E-mail Form
Email Results

 
 
Para Imprimir
Favoritos
bookmarks-menu

Enfermedad renal ateroembólica

Enfermedad ateroembólica de los riñones; Síndrome de embolización por colesterol; Ateroembolia renal; Enfermedad renal ateroesclerótica

La enfermedad renal ateroembólica ocurre cuando pequeñas partículas hechas de colesterol y grasa endurecidos se diseminan a los pequeños vasos sanguíneos de los riñones.

Causas

La enfermedad renal ateroembólica (AERD, por sus siglas en inglés) está ligada a la ateroesclerosis. Esta es un trastorno común de las arterias. Se presenta cuando la grasa, el colesterol y otras sustancias se acumulan en las paredes de las arterias y forman una sustancia dura llamada placa.

En esta enfermedad, los cristales de colesterol se desprenden del revestimiento de placa en las arterias. Estos cristales se desplazan hacia el torrente sanguíneo. Una vez en circulación, los cristales se atascan en pequeños vasos sanguíneos llamados arteriolas. Allí, ellos reducen el flujo sanguíneo a los tejidos y provocan hinchazón (inflamación) y daño tisular que puede lesionar el riñón u otras partes del cuerpo. La oclusión arterial aguda sucede cuando la arteria que suministra sangre al riñón de pronto queda bloqueada.

Los riñones están comprometidos aproximadamente la mitad de las veces. Otras partes del cuerpo que pueden estar involucradas incluyen la piel, los ojos, los músculos y los huesos, el cerebro y los nervios, y órganos en el abdomen. La insuficiencia renal aguda es posible si los bloqueos de los vasos sanguíneos del riñón son graves.

La ateroesclerosis de la aorta es la causa más común de AERD. Los cristales de colesterol también se pueden desprender durante una angiografía aórtica, un cateterismo cardíaco o cirugía de la aorta u otras arterias mayores.

En algunos casos, la AERD puede ocurrir sin una causa conocida.

Los factores de riesgo para esta enfermedad son los mismos que los de la ateroesclerosis, por ejemplo la edad, el sexo masculino, el tabaquismo, la hipertensión arterial, el colesterol elevado y la diabetes.

Referencias

Greco BA, Umanath K. Remonvascular hypertension and ischemic nephropathy. In: Feehally J, Floege J, Tonelli M, Johnson RJ, eds. Comprehensive Clinical Nephrology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 41.

Shepherd RJ. Atheroembolism. In: Creager MA, Beckman JA, Loscalzo J, eds. Vascular Medicine: A Companion to Braunwald's Heart Disease. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 45.

Textor SC. Renovascular hypertension and ischemic nephropathy. In: Yu ASL, Chertow GM, Luyckx VA, Marsden PA, Skorecki K, Taal MW, eds. Brenner and Rector's The Kidney. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 47.

  • Sistema urinario masculino - ilustración

    El sistema urinario está compuesto por los riñones, los uréteres, la uretra y la vejiga.

    Sistema urinario masculino

    ilustración

    • Sistema urinario masculino - ilustración

      El sistema urinario está compuesto por los riñones, los uréteres, la uretra y la vejiga.

      Sistema urinario masculino

      ilustración

    Los conceptos básicos

     

      Cuidados personales

       

        Qué detecta esta prueba Enfermedad renal ateroembólica

         

          Actualizado: 10/26/2020

          Versión en inglés revisada por: Walead Latif, MD, Nephrologist and Clinical Associate Professor, Rutgers Medical School, Newark, NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

          La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
          © 1997- adam.com Todos los derechos son reservados

           
           
           

           

           

          Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
          Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos