English Version
Print-Friendly
Bookmarks

Asbestosis

Fibrosis pulmonar - por exposición al asbesto; Neumonitis intersticial - por exposición al asbesto

Es una enfermedad pulmonar que ocurre por la inhalación de fibras de asbesto.

Causas

La inhalación de fibras de asbesto puede producir formación de tejido cicatricial (fibrosis) en el interior del pulmón. El tejido pulmonar cicatrizado no se expande ni se contrae en forma normal.

La gravedad de la enfermedad depende de cuánto tiempo la persona estuvo expuesta al asbesto y de la cantidad inhalada y del tipo de fibras inhaladas. Con frecuencia, los síntomas no se notan durante un período de 20 años o más después de la exposición al asbesto.

Las fibras de asbesto se utilizaban frecuentemente en la construcción antes de 1975. La exposición a este elemento ocurría en las minas de asbesto, industrias molineras, en construcción, fabricación de materiales a prueba de fuego y otras industrias. Las familias de las personas que trabajan con el asbesto también pueden estar expuestas a partículas que ellos llevan en su ropa a la casa.

Otras enfermedades relacionadas con el asbesto incluyen:

  • Placas pleurales (calcificación)
  • Mesotelioma maligno (cáncer de la pleura, el revestimiento del pulmón), que puede presentarse de 20 a 40 años después de la exposición
  • Derrame pleural, una acumulación que se produce alrededor del pulmón algunos años después de la exposición al asbesto y es benigno
  • Cáncer de pulmón

Hoy en día, es menos probable que los trabajadores padezcan enfermedades relacionadas con el asbesto debido a las regulaciones gubernamentales.

El consumo de cigarrillo incrementa el riesgo de padecer enfermedades relacionadas con el asbesto.

Síntomas

Los síntomas pueden incluir cualquiera de los siguientes:

Otros posibles síntomas incluyen:

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica realizará un examen físico y le preguntará sobre sus síntomas.

Al escuchar el tórax con un estetoscopio, el proveedor puede detectar sonidos crepitantes, llamados estertores.

Estos exámenes pueden ayudar a diagnosticar la enfermedad:

Las placas pleurales en la radiografía de tórax o la tomografía computarizada pueden ayudar a diagnosticar la asbestosis y diferenciarla de otras formas de fibrosis pulmonar.

Tratamiento

No existe cura. Es esencial suspender la exposición al asbesto. Para aliviar los síntomas, el drenaje y la percusión del tórax pueden ayudar a eliminar el líquido de los pulmones.

El médico puede prescribir medicamentos en aerosol para disolver el líquido en sus pulmones. Es posible que las personas con esta afección necesiten recibir oxígeno por medio de una máscara o por medio de una cánula plástica que se inserta en las fosas nasales. Asimismo, ciertas personas pueden necesitar un trasplante de pulmón.

Grupos de apoyo

El estrés causado por esta enfermedad a menudo se puede aliviar vinculándose a un grupo de apoyo para enfermedades pulmonares. El hecho de compartir con otros que tengan experiencias y problemas en común puede ayudarlo a no sentirse solo.

Puede encontrar más información y apoyo para las personas con asbestosis y sus familias en: 

Expectativas (pronóstico)

El desenlace clínico depende de la duración de la exposición y de la cantidad de asbesto a la que estuvo expuesto. 

Las personas que presentan mesotelioma maligno tienden a tener un desenlace clínico desalentador.

Cuándo contactar a un profesional médico

Contacte a su proveedor si sospecha que ha estado expuesto al asbesto o si presenta problemas respiratorios. Tener asbestosis lo vuelve una persona propensa a desarrollar infecciones pulmonares. Hable con su proveedor acerca de la aplicación de vacunas contra la influenza y la neumonía.

Si ha sido diagnosticado con asbestosis, llame a su proveedor inmediatamente si tiene tos, dificultad para respirar, fiebre u otro síntoma de infección pulmonar, especialmente si piensa que tiene influenza. Debido a que sus pulmones ya están afectados es muy importante tratar oportunamente las infecciones. Esto prevendrá que los problemas respiratorios se vuelvan severos y que causen mayor daño a sus pulmones.

Prevención

En las personas que han estado expuestas al asbesto durante más de 10 años, una exploración con radiografías de tórax cada 3 a 5 años puede detectar de manera temprana enfermedades relacionadas con el asbesto. Dejar de fumar cigarrillo puede reducir considerablemente el riesgo de cáncer pulmonar relacionado con el asbesto.

Referencias

Go LHT, Cohen RA. Pneumoconioses. In: Broaddus VC, Ernst JD, King TE, et al, eds. Murray and Nadel's Textbook of Respiratory Medicine. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2022:chap 101.

Tarlo SM. Occupational lung disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 87.

Volver arriba

  • Sistema respiratorio

    ilustración

  • Sistema respiratorio

    ilustración

Actualizado: 5/30/2021

Versión en inglés revisada por: Denis Hadjiliadis, MD, MHS, Paul F. Harron, Jr. Associate Professor of Medicine, Pulmonary, Allergy, and Critical Care, Perelman School of Medicine, University of Pennsylvania, Philadelphia, PA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.