E-mail Form
Email Results

 
 
Para Imprimir
Favoritos
bookmarks-menu

Tuberculosis diseminada

Tuberculosis miliar; Tuberculosis - diseminada; Tuberculosis extrapulmonar

Es una infección micobacteriana en la cual la micobacteria se ha diseminado de los pulmones a otras partes del cuerpo por medio de la sangre o el sistema linfático

Causas

La infección por tuberculosis (TB) puede contraerse después de inhalar gotitas esparcidas en el aire producto de la tos o un estornudo de alguien infectado con la bacteria Mycobacterium tuberculosis. La infección pulmonar resultante se llama TB primaria.

El sitio usual de la TB son los pulmones (TB pulmonar), pero otros órganos pueden estar comprometidos. En los Estados Unidos, la mayoría de las personas con tuberculosis primaria mejoran y no tienen ningún signo posterior de la enfermedad. La TB diseminada se presenta en una cantidad pequeña de personas infectadas cuyos sistemas inmunitarios no contienen eficazmente la infección primaria.

La enfermedad diseminada se puede presentar al cabo de semanas después de la infección primaria. Algunas veces, se manifiesta años después de resultar infectado. Usted es más propenso a contraer este tipo de TB si tiene un sistema inmunitario débil debido a una enfermedad (como el SIDA) o a ciertos medicamentos. Los bebés y los adultos mayores están en mayor riesgo.  

El riesgo de contraer TB se incrementa si usted:

  • Está alrededor de personas que tengan la enfermedad (como durante un viaje al extranjero)
  • Vive en condiciones de vida insalubres o de hacinamiento
  • Está desnutrido

Los siguientes factores pueden incrementar la tasa de infección por TB en una población:

  • Aumento de las infecciones por VIH
  • Aumento de la cantidad de personas desamparadas con viviendas inestables (ambientes de pobreza y desnutrición)
  • Aparición de cepas de la bacteria de la TB farmacorresistentes

Síntomas

La tuberculosis diseminada puede afectar muchas zonas diferentes del cuerpo. Los síntomas dependen de esas zonas y pueden incluir:

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico, el cual puede mostrar:

Los exámenes que se pueden ordenar incluyen:

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es curar la infección con medicamentos que combatan las bacterias de la TB. El tratamiento de la TB diseminada implica una combinación de varios medicamentos (por lo regular 4). Todos los medicamentos se continúan hasta que las pruebas de laboratorio muestren cuáles funcionan mejor.

Usted posiblemente necesite tomar muchas píldoras diferentes durante 6 meses o más. Es muy importante que usted tome las píldoras de acuerdo con las instrucciones de su proveedor.

Cuando las personas no toman los medicamentos para la TB según las instrucciones, la infección puede volverse mucho más difícil de tratar. Las bacterias de la TB pueden volverse resistentes al tratamiento, lo cual significa que los medicamentos ya no hacen efecto.

Cuando exista la preocupación de que tal vez una persona no tome todos los medicamentos de acuerdo con las instrucciones, es probable que un proveedor tenga que vigilarlo para que tome los medicamentos recetados. Este método se denomina terapia con observación directa. En este caso, los medicamentos se pueden administrar 2 o 3 veces por semana, según lo recete el proveedor.

Usted posiblemente necesite quedarse en casa o que lo hospitalicen durante 2 a 4 semanas para evitar la propagación de la enfermedad a otros hasta que ya no sea contagiosa.

Su proveedor podría estar obligado por la ley a notificar su enfermedad de TB a la Secretaría de Salud local. Su equipo de atención médica se asegurará de que usted reciba la mejor atención.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de las formas de la tuberculosis diseminada responden bien al tratamiento. El tejido afectado, como los huesos o las articulaciones, puede tener daño permanente debido a la infección.

Posibles complicaciones

Las complicaciones de la TB diseminada pueden incluir:

Los medicamentos usados para tratar la TB pueden causar efectos secundarios como:

Se puede hacer un examen de la visión antes del tratamiento, de manera que el médico pueda vigilar cualquier tipo de cambio en la salud de sus ojos.

Cuándo contactar a un profesional médico

Comuníquese con su proveedor si sabe o sospecha que ha estado expuesto a la TB. Todas las formas de TB y la exposición requieren tratamiento y evaluación oportunos.

Prevención

La TB es una enfermedad que se puede prevenir, incluso en aquellos que han estado expuestos a una persona infectada. Las pruebas cutáneas para detectar TB se emplean en las poblaciones de alto riesgo o en personas que pueden haber estado expuestas a esta enfermedad, como los trabajadores de la salud.

A las personas que hayan estado expuestas a la TB se les deben hacer pruebas cutáneas inmediatamente y un examen de control en una fecha posterior si el primer examen fue negativo.

Una prueba cutánea positiva significa que usted ha estado en contacto con la bacteria de la TB. No significa que usted tenga la enfermedad activa o que sea contagioso. Hable con el médico respecto a cómo evitar contraer esta enfermedad. 

El tratamiento oportuno es sumamente importante para controlar la propagación de la TB a partir de aquellos que tengan la enfermedad de tuberculosis activa hacia aquellos que nunca han estado infectados con esta enfermedad.

Algunos países con una alta incidencia de TB les aplican a las personas una vacuna (llamada vacuna BCG) para prevenir la enfermedad. La efectividad de esta vacuna es limitada y no se usa de manera rutinaria en los Estados Unidos.

A las personas que hayan recibido la vacuna antituberculosa (BCG) aun se les pueden hacer pruebas cutáneas para la tuberculosis. Analice los resultados del examen (si es positivo) con su proveedor.

Referencias

Ellner JJ, Jacobson KR. Tuberculosis. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 308.

Fitzgerald DW, Sterling TR, Haas DW. Mycobacterium tuberculosis. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 249.

  • Tuberculosis renal - ilustración

    Aunque por lo general la tuberculosis afecta los pulmones, puede dañar los riñones y causar infección en muchos otros órganos del cuerpo. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

    Tuberculosis renal

    ilustración

  • Tuberculosis pulmonar - ilustración

    La tuberculosis es causada por un grupo de organismos, Mycobacterium tuberculosis, M bovis, M africanum y otros subtipos menos comunes. Por lo general infecta los pulmones, pero puede afectar otros órganos del cuerpo. Recientemente han aparecido cepas de tuberculosis resistentes a los antibióticos. Hoy en día, debido al número creciente de individuos inmunocomprometidos con sida, y de indigentes sin cuidado médico, los casos de tuberculosis han ido en aumento.(Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

    Tuberculosis pulmonar

    ilustración

  • Pulmones de un trabajador del carbon - radiografía de tórax - ilustración

    Esta radiografía de tórax muestra los pulmones de un minero. A ambos lados de los pulmones hay áreas difusas, pequeñas (de 1 a 3 mm. cada una) y claras. Las enfermedades que pueden explicar estos hallazgos en una radiografía son la neumoconiosis del minero (NCM) etapa I, silicosis simple, tuberculosis miliar, histiocitosis X (granuloma eosinofílico) y otras enfermedades pulmonares infiltrativas difusas.

    Pulmones de un trabajador del carbon - radiografía de tórax

    ilustración

  • Tuberculosis, avanzada - radiografía de tórax - ilustración

    La tuberculosis es una enfermedad infecciosa que causa inflamaciones, formación de tubérculos y la aparición de otras expansiones tisulares que pueden causar necrosis tisular. Estas radiografías de tórax muestran una tuberculosis pulmonar avanzada en la cual se observan varias áreas claras (opacidades) de diferentes tamaños, unidas unas con las otras (coalescencia). Las flechas señalan la localización de las cavidades de estas áreas claras. La radiografía de la izquierda muestra claramente que las opacidades están localizadas en el área superior de los pulmones, vistas desde la parte posterior. Esta es la apariencia típica de la tuberculosis pulmonar crónica, pero también puede ocurrir en la histiocitosis pulmonar crónica y en la coccidioidomicosis pulmonar crónica. La tuberculosis pulmonar está reapareciendo nuevamente con una mayor resistencia que la hace difícil de tratar; la tuberculosis pulmonar es la forma más común de la enfermedad, aunque otros órganos también pueden ser infectados.

    Tuberculosis, avanzada - radiografía de tórax

    ilustración

  • Tuberculosis miliar - ilustración

    La tuberculosis miliar se caracteriza por una infección bacteriana crónica contagiosa causada por el Mycobacterium tuberculosis que se ha diseminado a otros órganos del cuerpo a través de la sangre o linfa.

    Tuberculosis miliar

    ilustración

  • Eritema multiforme, lesiones circulares en las manos - ilustración

    Las lesiones producidas por el eritema multiforme son circulares y pueden presentarse como anillos concéntricos (se las conoce como lesiones de tiro al blanco). Estas lesiones también pueden asociarse con otras condiciones médicas tales como infección por herpes, infección estreptocócica, tuberculosis (TB), o como una reacción a sustancias químicas o medicamentos.

    Eritema multiforme, lesiones circulares en las manos

    ilustración

  • Eritema nodoso asociado con sarcoidosis - ilustración

    Esta fotografía muestra los nódulos (eritema nodoso) color púrpura rojizo, dolorosos y endurecidos. Estas lesiones aparecen muy comúnmente en las espinillas pero pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo. Pueden asociarse con la tuberculosis (TB), la sarcoidosis, la coccidioidomicosis, el lupus eritematoso sistémico (LES) y las infecciones micóticas, o pueden aparecer como respuesta a medicamentos.

