Hábitos a la hora de acostarse para bebés y niños

Definición

Con frecuencia, los patrones de sueño se aprenden en la niñez. Cuando se repiten estos patrones, se convierten en hábitos. Ayudar a su hijo a aprender buenos hábitos a la hora de acostarse, puede hacer que ir a la cama sea una rutina placentara para usted y su hijo.

Nombres alternativos

Bebés - hábitos a la hora de acostarse; Niños - hábitos a la hora de acostarse; Sueño - hábitos a la hora de acostarse; Cuidados de un niño sano - hábitos a la hora de acostarse

Información

SU NUEVO BEBÉ (MENOS DE 2 MESES) Y EL SUEÑO

Al principio, su nuevo bebé está en un ciclo de 24 horas de alimentación y un ciclo de sueño y vigilia. Los recién nacidos pueden dormir entre 10 y 18 horas por día. Ellos permanecen despiertos solo de 1 a 3 horas a la vez.

Las señales de que a su bebé le está dando sueño incluyen:

Trate de llevar a su bebé a la cama cuento esté soñoliento, pero no dormido todavía.

Para estimular a su recién nacido a dormir más por la noche en lugar de hacerlo durante el día:

Dormir con un bebé menor de 12 meses puede aumentar el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

SU BEBÉ (3 a 12 MESES) Y EL SUEÑO

Hacia la edad de 4 meses, su hijo podría dormir hasta por 6 a 8 horas a la vez. Entre las edades de 6 y 9 meses, la mayoría de los niños dormirá durante 10 a 12 horas. Durante el primer año de vida, es común que los bebés tomen de 1 a 4 siestas al día, durando cada una de 30 minutos a 2 horas.

Al llevar a un bebé a la cama, procure que la rutina al acostarse sea constante y placentera.

Su bebé puede llorar cuando usted lo pone en la cama debido a que teme estar alejado de usted. Esto se denomina ansiedad por la separación. Simplemente entre, hable con una voz tranquila y frote la espalda o la cabeza del bebé. NO saque al bebé de la cama. Una vez que se haya calmado, salga del cuarto. Su hijo pronto aprenderá que usted simplemente está en otro cuarto.

Si su bebé se despierta por la noche para alimentarse, NO encienda las luces.

Hacia la edad de 9 meses, si no antes, la mayoría de los bebés puede dormir durante al menos 8 a 10 horas sin necesitar una alimentación de noche. Los bebés aún se despertarán durante la noche. Sin embargo, con el tiempo, su bebé aprenderá a calmarse y volver a dormirse.

Dormir con un bebé menor de 12 meses de edad puede aumentar el riesgo de SMSL.

SU NIÑO PEQUEÑO (1 A 3 AÑOS) Y EL SUEÑO:

Un niño pequeño dormirá con mayor frecuencia durante 12 a 14 horas al día. Alrededor de los 18 meses, los niños solo necesitan una siesta cada día. Esta siesta no debe ser cerca a la hora de acostarse.

Procure que la rutina a la hora de acostarse sea constante y placentera.

Algunos otros consejos son:

Elogie al niño por aprender a calmarse y quedarse dormido solo.

Recuerde que los hábitos a la hora de dormir se pueden interrumpir por cambios o estrés como mudarse a una nueva casa o la llegada de un nuevo hermano o hermana. Puede llevar tiempo restablecer las prácticas previas a la hora de acostarse.

Referencias

Mindell JA, Williamson AA. Benefits of a bedtime routine in young children: sleep, development, and beyond. Sleep Med Rev. 2018;40:93-108. PMID: 29195725 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29195725/.

Owens JA. Sleep medicine. In: Kliegman RM, St. Geme JW, Blum NJ, Shah SS, Tasker RC, Wilson KM, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 21st ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 31.

Sheldon SH. Development of sleep in infants and children. In: Sheldon SH, Ferber R, Kryger MH, Gozal D, eds. Principles and Practice of Pediatric Sleep Medicine. 2nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 3.


Actualizado: 10/2/2020
Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
© 1997- adam.comTodos los derechos son reservados