E-mail Form
Email Results

 
 
Para Imprimir
Favoritos
bookmarks-menu

Meningitis por H influenzae

Meningitis causada por H. influenzae; Meningitis por la bacteria H. influenzae; Meningitis provocada por Haemophilus influenzae tipo b

La meningitis es una infección  de las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal. Estas cubiertas se llaman meninges.

Las bacterias son un tipo de gérmenes que pueden causar la meningitis. La bacteria Haemphilus influenzae tipo b es un tipo de bacteria que puede causar la meningitis.

Causas

La meningitis por H influenzae es causada por la bacteria Haemophilus influenzae tipo b. Esta enfermedad no es lo mismo que la gripe (influenza), la cual es causada por un virus.

Antes de la vacuna Hib, la H influenzae era la causa principal de meningitis bacteriana en niños menores de 5 años. Desde que la vacuna está disponible en los Estados Unidos, este tipo de meningitis se presenta con menos frecuencia en niños.

Este tipo de meningitis puede ocurrir después de una infección de las vías respiratorias altas. La infección por lo general se propaga desde los pulmones y las vías respiratorias a la sangre, y luego a la zona del cerebro.

Los factores de riesgo incluyen:

  • Asistir a la guardería
  • Cáncer
  • Infección del oído (otitis media) con infección por H influenzae
  • Familiares con una infección por H influenzae
  • Raza de nativos americanos
  • Embarazo
  • Edad avanzada
  • Infección de los senos paranasales (sinusitis)
  • Dolor de garganta (faringitis)
  • Infección de las vías respiratorias altas
  • Sistema inmunitario debilitado

Síntomas

Los síntomas por lo regular aparecen rápidamente y pueden incluir:

Otros síntomas que pueden ocurrir incluyen:

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica hará un examen físico. Las preguntas se centrarán en los síntomas y en una posible exposición a alguien que podría haber tenido síntomas similares, como rigidez en el cuello y fiebre.

Si el médico cree que la meningitis es posible, se hace una punción lumbar (punción raquídea) para tomar una muestra del líquido cefalorraquídeo (conocido como LCR) para su análisis.

Otros exámenes que se pueden hacer incluyen:

Tratamiento

Los antibióticos se administrarán lo más pronto posible. La ceftriaxona es uno de los más comúnmente utilizados. Algunas veces, se puede emplear ampicilina.

Se pueden utilizar corticoesteroides para combatir la inflamación, especialmente en niños.

A las personas no vacunadas que están en contacto muy cercano con alguien que padece meningitis por H influenzae se les deben suministrar antibióticos para prevenir la infección. Estas personas incluyen:

  • Miembros de la familia
  • Compañeros de dormitorios
  • Contactos cercanos de una persona infectada

Expectativas (pronóstico)

La meningitis es una infección peligrosa y puede ser mortal. Cuánto más pronto reciba tratamiento, más alta será su probabilidad de recuperación. Los niños pequeños y las personas adultas mayores de 50 años tienen el mayor riesgo de muerte.

Posibles complicaciones

Las complicaciones a largo plazo pueden incluir:

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al 911 o su número local de emergencias o acuda a la sala de urgencias si sospecha meningitis en un niño que tenga los siguientes síntomas:

  • Dificultades para alimentarse
  • Llanto chillón
  • Irritabilidad
  • Fiebre persistente e inexplicable

La meningitis puede convertirse de manera rápida en una afección potencialmente mortal.

Prevención

Se puede proteger a los bebés y niños pequeños con la vacuna Hib.

Tan pronto como se haga el diagnóstico de la primera persona, se debe estar alerta a la aparición de señales tempranas de la enfermedad en contactos cercanos que comparten la misma casa, escuela o guardería. Todos los familiares y contactos cercanos que no hayan sido vacunados de personas con este tipo de meningitis deben iniciar el tratamiento antibiótico lo más pronto posible para prevenir la propagación de la infección. Pregúntele a su proveedor sobre los antibióticos durante la primera visita.

Practique siempre buenos hábitos de higiene, como lavarse las manos antes y después de cambiar pañales, y después de usar el baño.

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention website. Bacterial meningitis. www.cdc.gov/meningitis/bacterial.html. Updated August 6, 2019. Accessed December 1, 2020.

Nath A. Meningitis: bacterial, viral, and other. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 384.

Hasbun R, Van de Beek D, Brouwer MC, Tunkel AR. Acute meningitis. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 87.

  • Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico - ilustración

    El sistema nervioso central comprende el cerebro y la médula espinal. El sistema nervioso periférico está constituido por todos los nervios periféricos.

    Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico

    ilustración

  • Conteo de células del LCR - ilustración

    El LCR (líquido cefalorraquídeo) es un líquido transparente que circula en el espacio que rodea a la médula espinal y el encéfalo. El conteo de células del LCR es un examen para medir el número de glóbulos blancos y rojos presentes en él.

    Conteo de células del LCR

    ilustración

  • Organismo Haemophilus influenzae - ilustración

    Esta es una tinción de Gram del líquido cefalorraquídeo de una persona con meningitis. Los organismos en forma de bastoncillos son Haemophilus influenzae, una de las causas más comunes de la meningitis infantil antes de que la vacuna contra el H. influenzae fuese de uso común. Los objetos rojos grandes son células en el líquido cefalorraquídeo. La vacuna para prevenir la infección por Haemophilus influenzae (tipo B) es de uso rutinario para las inmunizaciones (Hib) de los niños a los 2, 4 y 12 meses.

    Organismo Haemophilus influenzae

    ilustración

    • Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico - ilustración

      El sistema nervioso central comprende el cerebro y la médula espinal. El sistema nervioso periférico está constituido por todos los nervios periféricos.

      Sistema nervioso central y sistema nervioso periférico

      ilustración

    • Conteo de células del LCR - ilustración

      El LCR (líquido cefalorraquídeo) es un líquido transparente que circula en el espacio que rodea a la médula espinal y el encéfalo. El conteo de células del LCR es un examen para medir el número de glóbulos blancos y rojos presentes en él.

      Conteo de células del LCR

      ilustración

    • Organismo Haemophilus influenzae - ilustración

      Esta es una tinción de Gram del líquido cefalorraquídeo de una persona con meningitis. Los organismos en forma de bastoncillos son Haemophilus influenzae, una de las causas más comunes de la meningitis infantil antes de que la vacuna contra el H. influenzae fuese de uso común. Los objetos rojos grandes son células en el líquido cefalorraquídeo. La vacuna para prevenir la infección por Haemophilus influenzae (tipo B) es de uso rutinario para las inmunizaciones (Hib) de los niños a los 2, 4 y 12 meses.

      Organismo Haemophilus influenzae

      ilustración


    Actualizado: 10/25/2020

    Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

    La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
    © 1997- adam.com Todos los derechos son reservados

     
     
     

     

     

    Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
    Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos