English Version
 
E-mail Form
Email Results

 
 
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Seudoobstrucción intestinal

Seudoobstrucción intestinal primaria; Íleo colónico agudo; Seudoobstrucción colónica; Seudoobstrucción intestinal idiopática; Síndrome de Ogilvie; Seudoobstrucción intestinal crónica; Íleo paralítico - seudoobstrucción

La seudoobstrucción intestinal es una afección en la cual hay síntomas de obstrucción intestinal sin ningún bloqueo físico.

Causas

En la seudoobstrucción intestinal, el intestino es incapaz de contraerse y empujar el alimento, las heces y el aire a través del tracto digestivo. El trastorno casi siempre afecta al intestino delgado, pero también puede ocurrir en el intestino grueso.

La afección puede aparecer de manera súbita o ser un problema crónico de largo plazo. Es más común en niños y adultos mayores. La causa del problema a menudo se desconoce.

Los factores de riesgo abarcan:

  • Parálisis cerebral u otros trastornos del sistema nervioso.
  • Enfermedad cardíaca, pulmonar o renal crónica.
  • Permanecer en cama durante períodos prolongados (postrado).
  • Tomar drogas que reducen los movimientos intestinales. Estos incluyen narcóticos (para el dolor) u otros medicamentos usados cuando no se puede evitar la pérdida de orina.

Síntomas

Los síntomas incluyen:

Pruebas y exámenes

Durante un examen físico, el proveedor de atención médica generalmente observará distensión abdominal. 

Los exámenes incluyen:

Tratamiento

Se pueden intentar los siguientes tratamientos:

  • Se puede utilizar una colonoscopia para extraer aire del intestino grueso.
  • Se pueden administrar líquidos por vía intravenosa para reponer los líquidos que se pierden a causa del vómito o la diarrea.
  • La succión nasogástrica implica colocar una sonda nasogástrica a través de la nariz hasta el estómago para remover el aire del intestino.
  • Se puede usar neostigmina para tratar una seudoobstrucción intestinal que ocurre únicamente en el intestino grueso (síndrome de Ogilvie).
  • Las dietas especiales por lo general no funcionan; sin embargo, se deben utilizar suplementos de vitamina B12 y otras vitaminas para pacientes con deficiencia vitamínica.
  • Suspender los medicamentos que pueden haber causado el problema (como un fármaco narcótico) puede ayudar.

En casos graves, se puede requerir cirugía.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de los casos de seudoobstrucción aguda mejoran en unos pocos días con tratamiento. En las formas crónicas de la enfermedad, los síntomas pueden retornar y empeorar durante muchos años.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si presenta dolor estomacal que no desaparece u otros síntomas de este trastorno.

Referencias

Andrews JM, Brierley SM, Blackshaw LA. Small intestinal motor and sensory function and dysfunction. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 99.

Camilleri M. Disorders of gastrointestinal motility. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 136.

Mahmoud NN, Bleier JIS, Aarons CB, Paulson EC, Shanmugan S, Fry RD. Colon and rectum. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2017:chap 51.

  • Órganos del sistema digestivo - ilustración

    Los órganos del sistema digestivo que están en la cavidad abdominal son el hígado, la vesícula biliar, el estómago y los intestinos delgado y grueso.

    Órganos del sistema digestivo

    ilustración

    • Órganos del sistema digestivo - ilustración

      Los órganos del sistema digestivo que están en la cavidad abdominal son el hígado, la vesícula biliar, el estómago y los intestinos delgado y grueso.

      Órganos del sistema digestivo

      ilustración

    Cuidados personales

     

      Qué detecta esta prueba Seudoobstrucción intestinal

       
         

        Actualizado: 4/7/2018

        Versión en inglés revisada por: Michael M. Phillips, MD, Clinical Professor of Medicine, The George Washington University School of Medicine, Washington, DC. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

        La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
        adam.com

         
         
         

         

         

        Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
        Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos