English Version
 
E-mail Form
Email Results

 
 
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Hipertensión pulmonar

Hipertensión arterial pulmonar; Hipertensión pulmonar primaria esporádica; Hipertensión pulmonar primaria familiar; Hipertensión arterial pulmonar idiopática; Hipertensión pulmonar primaria; HPP; Hipertensión pulmonar secundaria; Cor pulmonale - hipertensión pulmonar

Es una presión arterial alta en las arterias de los pulmones. Hace que el lado derecho del corazón se esfuerce más de lo normal.

Causas

El lado derecho del corazón bombea sangre a través de los pulmones, donde recoge oxígeno. Luego, la sangre retorna al lado izquierdo del corazón, de donde se bombea hacia el resto del cuerpo.

Cuando las pequeñas arterias (vasos sanguíneos) de los pulmones se estrechan, no pueden transportar mucha sangre. Cuando esto sucede, la presión se acumula. Esto se denomina hipertensión pulmonar.

El corazón necesita esforzarse más para forzar la circulación de la sangre a través de los vasos en contra de esta presión. Con el tiempo, esto provoca que el lado derecho del corazón se vuelva más grande. Esta afección se denomina insuficiencia cardíaca del lado derecho del corazón o cor pulmonale.

La hipertensión pulmonar puede ser causada por:

En casos poco frecuentes, la causa de la hipertensión pulmonar se desconoce. En este caso, la afección se conoce como hipertensión arterial pulmonar idiopática (HPI). Idiopática significa que la causa de una enfermedad no se conoce. La HPI afecta más a las mujeres que a los hombres.

Si la hipertensión pulmonar es causada por un medicamento o por una afección conocida, se denomina hipertensión pulmonar secundaria.

Síntomas

A menudo, la dificultad para respirar o el mareo leve durante la actividad es el primer síntoma. Es posible que se presente frecuencia cardíaca rápida (palpitaciones). Con el tiempo, los síntomas ocurren con actividad más ligera o incluso estando en reposo.

Otros síntomas incluyen:

Las personas con hipertensión pulmonar a menudo tienen síntomas que aparecen y desaparecen. Ellos informan que tienen días buenos y malos.

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico y hará preguntas sobre sus síntomas. El examen puede mostrar:

  • Ruidos cardíacos anormales
  • Sensación de pulso sobre el esternón
  • Soplo cardíaco en el lado derecho del corazón
  • Venas en el cuello más grandes de lo normal
  • Hinchazón de las piernas
  • Inflamación del hígado y el bazo
  • Ruidos respiratorios normales si si la hipertensión pulmonar es idiopática o se debe a una enfermedad cardíaca congénita
  • Ruidos respiratorios anormales si la hipertensión pulmonar de debe a otra enfermedad pulmonar

En las primeras etapas de la enfermedad, el examen puede ser normal o casi normal. Se puede tardar varios meses en diagnosticar la afección. El asma y otras enfermedades pueden provocar síntomas similares y se deben descartar.

Los exámenes que se pueden ordenar incluyen:

Tratamiento

No existe cura para la hipertensión pulmonar. El objetivo del tratamiento es controlar los síntomas y prevenir más daño pulmonar. Es importante tratar trastornos médicos que causen hipertensión pulmonar, como apnea obstructiva del sueño, afecciones pulmonares y trastornos de las válvulas del corazón.

Hay disponibilidad de muchas opciones de tratamiento para la hipertensión arterial pulmonar. Si le recetan medicamentos, pueden tomarse por vía oral, por vía intravenosa (IV) o inhalados.

Su proveedor decidirá cuál es el mejor medicamento para usted. Durante el tratamiento, a usted se le seguirá muy de cerca para vigilar los efectos secundarios y ver qué tan bien está respondiendo al medicamento. NO deje de tomar los medicamentos sin consultarlo con su proveedor.

