Shock hipovolémico

Definición

Un shock hipovolémico es una afección de emergencia en la cual la pérdida grave de sangre o de otro líquido hace que el corazón sea incapaz de bombear suficiente sangre al cuerpo. Este tipo de shock puede hacer que muchos órganos dejen de funcionar.

Nombres alternativos

Choque hipovolémico

Causas

La pérdida de aproximadamente una quinta parte o más del volumen normal de sangre en el cuerpo causa un shock hipovolémico.

La pérdida de sangre puede deberse a:

La cantidad de sangre circulante en el cuerpo también puede disminuir cuando se pierde una gran cantidad de líquidos corporales por otras causas, lo cual puede deberse a:

Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

Cuanto mayor y más rápida sea la pérdida de sangre, más graves serán los síntomas del shock.

Pruebas y exámenes

Un examen físico mostrará signos de shock, como:

Los exámenes que se pueden llevar a cabo incluyen:

En algunos casos, también se pueden hacer otros exámenes.

Tratamiento

Consiga ayuda médica de inmediato. Mientras tanto siga estos pasos:

El objetivo del tratamiento hospitalario es reponer los líquidos y la sangre. Se coloca una vía intravenosa en el brazo de la persona para permitir la administración de sangre o hemoderivados.

Medicamentos como dopamina, dobutamina, epinefrina y norepinefrina pueden ser necesarios para incrementar la presión arterial y la cantidad de sangre bombeada del corazón (gasto cardíaco).

Expectativas (pronóstico)

Los síntomas y desenlaces clínicos pueden variar, dependiendo de:

En general, las personas con grados de shock más leves tienden a tener un mejor pronóstico que aquellas con uno más grave. El shock hipovolémico grave puede llevar a la muerte, incluso con atención médica inmediata. Los adultos mayores tienen mayor probabilidad de tener desenlaces clínicos desalentadores a causa del shock.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

Cuándo contactar a un profesional médico

El shock hipovolémico es una urgencia. Llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) o lleve la persona a la sala de urgencias.

Prevención

Prevenir el shock es más fácil que intentar tratarlo una vez que éste sucede. El tratamiento oportuno de la causa reducirá el riesgo de desarrollo de la forma grave de shock y la administración de los primeros auxilios en forma oportuna puede ayudar a controlarlo.

Referencias

Angus DC. Approach to the patient with shock. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 98.

Dries DJ. Hypovolemia and traumatic shock: nonsurgical management. In: Parrillo JE, Dellinger RP, eds. Critical Care Medicine: Principles of Diagnosis and Management in the Adult. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 26.

Maiden MJ, Peake SL. Overview of shock. In: Bersten AD, Handy JM, eds. Oh's Intensive Care Manual. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 15.

Puskarich MA, Jones AE. Shock. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 6.