English Version
Print-Friendly
Bookmarks

Neumoconiosis de los mineros del carbón

Enfermedad del pulmón negro; Pneumoconiosis; Antrosilicosis

La neumoconiosis de los mineros del carbón (NMC) es una enfermedad pulmonar que resulta de la inhalación del polvo del carbón mineral, grafito o carbón artificial durante un período prolongado.

La NMC también se conoce como enfermedad del pulmón negro.

Causas

La NMC se presenta en dos formas: simple y complicada (también llamada fibrosis masiva progresiva o FMP).

El riesgo de presentar NMC depende del tiempo que usted haya estado cerca del polvo del carbón. La mayoría de las personas con esta enfermedad tienen más de 50 años. El tabaquismo no aumenta el riesgo de presentar esta enfermedad, pero puede tener un efecto dañino adicional sobre los pulmones.

Si la NMC se presenta con artritis reumatoidea, se denomina síndrome de Caplan.

Síntomas

Los síntomas de la NMC incluyen:

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica realizará un examen físico y le preguntará sobre sus síntomas.

Los exámenes pueden incluir:

Tratamiento

El tratamiento puede incluir cualquiera de los siguientes según qué tan graves sean los síntomas:

  • Medicamentos para mantener las vías respiratorias abiertas y reducir el moco
  • Rehabilitación muscular para ayudarlo a aprender maneras para respirar mejor
  • Oxigenoterapia

También debe evitar seguir exponiéndose al polvo del carbón.

Grupos de apoyo

Pregunte a su proveedor acerca del tratamiento y el manejo de la neumoconiosis de los mineros del carbón y de si hay clínicas para la enfermedad del pulmón negro en su área. La información se puede encontrar en el sitio web de la Asociación Amerícana del Pulmón: www.lung.org/lung-health-diseases/lung-disease-lookup/black-lung/treating-and-managing.

Expectativas (pronóstico)

Por lo general, el desenlace clínico para la forma simple de esta afección es bueno y en pocas ocasiones causa incapacidad o muerte. La forma complicada puede causar dificultad para respirar que empeora con el paso del tiempo.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor inmediatamente si desarrolla tos, dificultad respiratoria, fiebre u otras señales de infección pulmonar, especialmente si piensa que tiene influenza. Esto debido a que sus pulmones ya están afectados, es muy importante tratar las infecciones de inmediato. Esto evitará que los problemas respiratorios se vuelvan graves y causar mayor daño a sus pulmones.

Prevención

Use una máscara protectora al trabajar en lugares donde hay carbón mineral, grafito o carbón artificial. Las compañías deben hacer cumplir los niveles máximos de polvo permitidos. Evite el tabaquismo.

Referencias

Go LHT, Cohen RA. Pneumoconioses. In: Broaddus VC, King TE, Ernst JD, et al, eds. Murray and Nadel's Textbook of Respiratory Medicine. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2022:chap 101.

Tarlo SM. Occupational lung disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 87.

Volver arriba

  • Los pulmones

    ilustración

  • Pulmones de un trabajado...

    ilustración

  • Neumoconiosis del minero...

    ilustración

  • Neumoconiosis del minero...

    ilustración

  • Neumoconiosis complicada...

    ilustración

  • Neumoconiosis en trabaja...

    ilustración

  • Sistema respiratorio

    ilustración

  • Los pulmones

    ilustración

  • Pulmones de un trabajado...

    ilustración

  • Neumoconiosis del minero...

    ilustración

  • Neumoconiosis del minero...

    ilustración

  • Neumoconiosis complicada...

    ilustración

  • Neumoconiosis en trabaja...

    ilustración

  • Sistema respiratorio

    ilustración

Actualizado: 5/30/2021

Versión en inglés revisada por: Denis Hadjiliadis, MD, MHS, Paul F. Harron, Jr. Associate Professor of Medicine, Pulmonary, Allergy, and Critical Care, Perelman School of Medicine, University of Pennsylvania, Philadelphia, PA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
© 1997- adam.comTodos los derechos son reservados

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.