E-mail Form
Email Results

 
 
Para Imprimir
Favoritos
bookmarks-menu

Qué preguntarle al médico acerca de cómo quedar embarazada

Qué preguntar al médico - embarazo; Qué preguntar al médico - fecundación; Preguntas - infertilidad

Si usted está tratando de quedar embarazada, es posible que desee saber lo que puede hacer para garantizar un embarazo y un bebé saludables. A continuación, encontrará algunas preguntas que puede hacer a su médico acerca de quedar embarazada.

Preguntas

¿A qué edad es más fácil quedar embarazada?

  • ¿En qué etapa del ciclo menstrual podré quedar embarazada?
  • Si estoy tomando píldoras anticonceptivas, ¿qué tan pronto después de dejar de tomarlas puedo empezar a tratar de quedar embarazada?
  • ¿Durante cuánto tiempo debo estar sin haber tomado píldoras anticonceptivas para poder quedar embarazada? ¿Cómo sería con los demás métodos anticonceptivos?
  • ¿Cuánto tiempo toma quedar embarazada naturalmente?
  • ¿Quedaré embarazada en mi primer intento?
  • ¿Con qué frecuencia debo tener relaciones sexuales para concebir con éxito?
  • ¿A qué edad tengo menos posibilidad de quedar embarazada naturalmente?
  • ¿Cómo puedo mejorar mis probabilidades de quedar embarazada si tengo períodos irregulares?

¿Mi estado de salud afectará mis posibilidades de quedar embarazada?

  • ¿Los medicamentos que estoy tomando afectarán mis posibilidades de quedar embarazada?
  • ¿Debo dejar de tomar algún medicamento?
  • ¿Debo esperar si tuve una cirugía o radioterapia recientemente?
  • ¿Las ETS (enfermedades de transmisión sexual) interfieren con el embarazo?
  • ¿Necesito recibir tratamiento para una ETS antes de quedar embarazada?
  • ¿Necesito hacerme exámenes médicos o recibir vacunas antes de intentar concebir?
  • ¿Los factores que provocan estrés o enfermedades mentales afectan mis posibilidades de quedar embarazada?
  • ¿Mis probabilidades de concebir se verán afectadas si tuve un aborto espontáneo previo?
  • ¿Cuáles son los riesgos con la concepción si he tenido un embarazo ectópico anteriormente?
  • ¿Cómo afectará una afección médica preexistente mis probabilidades de quedar embarazada?

¿Necesito asesoría genética?

  • ¿Cuáles son las posibilidades de que nuestro bebé padezca una afección hereditaria?
  • ¿Necesitamos practicarnos algún tipo de examen?

¿Qué cambios de estilo de vida debería hacer?

  • ¿Puedo seguir consumiendo alcohol o fumando mientras trato de concebir?
  • ¿Fumar o consumir alcohol afecta mis posibilidades de quedar embarazada o a mi bebé?
  • ¿Debo dejar de hacer ejercicio?
  • ¿Hacer cambios a mi dieta me ayudará a quedar embarazada?
  • ¿Qué son las vitaminas prenatales? ¿Por qué necesito tomarlas?
  • ¿Cuándo debo empezar a tomarlas? ¿Por cuánto tiempo debo tomarlas?

¿Mi peso afectará mis posibilidades de quedar embarazada? Si es así, ¿cómo?

  • Si tengo sobrepeso, ¿necesito reducir mi peso?
  • Si tengo bajo peso, ¿necesito aumentar de peso antes de concebir?

¿El estado de salud de mi pareja afecta mis posibilidades de quedar embarazada o la salud del bebé?

  • ¿Debemos esperar si él tuvo una cirugía o radioterapia recientemente?
  • ¿Hay algún cambio del estilo de vida que él deba hacer y que nos ayude a lograr un embarazo?
  • He estado tratando de lograr un embarazo durante algún tiempo sin éxito. ¿Deberíamos hacernos examinar por infertilidad?
  • Concepción - embarazo

    Animación

  •  

    Concepción - embarazo - animación

    En este corte transversal se pueden ver tanto los órganos reproductores femeninos como los masculinos durante una relación sexual. Estos son el pene, la vagina, el útero, uno de los testículos y la glándula prostática. Durante una relación sexual, el esperma es liberado dentro de la vagina cerca al cuello uterino, la entrada al útero. Aquí se ve cómo se desplazan los espermatozoides a través del útero y por las trompas de Falopio. Por sus perfiles, se puede ver que los espermatozoides tienen 3 partes, la cabeza, la sección media y el flagelo, que les permite desplazarse a través del útero. Si se observa con mayor detenimiento la cabeza de un espermatozoide, se puede ver que está cubierta por un capuchón de enzimas que le ayudarán a penetrar las paredes exteriores del óvulo. También en la cabeza hay paquetes de cromosomas. Los cromosomas contienen el material genético, o genes, que son una especie de bosquejo de la herencia que será transmitida al bebé. Si un espermatozoide que contenga un cromosoma Y fecunda el óvulo, el bebé será un niño. Si el afortunado espermatozoide contiene un cromosoma X, entonces el bebé será una niña. Además del sexo del bebé, los genes en los cromosomas determinan miles de características adicionales, como la estatura, la forma corporal, los rasgos faciales y el color de los ojos, sin olvidar que también pueden afectar características como los talentos y las aptitudes. Ahora veamos lo que sucede con el óvulo. Este es un óvulo que se desplaza por la trompa de Falopio. No puede desplazarse por sí mismo, así que se mueve gracias al movimiento ondulante de pequeños cilios que recubren las paredes de la trompa. A menos que sea fecundado, un óvulo sólo sobrevive entre 12 y 24 horas después de la ovulación. Aquí se ve cuando los espermatozoides llegan al óvulo. Todos los espermatozoides están tratando de entrar en el óvulo. En realidad, los que se ven aquí son los únicos sobrevivientes de los millones de espermatozoides que fueron liberados dentro del tracto reproductor femenino. El tracto reproductor femenino contiene un recubrimiento ácido y una cantidad de mecanismos celulares de defensa, lo que hace que sea un ambiente muy hostil y muy pocos espermatozoides tienen la fuerza suficiente para llegar hasta el óvulo. Si observamos ahora, se puede ver cómo comienza el proceso de fecundación. Cuando uno de los espermatozoides finalmente logra atravesar la membrana exterior del óvulo, algo extraordinario sucede, miremos, ¡ahí! El óvulo está evitando que otros espermatozoides puedan entrar. Esto garantiza que sólo un espermatozoide fecunde el óvulo. Si más de un espermatozoide hubiera estado involucrado, lo más probable es que el óvulo no sobreviviera porque contendría una cantidad incorrecta de material genético. Ahora, esta es la parte final de la fecundación. El espermatozoide libera su núcleo, que contiene los cromosomas del padre… y luego… después de varias horas… se une con el núcleo del óvulo, que contiene los cromosomas de la madre. Y cuando los núcleos se fusionan, el material genético se combina para crear un cigoto, que es como se conoce el óvulo fecundado.

  • Concepción - embarazo

    Animación

  •  

    Concepción - embarazo - animación

    En este corte transversal se pueden ver tanto los órganos reproductores femeninos como los masculinos durante una relación sexual. Estos son el pene, la vagina, el útero, uno de los testículos y la glándula prostática. Durante una relación sexual, el esperma es liberado dentro de la vagina cerca al cuello uterino, la entrada al útero. Aquí se ve cómo se desplazan los espermatozoides a través del útero y por las trompas de Falopio. Por sus perfiles, se puede ver que los espermatozoides tienen 3 partes, la cabeza, la sección media y el flagelo, que les permite desplazarse a través del útero. Si se observa con mayor detenimiento la cabeza de un espermatozoide, se puede ver que está cubierta por un capuchón de enzimas que le ayudarán a penetrar las paredes exteriores del óvulo. También en la cabeza hay paquetes de cromosomas. Los cromosomas contienen el material genético, o genes, que son una especie de bosquejo de la herencia que será transmitida al bebé. Si un espermatozoide que contenga un cromosoma Y fecunda el óvulo, el bebé será un niño. Si el afortunado espermatozoide contiene un cromosoma X, entonces el bebé será una niña. Además del sexo del bebé, los genes en los cromosomas determinan miles de características adicionales, como la estatura, la forma corporal, los rasgos faciales y el color de los ojos, sin olvidar que también pueden afectar características como los talentos y las aptitudes. Ahora veamos lo que sucede con el óvulo. Este es un óvulo que se desplaza por la trompa de Falopio. No puede desplazarse por sí mismo, así que se mueve gracias al movimiento ondulante de pequeños cilios que recubren las paredes de la trompa. A menos que sea fecundado, un óvulo sólo sobrevive entre 12 y 24 horas después de la ovulación. Aquí se ve cuando los espermatozoides llegan al óvulo. Todos los espermatozoides están tratando de entrar en el óvulo. En realidad, los que se ven aquí son los únicos sobrevivientes de los millones de espermatozoides que fueron liberados dentro del tracto reproductor femenino. El tracto reproductor femenino contiene un recubrimiento ácido y una cantidad de mecanismos celulares de defensa, lo que hace que sea un ambiente muy hostil y muy pocos espermatozoides tienen la fuerza suficiente para llegar hasta el óvulo. Si observamos ahora, se puede ver cómo comienza el proceso de fecundación. Cuando uno de los espermatozoides finalmente logra atravesar la membrana exterior del óvulo, algo extraordinario sucede, miremos, ¡ahí! El óvulo está evitando que otros espermatozoides puedan entrar. Esto garantiza que sólo un espermatozoide fecunde el óvulo. Si más de un espermatozoide hubiera estado involucrado, lo más probable es que el óvulo no sobreviviera porque contendría una cantidad incorrecta de material genético. Ahora, esta es la parte final de la fecundación. El espermatozoide libera su núcleo, que contiene los cromosomas del padre… y luego… después de varias horas… se une con el núcleo del óvulo, que contiene los cromosomas de la madre. Y cuando los núcleos se fusionan, el material genético se combina para crear un cigoto, que es como se conoce el óvulo fecundado.

    Los conceptos básicos

     

    Cuidados personales

     

    Qué detecta esta prueba Qué preguntarle al médico acerca de cómo quedar embarazada

     

      Actualizado: 6/2/2020

      Versión en inglés revisada por: LaQuita Martinez, MD, Department of Obstetrics and Gynecology, Emory Johns Creek Hospital, Alpharetta, GA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

      La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
      © 1997- adam.com Todos los derechos son reservados

       
       
       

       

       

      Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
      Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos