English Version
 
E-mail Form
Email Results

 
 
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Radiografía de la pelvis

Radiografía - pelvis

Una radiografía de la pelvis, es una imagen de los huesos que rodean la zona de la cadera. La pelvis conecta las piernas al cuerpo.

Forma en que se realiza el examen

El examen lo realiza un técnico en rayos X en una sala de radiología o en el consultorio del proveedor de atención médica.

Usted se acostará sobre la mesa. Luego se toman las radiografías. Es posible que tenga que mover su cuerpo a otras posiciones para proporcionar diferentes planos.

Preparación para el examen

Infórmele al proveedor si está embarazada. Quítese todas las joyas, especialmente alrededor del abdomen y las piernas. Usted usará una bata de hospital durante el procedimiento.

Lo que se siente durante el examen

Las radiografías son indoloras. Cambiar de posición puede causar molestias.

Razones por las que se realiza el examen

La radiografía se utiliza para detectar:

  • Fracturas
  • Tumores
  • Trastornos degenerativos de los huesos en la cadera, la pelvis y la parte superior de las piernas

Significado de los resultados anormales

Los resultados anormales pueden sugerir:

  • Fracturas pélvicas
  • Artritis de la articulación de la cadera
  • Tumores de los huesos de la pelvis
  • Sacroilitis (inflamación de la zona donde el sacro se une con el hueso ilion)
  • Espondilitis anquilosante (rigidez anormal de la columna y la articulación)
  • Artritis en la columna baja
  • Anormalidad en la forma de la pelvis o la articulación de la cadera

Riesgos

Los niños y los fetos de mujeres embarazadas son más sensibles a los riesgos de las radiografías. Se puede utilizar un escudo protector sobre las zonas que no se están examinando.

Referencias

Stoneback JW, Gorman MA. Pelvic fractures. In: McIntyre RC, Schulick RD, eds. Surgical Decision Making. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 147.

Williams KD. Spondylolisthesis. In: Azar FM, Beaty JH, Canale ST, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 13th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 40.

  • Sacro - ilustración

    El sacro es una estructura ósea en forma de escudo que está localizada en la base de las vértebras lumbares. Está conectado a la pelvis, forma la pared pélvica posterior y fortalece y estabiliza la pelvis. Unidas en el mismo extremo del sacro, se encuentran de 2 a 4 vértebras pequeñas y parcialmente fusionadas conocidas como el cóccix o hueso de la cola que brinda un leve soporte a los órganos pélvicos, pero realmente es un hueso de poco uso.

    Sacro

    ilustración

  • Anatomía esquelética anterior - ilustración

    El esqueleto está compuesto por 206 huesos en el adulto y contribuye a dar forma al cuerpo; además, desempeña diversas funciones importantes para el cuerpo. Los huesos del esqueleto proporcionan soporte para los tejidos blandos. Por ejemplo, la caja torácica soporta la pared torácica. La mayoría de los músculos del cuerpo están unidos a los huesos que actúan como palancas para permitir el movimiento de las partes del cuerpo. Los huesos del esqueleto también sirven como reservorio de minerales como el calcio y el fosfato. Finalmente, la mayor parte de la formación de las células se lleva a cabo en la médula de ciertos huesos.

    Anatomía esquelética anterior

    ilustración

    • Sacro - ilustración

      El sacro es una estructura ósea en forma de escudo que está localizada en la base de las vértebras lumbares. Está conectado a la pelvis, forma la pared pélvica posterior y fortalece y estabiliza la pelvis. Unidas en el mismo extremo del sacro, se encuentran de 2 a 4 vértebras pequeñas y parcialmente fusionadas conocidas como el cóccix o hueso de la cola que brinda un leve soporte a los órganos pélvicos, pero realmente es un hueso de poco uso.

      Sacro

      ilustración

    • Anatomía esquelética anterior - ilustración

      El esqueleto está compuesto por 206 huesos en el adulto y contribuye a dar forma al cuerpo; además, desempeña diversas funciones importantes para el cuerpo. Los huesos del esqueleto proporcionan soporte para los tejidos blandos. Por ejemplo, la caja torácica soporta la pared torácica. La mayoría de los músculos del cuerpo están unidos a los huesos que actúan como palancas para permitir el movimiento de las partes del cuerpo. Los huesos del esqueleto también sirven como reservorio de minerales como el calcio y el fosfato. Finalmente, la mayor parte de la formación de las células se lleva a cabo en la médula de ciertos huesos.

      Anatomía esquelética anterior

      ilustración

    Los conceptos básicos

     

      Cuidados personales

       

        Qué detecta esta prueba Radiografía de la pelvis

         
         

        Actualizado: 4/21/2019

        Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery, San Francisco, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

        La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
        adam.com

         
         
         

         

         

        Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
        Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos