English Version
 
E-mail Form
Email Results

 
 
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Equinococo

Idatidosis; Enfermedad hidatídica; Enfermedad del quiste hidatídico; Enfermedad del quiste alveolar; Equinococosis poliquística

Es una infección causada por el gusano Equinococcus granulosus o Echinococcus multilocularis. La infección también se denomina hidatidosis.

Causas

Los humanos se infectan cuando tragan los huevos del gusano por medio de alimentos contaminados. Los huevos posteriormente forman quistes dentro del cuerpo. Un quiste es una bolsa o saco cerrado. El quiste continúa creciendo y provoca síntomas.

El E granulosus es una infección causada por gusanos que se encuentran en los perros y en el ganado como ovejas, cerdos, cabras y ganado bovino. Estos gusanos miden aproximadamente de 2 a 7 mm. La infección se denomina equinococosis quística (EQ). Produce crecimiento de quistes, principalmente en los pulmones y el hígado. Los quistes también se pueden encontrar en el corazón, los huesos y el cerebro.

El E multilocularis es la infección causada por gusanos que se encuentran en perros, gatos, roedores y zorros.  Estos gusanos miden entre 1 y 4 mm. La infección se denomina equinococosis alveolar (EA). Es una condición que puede ser mortal, debido a que los crecimientos en forma de tumor se forman en el hígado. Otros órganos, tales como los pulmones y el cerebro también pueden ser afectados.

Los niños y jóvenes adultos son más propensos a infectarse. 

El equinococo es común en:

  • África
  • Asia central
  • Sur de Suramérica
  • El Mediterráneo
  • El Medio Oriente

En los Estados Unidos, esta enfermedad es muy poco común. Sin embargo, ha sido detectada en California, Arizona, Nuevo México y Utah.

Los factores de riesgo incluyen el hecho de estar expuesto a:

  • Ganado
  • Venados
  • Heces de perros, zorros o coyotes
  • Cerdos
  • Ovejas
  • Camellos

Síntomas

Un quiste puede no producir síntomas por 10 años o más.

Mientras la enfermedad avanza y el quiste crece, los síntomas pueden incluir:

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica hará un exámen físico y le realizará algunas preguntas sobre sus síntomas.

Si el proveedor sospecha que hay EQ o EA, las pruebas que se pueden realizar para encontrar los quistes incluyen:

Con mucha frecuencia, la equinococosis quística se descubre cuando se hace un estudio imagenológico por otra razón.

Tratamiento

Muchas personas se pueden tratar con medicamentos antiparasitarios.

También se puede tratar con un procedimiento en el que se introduce una aguja en el quiste a través de la piel. Se remueve (aspira) el contenido del quiste a través de la aguja. Posteriormente se introduce medicamento por el mismo medio para matar al gusano. Este tratamiento no es para quistes en los pulmones.

La cirugía es el tratamiento de elección para los quistes grandes, infectados o ubicados en órganos, como el corazón y el cerebro. 

Expectativas (pronóstico)

El resultado probable es bueno si los quistes responden al medicamento oral.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si desarrolla síntomas de este trastorno.

Prevención

Las medidas para prevenir EQ y EA incluyen:

  • Mantenerse alejado de animales salvajes incluyendo zorros, lobos y coyotes
  • Evitar el contacto con perros callejeros
  • Lavarse las manos muy bien después de tocar a mascotas como perros y gatos, y antes de manejar alimentos

Referencias

Bogitsh BJ, Carter CE, Oeltmann TN. General characteristics of the cestoidea. In: Bogitsh BJ, Carter CE, Oeltmann TN, eds. Human Parasitology. 5th ed. London, UK: Elsevier Academic Press; 2019:chap 12.

Centers for Disease Control and Prevention web site. Parasites - echinococcosis. www.cdc.gov/parasites/echinococcosis/treatment.html. Updated December 12, 2012. Accessed October 22, 2018.

Gottstein B, Beldi G. Echinococcosis. In: Cohen J, Powderly WG, Opal SM, eds. Infectious Diseases. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 120.

  • TC de equinococosis en el hígado - ilustración

    Esta TC muestra múltiples quistes en el hígado causados por la tenia de perro (Echinococcus). Se puede ver un quiste grande circular (en el lado izquierdo de la pantalla) y múltiples quistes más pequeños esparcidos por todo el hígado.

    TC de equinococosis en el hígado

    ilustración

  • Anticuerpos - ilustración

    Los antígenos son moléculas grandes, (generalmente proteínas) localizadas en la superficie de las células, virus, hongos, bacterias y algunas sustancias muertas como toxinas, sustancias químicas, medicamentos y partículas extrañas. El sistema inmunológico detecta los antígenos y produce anticuerpos que destruyen las sustancias que los contienen.

    Anticuerpos

    ilustración

    • TC de equinococosis en el hígado - ilustración

      Esta TC muestra múltiples quistes en el hígado causados por la tenia de perro (Echinococcus). Se puede ver un quiste grande circular (en el lado izquierdo de la pantalla) y múltiples quistes más pequeños esparcidos por todo el hígado.

      TC de equinococosis en el hígado

      ilustración

    • Anticuerpos - ilustración

      Los antígenos son moléculas grandes, (generalmente proteínas) localizadas en la superficie de las células, virus, hongos, bacterias y algunas sustancias muertas como toxinas, sustancias químicas, medicamentos y partículas extrañas. El sistema inmunológico detecta los antígenos y produce anticuerpos que destruyen las sustancias que los contienen.

      Anticuerpos

      ilustración

     

    Actualizado: 8/5/2018

    Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

    La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
    adam.com

     
     
     

     

     

    Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
    Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos