Reparación del pie zambo

Definición

Pie zambo es una cirugía para corregir un defecto congénito del pie y del tobillo.

Nombres alternativos

Reparación de pie zambo; Alivio posteromedial; Alivio del tendón de Aquiles; Alivio del pie zambo; Pie equino varo - reparación; Transferencia del tendón tibial anterior

Descripción

El tipo de cirugía que se hace depende de:

Su hijo estará bajo anestesia general (dormido y sin sentir dolor) durante la cirugía.

Los ligamentos son tejidos que ayudan a sostener los huesos juntos en el cuerpo. Los tendones son tejidos que ayudan a fijar los músculos a los huesos. Un pie zambo ocurre cuando los tendones y ligamentos tensos impiden que el pie se estire hasta la posición correcta.

Para reparar un pie zambo, se hace 1 o 2 cortes en la piel, casi siempre en la parte posterior del pie y alrededor de su parte interna.

Los niños mayores que aún tengan una deformidad en el pie después de la intervención quirúrgica pueden necesitar más cirugía. Igualmente, los niños que todavía no se hayan hecho una operación para su deformidad pueden necesitar cirugía a medida que crecen. Los tipos de cirugía que pueden necesitar incluyen:

Por qué se realiza el procedimiento

Un bebé nacido con un pie zambo se trata primero con una férula de yeso para estirar el pie hasta una posición más normal.

El pie zambo que se encuentra en bebés a menudo se puede manejar exitosamente con yeso y dispositivos ortopédicos, evitando así la cirugía.

Sin embargo, la cirugía de reparación del pie zambo se puede necesitar si:

Riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia y cirugía son:

Los posibles problemas de la cirugía de pie zambo son:

Antes del procedimiento

El proveedor de atención médica de su hijo puede:

Coméntele siempre al proveedor de su hijo:

Durante los días antes de la cirugía:

En el día de la cirugía:

Después del procedimiento

Según la cirugía que se haga, su hijo puede irse para la casa el mismo día o permanecer en el hospital durante 1 a 3 días inmediatamente después de la cirugía. La estadía en el hospital puede ser mayor si la cirugía también se hizo en los huesos.

El pie del niño se debe mantener en una posición elevada. Los medicamentos pueden ayudar a controlar el dolor.

Con frecuencia, se revisará la piel alrededor del yeso del niño para constatar que siga estando rosada y saludable. Igualmente, al niño se le revisarán los dedos de los pies para cerciorarse de que estén rosados y que pueda moverlos y sentirlos. Estos son signos de circulación apropiada.

El niño tendrá puesto un yeso durante 6 a 12 semanas, el cual se puede cambiar varias veces. Antes de que el niño salga del hospital, a usted se le enseñará cómo cuidar del yeso.

Cuando se quite el último yeso, probablemente le prescribirán el uso de un dispositivo ortopédico a su hijo y es posible que lo remitan a fisioterapia. El terapeuta le enseñará a usted ejercicios para hacer con su hijo con el fin de fortalecer el pie y confirmar que se mantenga flexible.

Expectativas (pronóstico)

Después de recuperarse de la cirugía, el pie del niño estará en una mejor posición. El niño debe ser capaz de llevar una vida activa y normal, incluyendo la práctica de deportes, pero su pie puede estar más tenso que un pie que no haya sido tratado con cirugía.

En la mayoría de los casos de pie zambo, si solo está afectado un lado, el pie y la pantorrilla del niño serán más pequeños de lo normal por el resto de su vida.

Los niños que han sido operados del pie zambo pueden necesitar otra cirugía posteriormente en la vida.

Referencias

Kelly DM. Congenital anomalies of the lower extremity. In: Azar FM, Beaty JH, Canale ST, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 13th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 29.

Ricco AI, Richards BS, Herring JA. Disorders of the foot. In: Herring JA, ed. Tachdjian's Pediatric Orthopaedics. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 23.