English Version
Print-Friendly
Bookmarks

Acidosis tubular renal distal

Acidosis tubular renal - distal; Acidosis tubular distal renal tipo I; ATR tipo I; ATR - distal; ATR clásica

Es una enfermedad que ocurre cuando los riñones no eliminan los ácidos apropiadamente de la sangre a la orina. En consecuencia, permanece demasiado ácido en la sangre (llamada acidosis).

Causas

Cuando el cuerpo lleva a cabo sus funciones normales, produce ácido. Si este ácido no se elimina o se neutraliza, la sangre se torna demasiado ácida. Esto puede llevar a desequilibrios electrolíticos en la sangre. También puede causar problemas con el funcionamiento normal de algunas células.

Los riñones ayudan a controlar el nivel de ácido en el cuerpo removiendo el ácido de la sangre y eliminándolo en la orina.

La acidosis tubular renal distal (ATR tipo I) es causada por un defecto en los conductos renales que provoca que el ácido se acumule en la sangre.

La ATR tipo I es causada por una variedad de afecciones, incluso:

Síntomas

Los síntomas de la acidosis tubular renal distal incluyen cualquiera de los siguientes:

Otros síntomas pueden incluir:

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico y hará preguntas sobre los síntomas.

Los exámenes que se pueden ordenar incluyen:

Los depósitos de calcio en los riñones y los cálculos renales se pueden observar en:

  • Radiografías
  • Ultrasonido
  • Tomografía computarizada

Tratamiento

El objetivo es restaurar el nivel ácido normal y el equilibrio electrolítico en el cuerpo. Esto ayudará a corregir los trastornos óseos y reducirá la acumulación de calcio en los riñones (nefrocalcinosis) y cálculos renales.

Se debe corregir la causa de la acidosis tubular renal distal si se puede identificar.

Los medicamentos que se pueden recetar incluyen: citrato de potasio, bicarbonato de sodio y diuréticos tiazídicos. Estos son medicamentos alcalinos y ayudan a corregir la condición ácida del cuerpo. El bicarbonato de sodio puede corregir la pérdida de potasio y calcio.

Expectativas (pronóstico)

El trastorno se debe tratar para reducir sus efectos y complicaciones, que pueden ser permanentes o potencialmente mortales. La mayoría de los casos mejora con tratamiento.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si tiene síntomas de acidosis tubular renal distal.

Consiga ayuda médica de inmediato si presenta síntomas de emergencia, como:

Prevención

No existe ninguna forma de prevención para este trastorno.

Referencias

Bushinsky DA. Kidney stones. In: Melmed S, Auchus RJ, Goldfine AB,Koenig RJ, Rosen CJ, eds. Williams Textbook of Endocrinology. 14th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 32.

Dixon BP. Renal tubular acidosis. In: Kliegman RM, St Geme JW, Blum NJ, Shah SS, Tasker RC, Wilson KM, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 21st ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 547.

Seifter JL. Acid-base disorders. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 110.

Volver arriba

  • Anatomía del riñón

    ilustración

  • Flujo de sangre y orina ...

    ilustración

  • Anatomía del riñón

    ilustración

  • Flujo de sangre y orina ...

    ilustración

Actualizado: 10/8/2019

Versión en inglés revisada por: Walead Latif, MD, Nephrologist and Clinical Associate Professor, Rutgers Medical School, Newark, NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.