Flint PW, Haughey BH, Lund V, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head and Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 85.