Otros tratamientos pueden incluir:

  • Anticoagulantes para reducir el riesgo de coágulos sanguíneos, especialmente si tiene HPI
  • Oxigenoterapia en el hogar
  • Trasplante de pulmón, o en algunos casos de corazón, si los medicamentos no funcionan

Otros consejos importantes a seguir:

  • Evite el embarazo
  • Evite las actividades extenuantes y el levantamiento de objetos pesados
  • Evite viajar a grandes altitudes
  • Hágase aplicar la vacuna antigripal anual al igual que otras vacunas, como por ejemplo, la vacuna contra la neumonía
  • Deje de fumar

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico depende de lo que causó la afección. Los medicamentos para la HPI pueden ayudar a hacer más lenta la enfermedad.

A medida que la enfermedad empeore, usted necesitará hacer cambios en su casa que le ayuden a movilizarse en ella.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si:

  • Comienza a presentar dificultad para respirar con la actividad.
  • La dificultad para respirar empeora.
  • Presenta dolor torácico.
  • Presenta otros síntomas.

Referencias

Chin K, Channick RN. Pulmonary hypertension. In: Broaddus VC, Mason RJ, Ernst JD, et al, eds. Murray and Nadel's Textbook of Respiratory Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 58.

Mclaughlin VV, Humbert M. Pulmonary hypertension. In: Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Mann DL, Tomaselli GF, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 85.

Taichman DB, Ornelas J, Chung L, et al. Pharmacologic therapy for pulmonary arterial hypertension in adults: CHEST guideline and expert panel report. Chest. 2014;146(2):449-475. PMID: 24937180 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24937180.

  • Sistema respiratorio - ilustración

    El aire se inhala a través de los conductos nasales y viaja a través de la tráquea y los bronquios hasta los pulmones.

    Sistema respiratorio

    ilustración

  • Hipertensión pulmonar primaria - ilustración

    La hipertensión pulmonar es el estrechamiento de las arteriolas pulmonares dentro del pulmón. Este estrechamiento crea resistencia, por lo que el corazón tiene que realizar un mayor esfuerzo. El corazón se agranda por tener que bombear sangre contra esa resistencia. Entre los síntomas se pueden encontrar dolor en el pecho, debilidad, falta de aliento y fatiga. El objetivo del tratamiento es controlar los síntomas, aunque esta enfermedad generalmente se convierte en insuficiencia cardíaca congestiva.

    Hipertensión pulmonar primaria

    ilustración

  • Trasplante de corazón y pulmón - serie - Anatomia normal

    Presentación

    • Sistema respiratorio - ilustración

      El aire se inhala a través de los conductos nasales y viaja a través de la tráquea y los bronquios hasta los pulmones.

      Sistema respiratorio

      ilustración

    • Hipertensión pulmonar primaria - ilustración

      La hipertensión pulmonar es el estrechamiento de las arteriolas pulmonares dentro del pulmón. Este estrechamiento crea resistencia, por lo que el corazón tiene que realizar un mayor esfuerzo. El corazón se agranda por tener que bombear sangre contra esa resistencia. Entre los síntomas se pueden encontrar dolor en el pecho, debilidad, falta de aliento y fatiga. El objetivo del tratamiento es controlar los síntomas, aunque esta enfermedad generalmente se convierte en insuficiencia cardíaca congestiva.

      Hipertensión pulmonar primaria

      ilustración

    • Trasplante de corazón y pulmón - serie - Anatomia normal

      Presentación

    Los conceptos básicos

     

      Cuidados personales

       

      Qué detecta esta prueba Hipertensión pulmonar

       
       

      Actualizado: 2/18/2018

      Versión en inglés revisada por: Denis Hadjiliadis, MD, MHS, Paul F. Harron, Jr. Associate Professor of Medicine, Pulmonary, Allergy, and Critical Care, Perelman School of Medicine, University of Pennsylvania, Philadelphia, PA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

      La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
      adam.com

       
       
       

       

       

      Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
      Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos