Resonancia magnética del hombro

Definición

Una resonancia magnética del hombro es un examen imagenológico que utiliza energía de potentes imanes para crear imágenes de la zona del hombro.

La RM no emplea radiación (rayos X).

Las imágenes por resonancia magnética solas se denominan cortes. Se pueden almacenar en una computadora o imprimir en una película. Un examen produce docenas o algunas veces cientos de imágenes.

Los exámenes relacionados incluyen:

Nombres alternativos

IRM - hombro; Imágenes por resonancia magnética - hombro

Forma en que se realiza el examen

A usted le pueden solicitar que use una bata de hospital o prendas de vestir sin broches metálicos (como pantalones de sudadera y una camiseta). Asegúrese de quitarse el reloj, las joyas y la cartera. Ciertos tipos de metal pueden causar imágenes borrosas.

Usted se acostará sobre una mesa angosta, la cual se desliza dentro de un tubo grande similar a un túnel.

Algunos exámenes requieren un tinte especial (medio de contraste). El tinte por lo regular se administra antes del examen a través de una vena (IV) en la mano o el antebrazo. El tinte también puede inyectarse en el hombro. Este medio de contraste ayuda al radiólogo a observar ciertas zonas más claramente.

Durante la resonancia magnética, la persona que opera la máquina lo vigilará desde otro cuarto. El examen casi siempre dura de 30 a 60 minutos, pero puede demorar más tiempo.

Preparación para el examen

Es posible que le soliciten no comer ni beber nada durante un período de 4 a 6 horas antes del examen.

Si usted le teme a espacios cerrados (sufre de claustrofobia), coméntele a su médico. Le pueden dar un medicamento para ayudarlo a que le dé sueño y que esté menos ansioso. El médico también puede recomendar una resonancia magnética “abierta”, en la cual la máquina no está tan cerca del cuerpo.

Antes del examen, coméntele al proveedor de atención médica si usted tiene:

Debido a que el equipo para la resonancia magnética contiene imanes potentes, no se permiten objetos de metal dentro de la sala donde está el escáner.

Lo que se siente durante el examen

Una resonancia magnética no causa dolor. Será necesario que permanezca quieto. El movimiento excesivo puede ocasionar errores.

La mesa puede estar dura o fría, pero usted puede solicitar una frazada o una almohada. La máquina produce ruidos sordos o zumbidos fuertes cuando está encendida. Se pueden usar protectores de oídos con el fin de reducir el ruido.

Un intercomunicador en el cuarto le permite hablar con alguien en cualquier momento. Asimismo, algunos equipos para resonancia magnética tienen televisores y audífonos especiales que usted puede utilizar para ayudar a pasar el tiempo.

No hay un período de recuperación, a menos que le hayan dado un medicamento para relajarlo. Después de una resonancia magnética, usted puede reanudar la dieta, las actividades y los medicamentos normales.

Razones por las que se realiza el examen

Una resonancia magnética es útil para diagnosticar y evaluar lesiones relacionadas con los deportes. Puede proporcionar imágenes nítidas de partes del hombro (como los tejidos blandos) que son difíciles de ver claramente en tomografías computarizadas.

Su proveedor puede solicitar este examen si usted tiene:

Resultados normales

Un resultado normal significa que el hombro y el área circundante tienen apariencia normal.

Significado de los resultados anormales

Algunas causas posibles de resultados anormales pueden ser:

Esta lista no incluye todos los posibles problemas. Hable con su proveedor si tiene alguna pregunta o inquietud.

Riesgos

Las imágenes por resonancia magnética (IRM) no utilizan radiación. No se ha informado de efectos secundarios a causa de los campos magnéticos y las ondas de radio.

También es seguro realizarse IRM durante el embarazo. No se ha comprobado ni efectos secundarios ni complicaciones.

El tipo de medio de contraste (tinte) utilizado más comúnmente es el gadolinio. Este es muy seguro. Rara vez ocurren reacciones alérgicas a esta sustancia. Sin embargo, el gadolinio puede ser dañino para personas con problemas renales que requieran diálisis. Si usted tiene problemas en el riñón, coméntelo a su proveedor antes del examen.

Los fuertes campos magnéticos que se crean durante las IRM pueden provocar que los marcapasos cardíacos y otros implantes no funcionen igual de bien. También pueden provocar que otros pedazos de metal dentro del cuerpo se desplacen o cambien de posición. Asegúrese de no llevar nada que contenga metal al cuarto del escáner, pues puede salir disparado y ser un peligro para usted.

Consideraciones

Los exámenes que pueden hacerse en lugar de una resonancia magnética del hombro incluyen:

Una tomografía computarizada puede ser preferible en algunos casos de emergencia, ya que es más rápida y normalmente está disponible directamente en la sala de emergencias.

Referencias

Anderson MW, Fox MG. MRI of the shoulder. In: Anderson MW, Fox MG, eds. Sectional anatomy by MRI and CT. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 2.

Hanypsiak B, DeLong JM, Lowe WR. Scapulothoracic disorders. In: Miller MD, Thompson SR, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 57.

Wilkinson ID, Graves MJ. Magnetic resonance imaging. In: Adam A, Dixon AK, Gillard JH, Schaefer-Prokop CM, eds. Grainger & Allison's Diagnostic Radiology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Churchill Livingstone; 2015:chap 5.