Alergia alimentaria

Definición

Es un tipo de respuesta inmunitaria desencadenada por el consumo de huevos, maní, leche, mariscos u otro tipo específico de alimento.

Nombres alternativos

Alergia por alimentos; Alergia a los alimentos - maní; Alergia a los alimentos - soya; Alergia a los alimentos - pescado; Alergia a los alimentos - mariscos; Alergia a los alimentos - huevos; Alergia a los alimentos - leche

Causas

Muchas personas tienen intolerancia a los alimentos. Este término generalmente se refiere a acidez, cólicos, dolor de estómago o diarrea que pueden ocurrir después de comer alimentos como:

Una verdadera alergia a un alimento es mucho menos común.

Normalmente, la respuesta inmunitaria del cuerpo lo protege contra sustancias potencialmente nocivas, como bacterias y virus. También reacciona con sustancias extrañas llamadas alérgenos. Estas sustancias son normalmente inofensivas y no causan problemas en la mayoría de las personas.

En una persona con alergia alimentaria, la respuesta inmunitaria es hipersensible. Cuando reconoce un alérgeno, el sistema inmunitario dispara su respuesta. Los químicos como las histaminas son liberadas. Estos químicos causan síntomas de alergia.

Cualquier alimento puede causar una reacción alérgica. Las alergias alimentarias más comunes son a:

En pocos casos, los aditivos alimentarios, como colorantes, espesantes y conservantes, rara vez pueden causar una alergia alimentaria o reacción de intolerancia.

Algunas personas tienen una alergia oral. Este es un síndrome tipo alergia que afecta la boca y la lengua después de comer ciertas frutas y verduras frescas:

Síntomas

Los síntomas generalmente comienzan en un lapso dos horas después de comer. A veces, los síntomas también pueden comenzar varias horas después de consumir el alimento.

Los elementos clave de una alergia alimentaria incluyen urticaria, una voz ronca y sibilancia.

Otros síntomas que se pueden presentar incluyen:

Síntomas del síndrome de alergia bucal (oral):

En reacciones graves, llamadas anafilaxia, además de los síntomas anteriores, usted puede presentar hipotensión arterial y bloqueo en las vías respiratorias. Esto puede poner en peligro la vida.

Pruebas y exámenes

Algunas veces, se emplean pruebas cutáneas o exámenes de sangre para confirmar que usted tiene una alergia. Una prueba doble ciego con exposición al alimento es una forma de diagnosticar las verdaderas alergias alimentarias. Durante este examen, usted y su proveedor de atención médica no sabrán lo que usted está comiendo.

Con las dietas de eliminación, usted evita el alimento sospechoso hasta que desaparezcan los síntomas. Luego, comienza a ingerir el alimento de nuevo para observar si presenta una reacción alérgica.

En la prueba de provocación (prueba de exposición), usted ingiere una pequeña cantidad del alimento sospechoso bajo supervisión médica. Este tipo de examen puede ocasionar reacciones alérgicas graves. Esta prueba solo debe ser realizado por un proveedor capacitado.

Nunca trate de causar una reacción ni de volver a consumir un alimento por cuenta propia. Estas pruebas solo se deben llevar a cabo con la dirección de un proveedor, especialmente si la reacción inicial fue grave.

Tratamiento

Si sospecha que usted o su hijo tienen alergia a un alimento, consulte a un especialista en alergias (alergólogo).

El tratamiento puede incluir cualquiera de los siguientes:

Otros tratamientos, que incluyen inyecciones contra las alergias y probióticos, no han demostrado ayudar con las alergias alimentarias.

Si su hijo tiene un problema con la fórmula de leche de vaca, su proveedor puede sugerirle que pruebe una fórmula de leche a base de soja (soya) o algo llamado fórmula elemental, si está disponible.

Si tiene síntomas únicamente en una zona del cuerpo, por ejemplo, una roncha en el mentón después de comer el alimento, es posible que no requiera ningún tratamiento. Los síntomas probablemente desaparecerán en poco tiempo. Los antihistamínicos pueden aliviar la molestia. Las cremas balsámicas para la piel pueden brindar algún alivio.

Si se la ha diagnosticado una alergia alimentaria debe aprender a usar epinefrina inyectable. Debe llevarla con usted en todo momento. Si usted presenta cualquier tipo de reacción grave o en todo el cuerpo (incluso urticaria) después de comer el alimento: 

Grupos de apoyo

Los siguientes grupos pueden proveer información sobre las alergias alimentarias:

Expectativas (pronóstico)

La alergia al maní, semillas, y mariscos tienden a durar para toda la vida.

Evitar los alimentos desencadenantes puede ser fácil si el alimento no es común o es fácil de identificar. Al comer fuera de casa, haga preguntas detalladas acerca de la comida que le sirvan. Al comprar comida, lea los ingredientes en el empaque con cuidado.

Posibles complicaciones

La anafilaxia es una reacción alérgica generalizada y grave que es potencialmente mortal. Aunque las personas que sufren del síndrome de alergia oral pueden sufrir una reacción anafiláctica en casos poco frecuentes, deben preguntarle a su médico si necesitan llevar consigo epinefrina inyectable.

Las alergias alimentarias pueden desencadenar o empeorar el asma, el eccema u otros trastornos.

Cuándo contactar a un profesional médico

Pasos a seguir cuando ocurre una reacción alérgica a los alimentos:

Prevención

La lactancia materna puede ayudar a prevenir las alergias. Aparte de esto, no hay una forma conocida de prevenir las alergias alimentarias.

Una creencia y práctica común es retrasar la introducción de alimentos que pueden causar alergias a los bebés hasta que su tracto gastrointestinal haya tenido la oportunidad de madurar. Este momento varía de un alimento a otro como así también de un bebé a otro.

Evitar el maní en la niñez no evita y puede promover el desarrollo de alergia al mismo. Los médicos ahora recomiendan introducir alimentos que contengan maní a los niños, lo que puede prevenir alergia al maní. Hable con el proveedor de su hijo para aprender más.

Una vez que se ha desarrollado una alergia, el hecho de evitar con cuidado el alimento causal generalmente previene problemas posteriores.

Referencias

Bird JA, Jones S, Burks W. Food allergy. In: Rich RR, Fleisher TA, Shearer WT, Schroeder HW, Frew AJ, Weyand CM, eds. Clinical Immunology: Principles and Practice. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 45.

Sicherer SH, Lack G, Jones SM. Food allergy management. In: Burks AW, Holgate ST, O'Hehir RE, et al, eds. Middleton's Allergy: Principles and Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 82.

Togias A, Cooper SF, Acebal ML, et al. Addendum guidelines for the prevention of peanut allergy in the United States: report of the National Institute of Allergy and Infectious Diseases-sponsored expert panel. J Allergy Clin Immunol. 2017;139(1):29-44. PMID: 28065278 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28065278/.


Actualizado: 10/11/2020
Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com