E-mail Form
Email Results

 
 
Para Imprimir
Favoritos
bookmarks-menu

Enteritis por radiación

Enteropatía por radiación; Lesión en el intestino delgado inducida por radiación; Enteritis posterior a radiación

La enteritis por radiación es un daño al revestimiento de los intestinos, causado por radioterapia, la cual se utiliza en algunos tipos de tratamientos para el cáncer.

Causas

La radioterapia utiliza rayos X de alta potencia, partículas o semillas radiactivas para destruir las células cancerosas. La radioterapia también daña células sanas en el revestimiento de los intestinos.

Las personas que reciben radioterapia en el área abdominal o pélvica están en riesgo. Esto puede abarcar personas con cáncer de cuello uterino, páncreas, próstata, útero, colon o recto.

Síntomas

Los síntomas pueden variar, dependiendo de qué parte de los intestinos recibió la radiación. Los síntomas pueden empeorar si:

  • Recibe quimioterapia al mismo tiempo que la radiación.
  • Recibe dosis más fuertes de radiación.
  • Un área extensa de sus intestinos recibe radiación. 

Los síntomas pueden ocurrir durante, poco después o tiempo después del tratamiento de radiación.

Los cambios en las deposiciones pueden incluir:

  • Sangrado o mucosidad proveniente el recto
  • Diarrea o heces acuosas
  • Sensación de necesidad de defecar la mayor parte del tiempo o todo el tiempo
  • Dolor en el área rectal, sobre todo durante las deposiciones

Otros síntomas pueden incluir:

  • Falta de apetito
  • Náuseas y vómitos

La mayoría de las veces, estos síntomas mejoran de 2 a 3 meses después de que la radioterapia termina. Sin embargo, la afección se puede presentar meses o años después de la radioterapia.

Cuando los síntomas se vuelven prolongados (crónicos), otros problemas pueden incluir:

  • Dolor abdominal
  • Diarrea con sangre
  • Heces grasosas o esteatorrea
  • Pérdida de peso

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico y hará preguntas acerca de la historia clínica.

Los exámenes pueden abarcar:

Tratamiento

Empezar una dieta con bajo contenido de fibra el primer día de la radioterapia puede ayudar a evitar problemas. La mejor opción de alimentos depende de los síntomas.

Algunos factores pueden empeorar los síntomas y se deben evitar, entre otras:

  • Alcohol y tabaco
  • Casi todos los productos lácteos
  • Café, té, chocolate y bebidas gaseosas con cafeína
  • Alimentos que contienen salvado integral
  • Frutas frescas y secas
  • Alimentos fritos, grasientos o grasos
  • Nueces y semillas
  • Palomitas de maíz, papitas fritas y rosquillas
  • Verduras crudas
  • Panes dulces y productos horneados
  • Algunos jugos de frutas
  • Condimentos fuertes

Los alimentos y bebidas que son mejores opciones abarcan:

  • Jugo de manzana o uva
  • Compota de manzana, manzanas peladas y bananas (plátanos)
  • Huevos, suero de la leche y yogur
  • Pescado, carne de aves y carne que haya sido asada a la parrilla o a las brasas
  • Verduras blandas y cocidas, como puntas de espárragos, frijoles verdes o negros, zanahorias, espinacas y calabaza
  • Patatas cocidas, hervidas o maceradas
  • Quesos procesados, como el queso americano
  • Mantequilla de maní suave
  • Pan blanco, macarrones o tallarines

Su proveedor puede indicarle que use ciertos medicamentos tales como:

  • Fármacos que ayudan a disminuir la diarrea, como loperamida
  • Analgésicos
  • Espuma con esteroides que recubra el revestimiento del recto
  • Enzimas especiales para reponer las enzimas del páncreas
  • 5 aminosalicilatos o metronidazol por vía oral
  • Administración rectal de hidrocortisona, sucralfato, 5 aminosalicilatos

Otras medidas que puede tomar abarcan:

  • Comer los alimentos a temperatura ambiente.
  • Consumir comidas pequeñas con más frecuencia.
  • Tomar bastante líquido, hasta 12 vasos de 8 onzas (240 mililitros), todos los días cuando tenga diarrea. Algunas personas necesitan líquidos a través de una vena (líquidos intravenosos).

Su proveedor puede optar por reducir la radiación por un período corto.

Con frecuencia, no hay ningún tratamiento bueno para la enteritis crónica por radiación.

  • Medicamentos, como la colestiramina, el difenoxilato-atropina, la loperamida o el sucralfato, pueden ayudar.
  • Terapia termal (sonda con láser de argón, coagulación del plasma, sonda de calor)
  • Se puede contemplar la posibilidad de una cirugía ya sea para extirpar o evitar (bypass) una sección de intestino dañado.

Expectativas (pronóstico)

Cuando el abdomen recibe radiación, siempre se presenta algo de náuseas, vómitos y diarrea. En la mayoría de los casos, los síntomas mejoran de 2 a 3 meses después de terminar el tratamiento.

Sin embargo, cuando esta afección se presenta, los síntomas pueden durar por un tiempo prolongado. La enteritis prolongada (crónica) pocas veces es curable.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte a su proveedor si le están haciendo radioterapia o se la han aplicado en el pasado y está experimentando mucha diarrea o cólicos y dolor de estómago.

Referencias

Kuemmerle JF. Inflammatory and anatomic diseases of the intestine, peritoneum, mesentery, and omentum. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 133.

National Cancer Institute website. Gastrointestinal complications PDQ. www.cancer.gov/about-cancer/treatment/side-effects/constipation/GI-complications-pdq. Updated March 7, 2019. Accessed August 5, 2020.

Tanksley JP, Willett CG, Czito BG, Palta M. Acute and chronic gastrointestinal side effects of radiation therapy. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 41.

  • El sistema digestivo - ilustración

    El esófago, el estómago y los intestinos grueso y delgado, ayudados por el hígado, la vesícula biliar y el páncreas convierten los componentes nutritivos de los alimentos en energía y descomponen los no nutritivos en desechos para ser excretados.

    El sistema digestivo

    ilustración

  • Órganos del sistema digestivo - ilustración

    Los órganos del sistema digestivo que están en la cavidad abdominal son el hígado, la vesícula biliar, el estómago y los intestinos delgado y grueso.

    Órganos del sistema digestivo

    ilustración

    • El sistema digestivo - ilustración

      El esófago, el estómago y los intestinos grueso y delgado, ayudados por el hígado, la vesícula biliar y el páncreas convierten los componentes nutritivos de los alimentos en energía y descomponen los no nutritivos en desechos para ser excretados.

      El sistema digestivo

      ilustración

    • Órganos del sistema digestivo - ilustración

      Los órganos del sistema digestivo que están en la cavidad abdominal son el hígado, la vesícula biliar, el estómago y los intestinos delgado y grueso.

      Órganos del sistema digestivo

      ilustración

    Los conceptos básicos

     

      Cuidados personales

       

        Qué detecta esta prueba Enteritis por radiación

         

          Actualizado: 3/31/2020

          Versión en inglés revisada por: Michael M. Phillips, MD, Clinical Professor of Medicine, The George Washington University School of Medicine, Washington, DC. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

          La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
          © 1997- adam.com Todos los derechos son reservados

           
           
           

           

           

          Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
          Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos