E-mail Form
Email Results

 
 
Para Imprimir
Favoritos
bookmarks-menu

Defecto adquirido de la función plaquetaria

Trastornos plaquetarios cualitativos adquiridos; Trastornos adquiridos de la función plaquetaria

Los defectos adquiridos de la función plaquetaria son afecciones que hacen que los elementos de la sangre necesarios para la coagulación llamados plaquetas no trabajen apropiadamente. El término adquirido significa que estas afecciones no están presentes al nacer.

Causas

Los trastornos plaquetarios pueden afectar la cantidad de plaquetas, su correcto funcionamiento, o ambas. Un trastorno plaquetario afecta la coagulación normal de la sangre.

Los trastornos que pueden causar problemas en la función plaquetaria incluyen:

Otras causas incluyen:

  • Insuficiencia renal
  • Medicamentos como el ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno, otros antiinflamatorios, penicilina, fenotiazinas y prednisona (después de un uso prolongado)

Síntomas

Los síntomas pueden incluir cualquiera de los siguientes:

Pruebas y exámenes

Los exámenes que se pueden realizar incluyen:

Tratamiento

El tratamiento está dirigido a corregir la causa del problema:

  • Los trastornos de la médula ósea se tratan con transfusiones de plaquetas o extrayendo las plaquetas de la sangre (trombocitaféresis).
  • La quimioterapia se puede utilizar para tratar la afección subyacente que esté causando el problema.
  • Los defectos del funcionamiento de las plaquetas causados por insuficiencia renal se tratan con diálisis o medicamentos.
  • Los problemas plaquetarios causados por medicamentos se tratan suspendiendo el medicamento.

Expectativas (pronóstico)

El tratamiento de la causa del problema generalmente corrige el defecto.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si:

  • Presenta sangrado y no conoce la causa
  • Los síntomas empeoran
  • Los síntomas no mejoran después de recibir tratamiento para un defecto adquirido de la función plaquetaria

Prevención

El uso cuidadoso de medicamentos puede reducir el riesgo de defectos adquiridos de la función plaquetaria relacionados con fármacos. El riesgo también se puede disminuir con el tratamiento de otros trastornos. Algunos casos no se pueden prevenir.

Referencias

Diz-Küçükkaya R, López JA. Acquired disorders of platelet function. In: Hoffman R, Benz EJ, Silberstein LE, et al, eds. Hematology: Basic Principles and Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 130.

Hall JE, Hall ME. Hemostasis and blood coagulation. In: Hall JE, Hall ME, eds. Guyton and Hall Textbook of Medical Physiology. 14th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 37.

Jobe SM, Di Paola J. Congenital and acquired disorders of platelet function and number. In: Kitchens CS, Kessler CM, Konkle BA, Streiff MB, Garcia DA, eds. Consultative Hemostasis and Thrombosis. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 9.

  • Formación de coágulos sanguíneos - ilustración

    La coagulación sanguínea normalmente se presenta cuando hay un daño a un vaso sanguíneo. Las plaquetas comienzan a adherirse inmediatamente a los bordes del vaso donde se ha producido el corte y liberan químicos para atraer aún más plaquetas. De esta manera, se forma un tapón plaquetario y el sangrado externo se detiene. Acto seguido, pequeñas moléculas denominadas factores de coagulación, hacen que las hebras de materiales de transmisión hemática, denominados fibrinas, se unan y sellen el interior de la herida. Finalmente, el vaso sanguíneo lesionado sana y se disuelve el coágulo luego de unos pocos días.

    Formación de coágulos sanguíneos

    ilustración

  • Coágulos sanguíneos - ilustración

    Los coágulos sanguíneos (coágulos de fibrina) son las masas que se forman cuando la sangre se coagula.

    Coágulos sanguíneos

    ilustración

    • Formación de coágulos sanguíneos - ilustración

      La coagulación sanguínea normalmente se presenta cuando hay un daño a un vaso sanguíneo. Las plaquetas comienzan a adherirse inmediatamente a los bordes del vaso donde se ha producido el corte y liberan químicos para atraer aún más plaquetas. De esta manera, se forma un tapón plaquetario y el sangrado externo se detiene. Acto seguido, pequeñas moléculas denominadas factores de coagulación, hacen que las hebras de materiales de transmisión hemática, denominados fibrinas, se unan y sellen el interior de la herida. Finalmente, el vaso sanguíneo lesionado sana y se disuelve el coágulo luego de unos pocos días.

      Formación de coágulos sanguíneos

      ilustración

    • Coágulos sanguíneos - ilustración

      Los coágulos sanguíneos (coágulos de fibrina) son las masas que se forman cuando la sangre se coagula.

      Coágulos sanguíneos

      ilustración

    Los conceptos básicos

     

      Cuidados personales

       

        Qué detecta esta prueba Defecto adquirido de la función plaquetaria

         

          Actualizado: 1/19/2021

          Versión en inglés revisada por: Todd Gersten, MD, Hematology/Oncology, Florida Cancer Specialists & Research Institute, Wellington, FL. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

          La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
          © 1997- adam.com Todos los derechos son reservados

           
           
           

           

           

          Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
          Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos