Deterioro del sentido del gusto

Definición

El deterioro o alteración del sentido del gusto significa que hay un problema con dicho sentido. Los problemas van desde una distorsión del gusto hasta una pérdida completa del mismo; sin embargo, esta última situación es poco común.

Nombres alternativos

Pérdida del gusto; Sabor metálico; Disgeusia; Hipogeusia

Consideraciones

La lengua puede detectar los sabores dulce, salado, agrio y amargo. Mucho de lo que se percibe como "sabor" es en realidad olor. Las personas que tienen problemas en el sentido del gusto a menudo tienen un trastorno en el sentido del olfato que les puede dificultar la identificación del aroma o sabor de un alimento (el sabor resulta de una combinación de los sentidos del gusto y el olfato).

Los problemas del gusto pueden ser causados por cualquier factor que interrumpa la transferencia de sensaciones de sabor al cerebro. También pueden ser causados por trastornos que afecten la forma como este órgano interpreta estas sensaciones.

Causas

La sensación del gusto a menudo disminuye después de los 60 años. Con mayor frecuencia, se pierden primero los sabores dulce y salado. Los sabores amargo y agrio duran un poco más.

Las causas del deterioro del sentido del gusto incluyen:

Otras causas son:

Cuidados en el hogar

Siga las instrucciones de su proveedor de atención médica. Estas pueden comprender cambios en la dieta. Para problemas en el gusto debido al resfriado común o la gripe, el sentido del gusto debe regresar a la normalidad cuando pase la enfermedad. Si usted fuma, debe dejarlo.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si los problemas del sentido del gusto no desaparecen o si esta alteración en el gusto se presenta con otros síntomas.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El proveedor llevará a cabo un examen físico y hará preguntas, por ejemplo:

Si el problema en el sentido del gusto se debe a alergias o sinusitis, usted puede necesitar medicamentos para aliviar la congestión nasal. Si el problema los está causando un medicamento que usted está tomando, puede necesitar cambiar la dosis o el medicamento.

Una tomografía computarizada o una resonancia magnética se pueden hacer para mirar los senos nasales o la parte del cerebro que controla el sentido del olfato.

Referencias

Alwani MM, Makki FM, Robbins KT. Physiology of the oral cavity. In: Flint PW, Francis HW, Haughey BH, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head and Neck Surgery. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 86.

Baloh RW, Jen JC. Smell and taste. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 399.

Doty RL, Bromley SM. Disturbances of smell and taste. In: Jankovic J, Mazziotta JC, Pomeroy SL, Newman NJ, eds. Bradley and Daroff's Neurology in Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2022: chap 19.


Actualizado: 2/1/2021
Versión en inglés revisada por: Josef Shargorodsky, MD, MPH, Johns Hopkins University School of Medicine, Baltimore, MD. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
© 1997- adam.comTodos los derechos son reservados