English Version
 
E-mail Form
Email Results

 
 
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Síndrome de Wernicke-Korsakoff

Psicosis de Korsakoff; Encefalopatía alcohólica; Encefalopatía - alcohólica; Enfermedad de Wernicke; Uso de alcohol - Wernicke; Alcoholismo - Wernicke; Deficiencia de tiamina - Wernicke

Es un trastorno cerebral debido a la deficiencia de vitamina B1 (tiamina).

Causas

La encefalopatía de Wernicke y el síndrome de Korsakoff son afecciones diferentes que a menudo ocurren juntas. Ambas se deben al daño cerebral causado por la falta de vitamina B1.

La falta de vitamina B1 es común en personas con alcoholismo. También es común en personas cuyos cuerpos no absorben los alimentos apropiadamente (malabsorción). Esto puede ocurrir algunas veces con una enfermedad crónica o después de una cirugía para la obesidad (bariátrica).

El síndrome o psicosis de Korsakoff tiende a desarrollarse a medida que desaparecen los síntomas del síndrome de Wernicke. La encefalopatía de Wernicke causa daño cerebral en partes bajas del cerebro llamadas el tálamo y el hipotálamo. La psicosis de Korsakoff resulta del daño permanente a zonas del cerebro involucradas con la memoria.

Síntomas

Los síntomas de la encefalopatía de Wernicke incluyen:

Síntomas del síndrome de Korsakoff:

  • Incapacidad para formar nuevos recuerdos
  • Pérdida de la memoria que puede ser grave
  • Inventar historias (fabulación)
  • Ver o escuchar cosas que realmente no existen (alucinaciones)

Pruebas y exámenes

El examen del sistema nervioso y muscular puede mostrar daño a múltiples sistemas de nervios:

La persona puede parecer desnutrida. Los siguientes análisis se utilizan para verificar el nivel nutricional de la persona:

  • Albúmina sérica (se relaciona con la nutrición general de la persona)
  • Niveles séricos de vitamina B1
  • Actividad de la transcetolasa en glóbulos rojos (reducida en personas con deficiencia de tiamina)

Las enzimas hepáticas pueden estar altas en personas con antecedentes de abuso de alcohol en forma prolongada.

Otras afecciones crónicas que pueden causar una deficiencia de vitamina B1 son, entre otras, las siguientes:

Una resonancia magnética del cerebro puede mostrar cambios en el tejido cerebral, pero si se sospecha la presencia del síndrome de Wernicke-Korsakoff, el tratamiento se debería iniciar inmediatamente. Generalmente no se necesita una resonancia magnética del cerebro.

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento son controlar los síntomas y evitar el empeoramiento de la enfermedad. Algunas personas pueden necesitar hospitalización a comienzos de la afección para ayudar a controlar los síntomas.

Puede requerirse vigilancia y cuidado apropiado de la enfermedad si la persona está:

La vitamina B1 se puede suministrar usualmente a través de una inyección intravenosa o intramuscular tan pronto como sea posible. Esto puede mejorar los síntomas de:

La vitamina B1 generalmente no mejora la pérdida de la memoria y la capacidad intelectual que ocurre con la psicosis de Korsakoff.

La suspensión del consumo de alcohol puede prevenir la pérdida adicional de las funciones cerebrales y el daño a los nervios. Consumir una dieta nutritiva y bien equilibrada puede ayudar, pero no es un sustituto para dejar el consumo de alcohol.

Expectativas (pronóstico)

Sin tratamiento, el síndrome de Wernicke-Korsakoff empeora en forma constante y puede ser mortal. Con tratamiento, es posible controlar síntomas (como la falta de coordinación y las dificultades visuales). El trastorno también se puede disminuir o detener.

Posibles complicaciones

Las complicaciones que pueden ocurrir incluyen:

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica o acuda a la sala de urgencias si presenta síntomas del síndrome de Wernicke-Korsakoff o si le han diagnosticado la afección y los síntomas empeoran o reaparecen.

Prevención

No tomar alcohol o tomarlo en forma moderada y nutrirse lo suficiente reduce el riesgo de sufrir el síndrome de Wernicke-Korsakoff. Si un bebedor empedernido no deja de tomar, los suplementos de tiamina y una buena alimentación pueden reducir la probabilidad de contraer esta afección, pero no se elimina el riesgo.

Referencias

Koppel BS. Nutritional and alcohol-related neurologic disorders. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 416.

So YT. Deficiency diseases of the nervous system. In: Daroff RB, Jankovic J, Mazziotta JC, Pomeroy SL, eds. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 85.

  • Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico - ilustración

    El sistema nervioso central consta del cerebro y la médula espinal. El sistema nervioso periférico está constituido por todos los nervios periféricos.

    Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico

    ilustración

  • El cerebro - ilustración

    Las áreas principales del cerebro tienen una o más funciones específicas.

    El cerebro

    ilustración

  • Estructuras del cerebro - ilustración

    Entre las estructuras del cerebro están el tronco encefálico, compuesto por la médula espinal, la médula oblonga, los pedúnculos cerebrales y el cerebro medio; el cerebelo; el cerebro en sí (se muestra una mitad o hemisferio) y el diencéfalo.

    Estructuras del cerebro

    ilustración

    • Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico - ilustración

      El sistema nervioso central consta del cerebro y la médula espinal. El sistema nervioso periférico está constituido por todos los nervios periféricos.

      Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico

      ilustración

    • El cerebro - ilustración

      Las áreas principales del cerebro tienen una o más funciones específicas.

      El cerebro

      ilustración

    • Estructuras del cerebro - ilustración

      Entre las estructuras del cerebro están el tronco encefálico, compuesto por la médula espinal, la médula oblonga, los pedúnculos cerebrales y el cerebro medio; el cerebelo; el cerebro en sí (se muestra una mitad o hemisferio) y el diencéfalo.

      Estructuras del cerebro

      ilustración

    Cuidados personales

     
       

      Actualizado: 2/27/2018

      Versión en inglés revisada por: Joseph V. Campellone, MD, Department of Neurology, Cooper Medical School at Rowan University, Camden, NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

      La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
      adam.com

       
       
       

       

       

      Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
      Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos