English Version
 
E-mail Form
Email Results

 
 
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Anemia hemolítica inmunitaria

Anemia hemolítica de tipo inmunitaria; Anemia hemolítica autoinmunitaria (AIHA)

La anemia es una afección en la cual el cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos sanos. Los glóbulos rojos proporcionan oxígeno a los tejidos del cuerpo.

Los glóbulos rojos duran aproximadamente unos 120 días antes de que el cuerpo los elimine. En la anemia hemolítica, los glóbulos rojos en la sangre se destruyen antes de lo normal.

La anemia hemolítica inmunitaria ocurre cuando se forman anticuerpos contra los glóbulos rojos del propio cuerpo y los destruyen. Esto sucede debido a que el sistema inmunitario reconoce erróneamente a estos glóbulos como extraños.

Causas

Las posibles causas incluyen:

  • Ciertas sustancias químicas, drogas y toxinas
  • Infecciones
  • Transfusión sanguínea de un donante con un tipo de sangre que no es compatible
  • Ciertos cánceres

Cuando se forman anticuerpos contra los glóbulos rojos sin razón, la afección se denomina anemia hemolítica idiopática autoinmunitaria.

Los anticuerpos también pueden ser causados por:

  • Complicación de otra enfermedad
  • Transfusiones de sangre anteriores
  • Embarazo (si el tipo de sangre del bebé es diferente del de la madre)

Los factores de riesgo están relacionados con las causas.

Síntomas

Si la anemia es leve, es posible que usted no tenga síntomas. Si el problema aparece lentamente, los síntomas que pueden producirse primero abarcan:

  • Sentirse débil o cansado más a menudo que de costumbre, o con el ejercicio
  • Dolores de cabeza
  • Problemas para concentrarse o pensar

Si la anemia empeora, los síntomas pueden abarcar:

Pruebas y exámenes

Usted puede necesitar las siguientes pruebas:

Tratamiento

El primer tratamiento que se intenta generalmente es un medicamento esteroide, como prednisona. Si los esteroides no mejoran la afección, se puede contemplar la posibilidad de un tratamiento con inmunoglobulina intravenosa (IGIV), o se puede considerar la extirpación del bazo (esplenectomía).

Usted también puede recibir un tratamiento para inhibir el sistema inmunitario si no hay respuesta a los esteroides. Se han empleado medicamentos como azatioprina (Imuran), ciclofosfamida (Cytoxan) y rituximab (Rituxan). 

Las transfusiones sanguíneas se administran con precaución, debido a que es posible que la sangre no sea compatible y puede causar la destrucción de más glóbulos rojos.  

Expectativas (pronóstico)

La enfermedad puede comenzar rápidamente y ser muy grave o puede seguir siendo leve y no necesitar un tratamiento especial.

En la mayoría de las personas, los esteroides o la esplenectomía pueden controlar la anemia total o parcialmente.

Posibles complicaciones

La anemia grave casi nunca lleva a la muerte. Se puede presentar una infección grave como complicación del tratamiento con esteroides, otros medicamentos que inhiben el sistema inmunitario o la esplenectomía, ya que estos tratamientos deterioran la capacidad del cuerpo para combatir la infección.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si presenta fatiga o dolor torácico inexplicable o signos de infección.

Prevención

La detección de anticuerpos en sangre donada y en el receptor puede prevenir la anemia hemolítica relacionada con las transfusiones sanguíneas.

Referencias

Michel M. Autoimmune and intravascular hemolytic anemias. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 160.

Michel M, Jäger U. Autoimmune hemolytic anemia. In: Hoffman R, Benz EJ, Silberstein LE, et al, eds. Hematology: Basic Principles and Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 46.

  • Anticuerpos - ilustración

    Los antígenos son moléculas grandes, (generalmente proteínas) localizadas en la superficie de las células, virus, hongos, bacterias y algunas sustancias muertas como toxinas, sustancias químicas, medicamentos y partículas extrañas. El sistema inmunológico detecta los antígenos y produce anticuerpos que destruyen las sustancias que los contienen.

    Anticuerpos

    ilustración

    • Anticuerpos - ilustración

      Los antígenos son moléculas grandes, (generalmente proteínas) localizadas en la superficie de las células, virus, hongos, bacterias y algunas sustancias muertas como toxinas, sustancias químicas, medicamentos y partículas extrañas. El sistema inmunológico detecta los antígenos y produce anticuerpos que destruyen las sustancias que los contienen.

      Anticuerpos

      ilustración

    Qué detecta esta prueba Anemia hemolítica inmunitaria

     
     

    Actualizado: 1/19/2018

    Versión en inglés revisada por: Richard LoCicero, MD, private practice specializing in hematology and medical oncology, Longstreet Cancer Center, Gainesville, GA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

    La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
    adam.com

     
     
     

     

     

    Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
    Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos