Melanoma

Definición

El melanoma es el cáncer de piel más peligroso. También es el más raro. Es la causa principal de muerte por enfermedades de la piel.

Otros tipos comunes de cáncer piel son el carcinoma de células escamosas y el carcinoma de células basales.

Nombres alternativos

Cáncer de piel - melanoma, Melanona maligno; Melanoma léntigo maligno; Melanoma in situ; Melanoma de extensión superficial; Melanoma nodular, Melanoma lentiginoso acral

Causas

El melanoma es causado por cambios (mutaciones) en las células llamadas melanocitos. Estas células producen un pigmento en la piel llamado melanina. La melanina es responsable del color de la piel y del cabello.

El melanoma puede aparecer en la piel normal. En ocasiones se puede desarrollar en un lunar. Los lunares de nacimiento pueden convertirse en melanoma. Los lunares más grandes presentes al nacer están en más riesgo de convertirse en melanoma.

Existen cuatro tipos principales de melanoma:

El riesgo de aparición de melanoma aumenta con la edad. Sin embargo, cada vez está apareciendo más en personas jóvenes.

Usted tiene más probabilidades de presentar melanoma si:

Otros riesgos abarcan:

Síntomas

Un lunar, llaga, úlcera o tumor sobre la piel pueden ser un signo de melanoma o de otro tipo de cáncer de piel. Una úlcera o tumor que sangra o cambia de color también puede ser un signo de cáncer de piel.

El sistema ABCDE puede ayudarle a recordar los posibles síntomas de un melanoma:

Otra manera para detectar un posible melanoma es buscar el "signo del patito feo". Esto significa que el melanoma no luce como las otras manchas en el cuerpo. Sobresale como si fuera el patito feo de los cuentos infantiles.

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica le examinará la piel y observará el tamaño, forma, color y textura de cualquier área sospechosa con un dermatoscopio.

Si su proveedor cree que usted podría tener cáncer de piel, le extirpará un poco de ella. A esto se le denomina biopsia de piel. La muestra se envía al laboratorio para ser examinada bajo el microscopio.

Se puede emplear un procedimiento llamado biopsia del ganglio centinela (BGC) en algunas personas con melanoma para ver si el cáncer se ha diseminado a ganglios linfáticos cercanos.

Una vez que se ha diagnosticado el melanoma, se pueden llevar a cabo tomografías computarizadas u otros tipos de exámenes radiográficos para ver si el cáncer se ha diseminado.

Tratamiento

Casi siempre es necesaria la cirugía para tratar el melanoma. Se extirpará el cáncer de piel y parte del tejido circundante. La cantidad de tejido que se quite dependerá de qué tan profundo haya crecido el melanoma.

Si el cáncer se ha diseminado a ganglios linfáticos cercanos, éstos también se pueden extirpar. Después de la cirugía, dependiendo del riesgo de que la enfermedad vuelva, es posible que le suministren quimioterapia o inmunoterapia.

El tratamiento es más difícil cuando el melanoma se ha diseminado a otros órganos. El tratamiento consiste en disminuir el tamaño del cáncer de piel y tratar el cáncer en otras partes del cuerpo. Usted puede recibir:

Si usted tiene un melanoma difícil de tratar, podría contemplar la posibilidad de participar en estudios clínicos. Pida a su médico mayor información. Los investigadores siguen estudiando nuevos tratamientos.

Grupos de apoyo

El estrés causado por la enfermedad se puede aliviar uniéndose a un grupo de apoyo para el cáncer. El hecho de compartir con otras personas que tengan experiencias y problemas en común puede ayudarle a no sentirse solo.

Expectativas (pronóstico)

Su evolución depende de muchos factores, por ejemplo, qué tan pronto se diagnosticó el cáncer y qué tanto se ha diseminado.

En su etapa temprana, la mayoría de los melanomas se pueden curar.

El melanoma muy profundo o que se ha diseminado a los ganglios linfáticos tiene una mayor probabilidad de reaparecer después del tratamiento. Si el melanoma tiene una profundidad de más de 4 mm o se ha diseminado a los ganglios linfáticos, es más probable que el cáncer se haya diseminado a otros tejidos y órganos.

Si usted ha tenido melanoma y se recuperó, es muy importante examinarse el cuerpo regularmente en busca de cualquier cambio inusual. Su riesgo de melanoma aumenta una vez que usted ha tenido este cáncer. El melanoma puede volver años más tarde. 

Posibles complicaciones

Un melanoma puede diseminarse a otras partes del cuerpo.

El tratamiento para el melanoma puede ocasionar efectos secundarios como dolor, náuseas y fatiga.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si nota un tumor nuevo o cualquier otro cambio en la piel. También debe contactar a su proveedor si una mancha que ya tiene:

Prevención

Algunas personas deben ver a un especialista en la piel para que les realice exámenes regulares de la piel. Incluyendo a personas con:

Un dermatólogo puede examinarlo y decirle si necesita chequeos regulares de la piel. Algunas veces, se extirpan lunares inusuales para evitar que se conviertan en melanoma.

Usted debe también examinarse su propia piel una vez al mes. Utilice un espejo para revisar los lugares difíciles de ver. Use el sistema ABCDE y el "signo del patito feo" cuando esté examinando su piel. 

La mejor manera de prevenir el cáncer de piel es reducir su exposición a la luz del sol. Los rayos ultravioleta son más intensos entre las 10 a. m. y las 4 p. m. Trate de evitar la exposición al sol durante estas horas. Proteja su piel con el uso de un sombrero, camisa de manga larga, falda larga o pantalón cuando tenga que estar al aire libre. Los siguientes consejos también le pueden ayudar:

Otros hechos importantes que ayudan a evitar la exposición excesiva al sol:

Aunque el melanoma puede desarrollarse en algunos lunares, los médicos consideran que no existe ninguna ventaja en remover los lunares para prevenirlo.

Referencias

Garbe C, Bauer J. Melanoma. In: Bolognia JL, Schaffer JV, Cerroni L, eds. Dermatology. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 113.

National Cancer Institute website. Melanoma treatment (PDQ) health professional version.  www.cancer.gov/types/skin/hp/melanoma-treatment-pdq. Updated November 8, 2019. Accessed January 29, 2020.

National Comprehensive Cancer Network website. NCCN clinical practice guidelines in oncology: melanoma. Version 2. 2018. www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/melanoma.pdf. Updated December 19, 2019. Accessed January 29, 2020.