    Eritema nodoso asociado con sarcoidosis

    ilustración

  • Sistema circulatorio - ilustración

    La sangre utilizada por el cuerpo es regresada al corazón y a los pulmones por las venas del cuerpo. Una vez que la sangre acumula más oxígeno de los pulmones, es bombeada de nuevo hacia el cuerpo a través de las arterias.

    Sistema circulatorio

    ilustración

    • Tuberculosis renal - ilustración

      Aunque por lo general la tuberculosis afecta los pulmones, puede dañar los riñones y causar infección en muchos otros órganos del cuerpo. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

      Tuberculosis renal

      ilustración

    • Tuberculosis pulmonar - ilustración

      La tuberculosis es causada por un grupo de organismos, Mycobacterium tuberculosis, M bovis, M africanum y otros subtipos menos comunes. Por lo general infecta los pulmones, pero puede afectar otros órganos del cuerpo. Recientemente han aparecido cepas de tuberculosis resistentes a los antibióticos. Hoy en día, debido al número creciente de individuos inmunocomprometidos con sida, y de indigentes sin cuidado médico, los casos de tuberculosis han ido en aumento.(Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

      Tuberculosis pulmonar

      ilustración

    • Pulmones de un trabajador del carbon - radiografía de tórax - ilustración

      Esta radiografía de tórax muestra los pulmones de un minero. A ambos lados de los pulmones hay áreas difusas, pequeñas (de 1 a 3 mm. cada una) y claras. Las enfermedades que pueden explicar estos hallazgos en una radiografía son la neumoconiosis del minero (NCM) etapa I, silicosis simple, tuberculosis miliar, histiocitosis X (granuloma eosinofílico) y otras enfermedades pulmonares infiltrativas difusas.

      Pulmones de un trabajador del carbon - radiografía de tórax

      ilustración

    • Tuberculosis, avanzada - radiografía de tórax - ilustración

      La tuberculosis es una enfermedad infecciosa que causa inflamaciones, formación de tubérculos y la aparición de otras expansiones tisulares que pueden causar necrosis tisular. Estas radiografías de tórax muestran una tuberculosis pulmonar avanzada en la cual se observan varias áreas claras (opacidades) de diferentes tamaños, unidas unas con las otras (coalescencia). Las flechas señalan la localización de las cavidades de estas áreas claras. La radiografía de la izquierda muestra claramente que las opacidades están localizadas en el área superior de los pulmones, vistas desde la parte posterior. Esta es la apariencia típica de la tuberculosis pulmonar crónica, pero también puede ocurrir en la histiocitosis pulmonar crónica y en la coccidioidomicosis pulmonar crónica. La tuberculosis pulmonar está reapareciendo nuevamente con una mayor resistencia que la hace difícil de tratar; la tuberculosis pulmonar es la forma más común de la enfermedad, aunque otros órganos también pueden ser infectados.

      Tuberculosis, avanzada - radiografía de tórax

      ilustración

    • Tuberculosis miliar - ilustración

      La tuberculosis miliar se caracteriza por una infección bacteriana crónica contagiosa causada por el Mycobacterium tuberculosis que se ha diseminado a otros órganos del cuerpo a través de la sangre o linfa.

      Tuberculosis miliar

      ilustración

    • Eritema multiforme, lesiones circulares en las manos - ilustración

      Las lesiones producidas por el eritema multiforme son circulares y pueden presentarse como anillos concéntricos (se las conoce como lesiones de tiro al blanco). Estas lesiones también pueden asociarse con otras condiciones médicas tales como infección por herpes, infección estreptocócica, tuberculosis (TB), o como una reacción a sustancias químicas o medicamentos.

      Eritema multiforme, lesiones circulares en las manos

      ilustración

    • Eritema nodoso asociado con sarcoidosis - ilustración

      Esta fotografía muestra los nódulos (eritema nodoso) color púrpura rojizo, dolorosos y endurecidos. Estas lesiones aparecen muy comúnmente en las espinillas pero pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo. Pueden asociarse con la tuberculosis (TB), la sarcoidosis, la coccidioidomicosis, el lupus eritematoso sistémico (LES) y las infecciones micóticas, o pueden aparecer como respuesta a medicamentos.

      Eritema nodoso asociado con sarcoidosis

      ilustración

    • Sistema circulatorio - ilustración

      La sangre utilizada por el cuerpo es regresada al corazón y a los pulmones por las venas del cuerpo. Una vez que la sangre acumula más oxígeno de los pulmones, es bombeada de nuevo hacia el cuerpo a través de las arterias.

      Sistema circulatorio

      ilustración

    Cuidados personales

     

      Qué detecta esta prueba Tuberculosis diseminada

       

        Actualizado: 11/23/2021

        Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Associate Professor in Medicine, Harvard Medical School; Associate in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

        La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
        © 1997- adam.com Todos los derechos son reservados

         
         
         

         

         

        Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
        Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos